Manifestante de Kentucky es despedido mientras el gobernador condena el ahorcamiento de efigie

Por Zachary Stieber
28 de Mayo de 2020
Actualizado: 28 de Mayo de 2020

Uno de los manifestantes en Kentucky que participó en el ahorcamiento de una efigie del gobernador, Andy Beshear, fue despedido de su trabajo, anunció su empleador, mientras Beshear condenó a los manifestantes como “perversos”.

El empleado anónimo de Neil Huffman Auto Group, fue despedido por ser supuestamente parte del grupo que el domingo pasó por encima de las barreras para ir a la mansión del gobernador cerca del Capitolio del estado de Kentucky.

“Neil Huffman Auto Group no aprueba las amenazas de violencia en ninguna forma, ya sea una llamada a la acción o una amenaza implícita”, dijo Shannon Huffman, la gerente de recursos humanos de la empresa, en un comunicado.

“Tras una investigación interna sobre este asunto, el empleado fue despedido. No hay lugar para el odio o la intolerancia en ninguno de nuestros concesionarios”.

Beshear, un demócrata de primer mandato, dijo en una conferencia de prensa el martes que él y su esposa no se arrepienten de haber trasladado a su familia a tiempo completo a la mansión del gobernador, mientras que describieron a los manifestantes como acosadores.

“Aunque pensaba, y sabía, que los niños de vez en cuando probablemente serían malos con ellos solo por ser su padre, no consideraba que pudieran ser intimidados o molestados por adultos. Y entonces sucedió el domingo”, dijo.

El asesinato de Abraham Lincoln (1809-1865) el 16º presidente de Estados Unidos de América que fue asesinado por John Wilkes Booth. A la derecha de Lincoln están su esposa, Mary Todd Lincoln, el Mayor Rathburn y la Srta. Harris. Publicación original: De una litografía de Kellogg. (Archivo Hulton/Getty Images)

Los manifestantes se reunieron en el porche de la mansión, “a una ventana de distancia” de donde juegan los niños de Beshear, y abuchearon y cantaron, relató el gobernador. Pronto fueron a una zona cercana y colgaron un muñeco con su cara y las palabras “sic semper tyrannis” pegadas al torso. Se dice que John Wilkes Booth, que asesinó al presidente Abraham Lincoln, pronunció la frase que significa “así siempre a los tiranos”.

Llamando a lo que pasó “una celebración del asesinato en nuestro capitolio”, Beshear dijo que el grupo “está tratando de intimidar a todos los demás para hacer lo que quieren que hagamos” pero prometió no ceder al miedo, ser intimidado o “inclinarse ante el terror”.

Varios funcionarios condenaron lo ocurrido, incluyendo al líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.).

“Lo condeno de todo corazón”, dijo el secretario de Estado Republicano, Michael Adams, en un comunicado. “Las palabras de John Wilkes Booth no tienen cabida en el Partido de Lincoln”.

Los líderes demócratas de la Cámara de Kentucky dijeron que llevar a cabo la acción cerca de donde vive la familia del gobernador “es un acto que apesta a odio e intimidación y no hace nada más que socavar nuestro trabajo de liderazgo para combatir esta enfermedad mortal y restaurar nuestra economía de forma segura”.

Los manifestantes se han reunido en las capitales de los Estados de todo el país para protestar por las duras restricciones impuestas para intentar frenar la propagación del virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

Beshear ha permitido que algunos negocios reabran o den de nuevo la bienvenida a los clientes, incluyendo a minoristas y restaurantes.

Los cines, gimnasios, campamentos e instalaciones de cuidado de niños están programados para reabrir el próximo mes. Los bares están programados para permanecer cerrados hasta el 1 de julio.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Si te importan los hispanos, apoya el muro fronterizo

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS