El PCCh atacaría infraestructura crítica de EE.UU. en caso de un ataque a Taiwán, según legisladores

Beijing cree que el pánico social a gran escala "aplastará la voluntad estadounidense" de defender a Taiwán, dice el director del CISA

Por Eva Fu y Frank Fang
01 de Febrero de 2024 3:50 PM Actualizado: 01 de Febrero de 2024 3:59 PM

WASHINGTON-El régimen comunista chino probablemente paralizará las infraestructuras críticas estadounidenses como parte de su ataque militar contra Taiwán para hacer tambalear la determinación de Washington de defender la isla autogobernada, según un funcionario de ciberseguridad del gobierno y legisladores.

“En los últimos años, nuestras agencias de inteligencia y ciberseguridad han descubierto que el PCCh ha pirateado infraestructuras críticas estadounidenses con el único propósito de inutilizarlas y destruirlas en caso de conflicto, por ejemplo, en torno a Taiwán”, declaró el representante Mike Gallagher ( R-Wis.), presidente del Comité Selecto de la Cámara de Representantes sobre el Partido Comunista Chino (PCCh), durante una audiencia en el Congreso el 31 de enero.

“Esto es el equivalente ciberespacial de colocar bombas en puentes, instalaciones de tratamiento de aguas y centrales eléctricas estadounidenses”, añadió Gallagher.

“El único propósito es estar preparados para destruir la infraestructura estadounidense, lo que inevitablemente provocaría caos, confusión y potencialmente víctimas masivas”.

La guerra cibernética de China -que incluye espionaje, piratería informática y ataques disruptivos contra sistemas críticos- amenaza la seguridad nacional y económica de Estados Unidos. A principios del año pasado, el director del FBI, Christopher Wray, afirmó que los hackers chinos superaban en número a los especialistas cibernéticos estadounidenses en una proporción de 50 a 1.

Durante la audiencia del miércoles, Wray explicó a los legisladores de la Cámara de Representantes que una operación interinstitucional había desmantelado “Volt Typhoon“, un importante grupo de piratas informáticos patrocinado por el Estado y con sede en China, que comenzó a atacar una amplia gama de redes de infraestructuras críticas de Estados Unidos en 2021. Según el Departamento de Justicia, los hackers chinos aprovecharon routers privados inseguros -la mayoría de ellos fabricados por Cisco y NetGear- infectándolos con el malware “KV Botnet” para atacar organizaciones de infraestructura crítica en los Estados Unidos.

“Los hackers chinos se están posicionando en las infraestructuras estadounidenses preparándose para sembrar el caos y causar daños reales a los ciudadanos y comunidades estadounidenses, siempre y cuando China decida que ha llegado el momento de atacar”, declaró Wray.

Aplastar la voluntad estadounidense

El PCCh reclama Taiwán como parte de su territorio, aunque nunca ha gobernado la isla.

El mes pasado, Gallagher explicó en una entrevista radiofónica que la toma de Taiwán por parte de China “conmocionaría la economía mundial”, dado que la industria de semiconductores de Taiwán caería en manos chinas, y Estados Unidos tendría dificultades para cumplir sus compromisos contraídos en tratados de defensa con países como Japón y Filipinas.

“Me preocupa que China se esté posicionando de antemano en infraestructuras críticas estadounidenses, no solo con fines de espionaje, sino también de sabotaje, y no solo apuntando a infraestructuras militares, sino también civiles”, declaró a The Epoch Times el representante Ritchie Torres ( D-N.Y.), miembro del comité selecto.

“Y lo que ocurre en el estrecho de Taiwán puede no quedarse en el estrecho de Taiwán; puede golpear aquí, en Estados Unidos”, dijo Torres.

“Creo que tenemos que enviar un mensaje claro de que cualquiera que ataque las infraestructuras críticas de Estados Unidos pagará un precio”.

Jean Easterly, directora de la Agencia de Ciberseguridad y Seguridad de las Infraestructuras (CISA), dijo a los legisladores de la Cámara que China tiene una doctrina militar sobre la inducción del pánico social en sus adversarios. Como resultado, dijo que Beijing podría vislumbrar lo que podría suceder en suelo estadounidense tras el ataque de ransomware de 2021 a Colonial Pipeline.

“Imagínate eso a escala masiva. Imagina no un oleoducto, sino muchos oleoductos interrumpidos, las telecomunicaciones caídas de modo que la gente no puede usar sus teléfonos móviles. La gente empieza a enfermar por el agua contaminada. Los trenes descarrilan. Los sistemas de control del tráfico aéreo y portuario funcionan mal”, explicó Easterly. “Se trata de una situación en la que todo está en todas partes, todo a la vez.

“Y es un escenario en el que el gobierno chino cree que probablemente aplastará la voluntad estadounidense de que EE.UU. defienda a Taiwán en caso de un conflicto importante allí”, añadió.

El 31 de enero, el CISA y el FBI publicaron un nuevo documento Secure By Design dirigido a los fabricantes de routers utilizados por usuarios SOHO (small office home office). Las agencias, que hacían referencia al grupo chino Volt Typhoon, pedían a los fabricantes de routers que siguieran sus recomendaciones de configuración por defecto y eliminaran los defectos explotables en sus productos.

“Creemos que si hay un ataque a Taiwán, nos van a golpear porque esperan que acudamos en ayuda de Taiwán; quieren frenarnos”, declaró a The Epoch Times otro miembro del comité selecto, el representante Carlos A. Giménez ( R-Fla.).

Estados Unidos y Taiwán no son actualmente aliados formales, y Washington mantiene desde hace tiempo una política de “ambigüedad estratégica”, lo que significa que Estados Unidos es deliberadamente impreciso sobre si acudiría en defensa de Taiwán.

Interferencia electoral

Durante la audiencia, Wray expresó su escepticismo cuando un legislador de la Cámara de Representantes le preguntó sobre una supuesta promesa hecha por el ministro de Asuntos Exteriores del PCCh, Wang Yi, al asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, asegurando que China no interferiría en las elecciones de 2024.

“China ha prometido muchas cosas a lo largo de los años. Así que supongo que lo creeré cuando lo vea”, dijo Wray.

En diciembre del año pasado, una evaluación desclasificada publicada por el Director de Inteligencia Nacional (DNI, por sus siglas en inglés) reveló que China intentó inmiscuirse en las elecciones estadounidenses de mitad de mandato de 2022 para perjudicar a ciertos candidatos que defendían posturas políticas duras con China.

El informe consideraba que el régimen chino estaba “más dispuesto a llevar a cabo actividades de influencia electoral que en ciclos anteriores”, en parte porque no temía las represalias de la administración Biden.

El general Paul Nakasone, comandante del Mando Cibernético de Estados Unidos, dijo a los legisladores de la Cámara de Representantes que tiene “mucha confianza” en que su agencia será capaz de “ofrecer unas elecciones seguras” en noviembre.

La aplicación china TikTok, propiedad de ByteDance, con sede en Pekín, ha suscitado numerosas preocupaciones en materia de privacidad y seguridad. Durante la audiencia, Wray dijo que ByteDance “está efectivamente en deuda” con el PCCh.

Cuando se le preguntó si TikTok podría cambiar su feed para “favorecer a un candidato u otro” en las próximas elecciones presidenciales, Wray dijo: “Eso sería algo que se les permitiría hacer” en virtud de la legislación china.

El control de Beijing sobre la aplicación es preocupante, dijo el representante Seth Moulton (D-Mass.), miembro del comité selecto.

“Nos preocupan los ataques a la infraestructura electoral, pero confío en que el Gobierno federal esté haciendo lo necesario para garantizar la seguridad de la propia infraestructura electoral”, declaró a The Epoch Times.

“Pero sobre lo que no tenemos control es sobre las redes sociales que podrían estar controladas por el Partido Comunista Chino”.

El representante Robert Wittman (R-Va.), otro miembro del comité selecto, dijo que le preocupan las amenazas chinas a los intereses estadounidenses. “Ya se trate de nuestras elecciones o de nuestras infraestructuras, creo que la amenaza es real”, declaró a The Epoch Times.

“Creo que tenemos que esforzarnos al máximo para asegurarnos que contrarrestamos esa amenaza. También quiero asegurarme de que no solo jugamos a la defensiva, sino que tenemos un fuerte ataque. Y, es decir, China tiene que entender que si ataca nuestros sistemas, si ataca la integridad de nuestro sistema electoral, habrá una respuesta de un orden de magnitud por parte de Estados Unidos”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.