Manifestantes de Florida se reúnen en contra de la sexualización de niños ignorando amenazas de Antifa

Por Jannis Falkenstern
05 de Diciembre de 2022 10:59 AM Actualizado: 05 de Diciembre de 2022 10:59 AM

Una concentración celebrada para crear consciencia sobre el actual activismo que anima a los niños a cuestionar su identidad de género y su orientación sexual se desarrolló pacíficamente el 3 de diciembre, a pesar de los informes sobre las amenazas de Antifa de “ir con furia”.

“Dejen a los niños en paz”, se pudo escuchar gritar al unísono a los asistentes a la concentración mientras eran rodeados de una gran presencia de las fuerzas del orden y de los Proud Boys. El grupo llevó su mensaje de estar en contra de la sexualización de los niños y en contra de alejarlos de sus padres y ayudarlos a seguir tratamientos de transición de género.

Las ramas locales de Padres por la Libertad, Mamás por la Libertad y de Gays contra Groomers organizaron un acto de tres horas de duración. Ellos anunciaron el evento a favor de la paz y unidad “empoderando a otros e informando a padres y ciudadanos”.

Los organizadores de la manifestación dijeron que, aunque ellos agradecían la publicidad nacional para crear conciencia, esto pudo haber disuadido a otros de asistir debido a los comentarios divisivos y amenazantes en las redes sociales.

Los asistentes al rally para proteger a los niños se reúnen en la playa de Ft. Lauderdale, Florida, el 3 de diciembre de 2022. (Jann Falkenstern/The Epoch Times)

El 1 de diciembre, el grupo de Antifa de Miami publicó en su página de Twitter que los organizadores de Protejamos los Niños eran “fascistas” que avanzaban en el “terrorismo estocástico” y distribuyeron volantes que decían: “No podemos permitir que este tipo de fanatismo quede sin control”.

El organizador de Padres por la Libertad, Elon Gerberg, dijo que en anteriores concentraciones se había permitido al grupo utilizar micrófonos, megáfonos y poner música, pero que luego las fuerzas del orden les pidieron que no los utilizaran.

“Lo que fue único en esta [concentración] es que tuvo tanta cobertura nacional que incitó a la contramanifestación”, dijo Gerberg a The Epoch Times. “Pero la eficacia de la manifestación fue exitosa, y lo principal es que se expuso la narrativa”.

Los contramanifestantes se encontraban al otro lado y se hacían oír, a veces lanzando obscenidades desde el otro lado de la carretera de tres carriles, pero por lo demás fueron pacíficos. La mayoría parecía tener entre 18 y 20 años.

The Epoch Times intentó entrevistar a algunos, pero negaron hacer comentarios y pidieron a los periodistas que se marcharan.

Eulalia Jiménez, presidenta del grupo de Mamás por la Libertad, de Miami, dijo que estaba “satisfecha con el resultado de la manifestación”.

“A pesar de la presencia de los opositores y de sus esfuerzos por interrumpir nuestra reunión, nos mantuvimos concentrados y transmitimos nuestro mensaje”, declaró Jiménez a The Epoch Times.

Un grupo que se opone a la manifestación para Proteger a los Niños se reúne para protestar en la playa de Ft. Lauderdale el 3 de diciembre de 2022. (Jann Falkenstern/The Epoch Times)

Anthony Raimondi, miembro de la junta directiva de Gays contra Groomers, declaró a The Epoch Times que intentó “razonar” con los miembros del grupo contrario durante la manifestación. Él fue recibido con gritos y le llamaron “nazi” porque estaban presentes los Proud Boys.

“Intenté mantener una conversación con ellos”, indicó a continuación. “Al final, los extremistas arruinarán cualquier grupo de gente buena”.

El objetivo de la concentración y de la concienciación es “tener conversaciones juntos”.

“No es una cuestión de izquierdas o de derechas”, declaró Raimondi. “No debería existir una cuestión de proteger la inocencia de los niños, y es triste que haya un grupo que quiera salir y causar estragos sin escuchar el porqué”.

Según su opinión, proteger a la comunidad LGBT es importante, ya que el grupo ha sido “secuestrado”, haciendo retroceder el movimiento 30 años.

“Hace años, los gays eran etiquetados como pedófilos, ahora, nosotros hemos retrocedido”, dijo Raimondi en relación a la facción opositora. “Hemos llegado muy lejos para poder casarnos y amar a quien queremos amar”.

También indicó que él y su pareja llevan 13 años juntos y que quieren ampliar su familia y abogar por la protección de la inocencia de los niños.

Anthony Raimondi, miembro de la junta directiva del grupo Gays Contra Groomers se dirige a la multitud en la manifestación de Protejamos a los Niños en la playa de Fort Lauderdale, Florida, el 3 de diciembre de 2022. (Jann Falkenstern/The Epoch Times)

“Siempre hemos dicho que si tuviéramos un hijo o una hija, nunca les impondríamos nuestro estilo de vida”, agregó. “Nosotros dejaríamos que lo eligieran por sí mismos”.

Jiménez, cuya hija de 30 años es gay, se mostró de acuerdo y dijo que los niños “se darían cuenta de las cosas por sí mismos” y que no necesitaban el estímulo de una u otra parte.

“Esto es sobre la paz”, indicó Jiménez al referirse a la manifestación. “Se trata de unir y empoderar a los demás e informar a los padres y a los ciudadanos”.

La concentración también da a la gente el valor de denunciar las “atrocidades contra los niños” cuando se ve que personas con ideas afines se unen pacíficamente, dijo Gerberg.

“Hay personas que tienen miedo de denunciar las atrocidades en sus propias comunidades”, agregó. “Pero estamos viendo que al exponerlo a escala nacional es como si más gente hablara porque dice que no estoy solo”.

La narrativa de su oposición se va “deshaciendo” cuando diversos grupos se unen por una causa común, dijo Gerberg.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.