Marido construye carrito especial para pasear con su esposa con esclerosis múltiple todos los días

Una pareja que celebra su "compromiso continuo" en cada momento de su vida
Por Louise Chambers
22 de Junio de 2022 12:47 PM Actualizado: 22 de Junio de 2022 12:47 PM

Una pareja que siempre había disfrutado de largos paseos juntos quedó desolada cuando a la mujer le diagnosticaron esclerosis múltiple. Caminar se hizo más difícil, pero el marido estaba decidido; construyó un rickshaw, que le permitía tirar de su mujer en sus rutas de paseo favoritas y mantener vivo su pasatiempo compartido.

Rick Dorothy, de 64 años, y Jan Dorothy, de 57, nativos de Michigan, llevan 27 años casados y aprecian sus largos paseos juntos. Durante esos breves momentos de “tiempo a solas” compartían sus penas, hablaban de lo que les hacía felices y planeaban viajes juntos para aliviar el estrés de la vida.

Una ruta circular de 3 kilómetros junto a un lago cercano a su casa de Michigan se convirtió en su paseo favorito.

(Cortesía de Rick Dorothy)


(Cortesía de Rick Dorothy)

Sin embargo, todo cambió cuando a Jan le diagnosticaron esclerosis múltiple (EM) en 2006.

Rick dijo que a Jan le costaba dar un paso con la pierna derecha levantada al caminar, y la arrastraba. “Lo descubrimos en nuestros paseos”, dijo a The Epoch Times. “Pensé que tal vez solo estaba fuera de forma porque no hacía muchas caminatas antes de que nos juntáramos”.

Pero después de un paseo con amigos, que eran más pesados, Rick y Jan supieron que algo iba terriblemente mal. Pidieron cita con un médico y a Jan le diagnosticaron esclerosis múltiple.

La pareja empezó a hacer todo lo posible para intentar frenar la progresión de la enfermedad. Rick ayudó a su mujer con ejercicios diarios y aprendió a ponerle inyecciones semanales, que ayudaban pero la hacían sentir como si tuviera una gripe. Aun así, siguieron caminando.

“Jan no ha llorado nunca, ni una sola vez; nunca ha sentido lástima de sí misma”, dijo Rick. “Yo he llorado, pero ella es una chica fuerte”.

(Cortesía de Rick Dorothy)

Rick no recuerda exactamente de dónde surgió la idea del rickshaw, un carrito ligero de dos ruedas que se desplaza con tracción humana: “¿De una película?”, especuló. Pero la idea se convirtió en una broma familiar.

“Me llamo Rick, así que dije: ‘¡Quizá debería hacerte un rickshaw y llevarte de un lado a otro! Todo el mundo se rió, pero yo me puse un poco más serio porque me encanta inventar cosas”, dijo.

El atento marido tenía la mayoría de las piezas que necesitaba, y la construcción le llevó un par de semanas. Debía tirar del rickshaw con un cinturón alrededor de la cintura; Jan probó asientos de madera contrachapada durante la construcción para ayudar a su marido a encontrar el punto de equilibrio perfecto.

(Cortesía de Rick Dorothy)

Rick trató de hacer que el rickshaw de 25 libras fuera “estéticamente agradable” y montó grandes neumáticos para que el viaje de Jan fuera lo más suave posible. Durante su prueba, un recorrido por su camino de entrada de 500 pies, Jan exclamó: “¡Oh, esto no está tan mal!”.

La verdadera prueba para el rickshaw, dijo Rick, será llevarlo a una ruta favorita de la familia a lo largo de una antigua vía férrea cerca de su casa, donde pueden buscar setas y disfrutar de las flores autóctonas y la vida silvestre. La primera vez que recorrieron esta ruta fue el Día de la Madre, y se convirtió en una tradición anual.

“Creo que significa mucho para todos nosotros”, dijo Rick, explicando que desde que comenzó COVID solo ha salido de casa para comer y acudir a las citas con el médico, ya que Jan está inmunodeprimida. En 2022, la familia se siente más segura.

(Cortesía de Rick Dorothy)

Rick, ya jubilado, ha tenido varios trabajos, como la construcción, la carpintería y la construcción de barcos. Aunque no está preparado para hacer réplicas de rickshaws para otros, está más que feliz de compartir sus consejos y trucos en las redes sociales.

“Grabé un vídeo y mostré a la gente cómo se pueden desmontar las partes del rickshaw, ponerlo en tu coche, y luego, cuando llegas al lugar por el que vas a pasear, simplemente lo sacas, le pones unos cuantos pasadores y ya está todo montado”, dijo Rick. “Estoy muy, muy dispuesto a ayudar a la gente en todo lo que pueda si quieren hacerlo”.

Rick y Jan construyeron tres casas juntos mientras Jan pudo. Desde su diagnóstico, Rick ha terminado de construir una casa de una planta especialmente adaptada a las normas de la ADA (Ley de Estadounidenses con Discapacidades), que incluye barras de sujeción en el baño, una ducha a ras de suelo, armarios accesibles y un dormitorio en la planta baja “para el futuro, si es necesario”.

Jan tiene una impresionante vista de 70 acres desde su ventana, con visitas nocturnas de ciervos y fauna salvaje en abundancia.

(Cortesía de Rick Dorothy)

La tierra de la familia es especial; después de casarse, Rick y Jan compraron la parcela de 70 acres que incluía un árbol especial.

“Cuando nos juntamos por primera vez, llevé a Jan de excursión”, recuerda Rick. “Fuimos a dar un paseo por el bosque. Decidí profesar nuestro amor al mundo tallando un corazón [en el tronco de un árbol] con nuestras iniciales dentro. Más tarde nos casamos, tuvimos hijos y compramos los 70 acres donde estaba ese árbol”.

La pareja se sentaba a menudo bajo sus ramas para reflexionar sobre la vida. Años después, una gran tormenta hizo volar el árbol. “Nos sentimos como si hubiéramos perdido a un miembro de la familia”, dice Rick, y añade que más tarde cortó parte del árbol con una motosierra para hacer un hermoso recuerdo de su amor. La estantería decorativa hecha con ese árbol ocupa ahora un lugar especial en sus aniversarios y en las celebraciones de su “compromiso continuo”.

“Desde entonces, salí a tallar nuestras iniciales en otro haya, ¡solo por si acaso!”, dijo.

(Cortesía de Rick Dorothy)

La esclerosis múltiple de Jan ha pasado de ser “recurrente remitente”, en la que los pacientes sufren ataques periódicos seguidos de una lenta recuperación, a ser “secundaria progresiva”, en la que el cambio es constante. Algunas personas progresan muy rápidamente, dice Rick, pero hasta ahora, el progreso de Jan ha sido lento.

La actitud positiva de la pareja los ha mantenido centrados en las cosas que pueden hacer; Jan sigue haciendo sus ejercicios diarios, todavía puede fregar los platos y realizar algunas tareas domésticas, hacer las camas y caminar con la ayuda de un andador. Tiene problemas para deglutir, y Rick tiene que realizar la maniobra de Heimlich si alguna vez se atraganta.

“La mayoría de los días son buenos”, dice, “pero hay algunos días en los que da un poco de miedo y los superamos juntos”.

Describiendo a Jan como dulce y buena, y “una persona fácil de querer”, Rick la elogió: “Nunca ha dicho: ‘¿Por qué a mí? Es una persona bastante religiosa. Creo que tiene mucha fe en que todo saldrá lo mejor posible”.

“Me encanta que nunca se compadezca de sí misma. Me encanta que siempre sea dulce. Es una buena persona. Ojalá yo fuera tan bueno”.

Si Jan pierde por completo la capacidad de caminar, Rick confía en que lo superarán. “Si no puedes caminar, no significa que no puedas seguir disfrutando de la vida”, razona. “Todavía hay mucho que ver”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.