Más de 3000 chilenos siguen atrapados en el extranjero por falta de vuelos

Por EFE
26 de Marzo de 2020 Actualizado: 26 de Marzo de 2020

Más de 11.000 chilenos que se encontraban en el extranjero han sido repatriados a causa de la emergencia provocada en los últimos días por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), comúnmente conocido como nuevo coronavirus, aunque todavía hay más de 3.000 que no han podido retornar, dijo este jueves el ministro de Relaciones Exteriores, Teodoro Ribera.

“La situación actual es que tenemos alrededor de 3.000 o 4.000 que no hemos logrado todavía su retorno a Chile a pesar de los esfuerzos realizados (…) porque las líneas aéreas no viajan o bien los países han cerrado sus fronteras aéreas o terrestres”, explicó el canciller.

Chile se encuentra desde la semana pasada en estado de excepción por catástrofe debido a la crisis provocada por la pandemia del virus del PCCh, con las fronteras cerradas a los extranjeros desde hace más de una semana y con más de 1.300 contagiados.

La mayoría de los repatriados volaron en operaciones coordinadas entre cancillería y las tres aerolíneas nacionales -Latam, JetSMART y SKY Airlines- que se encargaron de traer a quienes querían retornar independientemente de si tenían o no billete.

Sin embargo, y según informó el canciller, el problema radica en quienes volaron con compañías extranjeras, como los cientos de pasajeros que se encuentran varados en países como República Dominicana, Perú o Cuba, desde donde llegaron mensajes de auxilio a las autoridades a través de redes sociales.

Atrapados en el extranjero

Carolina Cox y Nicolás Canales, dos jóvenes que viajaron a Cuba por motivos académicos, pretendían volver a Chile a finales de marzo haciendo escala en Panamá, pero para cuando trataron de volar, el país centroamericano había cerrado sus fronteras.

“La embajada no nos dio ninguna solución, nos dieron 25.000 pesos para un mes (alrededor de 30 dólares), nosotros solo queríamos que gestionaran un vuelo con la aerolínea”, afirmó la afectada que se encuentra por orden de las autoridades cubanas confinada en un hotel que se tiene costear de su bolsillo.

“Estamos en una situación en la que ni la aerolínea ni el Gobierno de Chile se están haciendo cargo de los cientos de chilenos que estamos en Cuba”, denunció Nicolás.

El canciller sostuvo que “no aceptará que estas aerolíneas dejen botados a los chilenos en el extranjero” y ha explicado que se está negociando con ellas, como en el caso de Aeroméxico, que permitió la repatriación de los chilenos que estaban en Ciudad de México.

La situación que más preocupa a Cancillería es la de los nacionales que se encuentran en Asia y Oceanía -Tailandia e Indonesia principalmente-, a quienes se están gestionando visados humanitarios para poder ser trasladados hasta Sydney, desde donde la aerolínea Latam mantiene abierta una ruta con destino Chile.

No se dispondrá de recursos estatales

Por el momento Ribera ha descartado la posibilidad que se barajaba hasta ahora de utilizar aviones de las Fuerzas Aéreas de Chile (FACH) para ayudar a repatriar a los chilenos puesto que las aeronaves están siendo utilizadas para trasladar personal médico, medicamentos e instrumental para afrontar la crisis sanitaria.

“En estos momentos no podemos dejar de cubrir la necesidad de salud locales y no podemos destinar aviones de la FACH cuando están siendo destinados a ir a China para traer insumos (médicos)”, sentenció.

Ribera añadió que usar el avión para repatriaciones implicaría poner en cuarentena después de la operación a las tres tripulaciones que se necesitan para realizar el viaje de rescate a Asia.

Chile, que registró su primer caso de contagio del virus del PCCh el pasado 3 de marzo, ha decretado cuarentena total en los siete barrios con más contagiados de la Región Metropolitana -la que alberga la capital-, y dos localidades, aunque cada vez son más voces las que exigen que sea una medida estatal como la de los países vecinos Argentina, Bolivia, Colombia o Perú.

Esta medida se suma al aislamiento decretado en la Isla de Pascua y en la ciudad de Chillán, donde se ha establecido un cordón sanitario además del cierre de todos los centros educativos y comercios que no sean esenciales.

TE RECOMENDAMOS