Más de 7000 miembros del Partido Comunista en Tencent revelan lazos estrechos con Beijing

Por GU QING-ER
28 de Agosto de 2020
Actualizado: 28 de Agosto de 2020

Más de 7700 empleados del gigante tecnológico chino, Tencent, son miembros de una organización del Partido Comunista Chino (PCCh) que está incorporada en la empresa, según una lista interna de nombres obtenida por The Epoch Times.

Las empresas que operan en China están obligadas por ley a establecer unidades del Partido Comunista dentro de sus oficinas para asegurar que sus actividades comerciales y empleados se adhieran a las políticas del Partido.

Los líderes de la organización del Partido son todos los altos ejecutivos de la empresa, que han establecido pequeñas subunidades del Partido dentro de los muchos departamentos que tiene, de acuerdo con el conjunto de documentos que The Epoch Times obtuvo de una fuente confiable.

La lista está incompleta, por lo que no está claro exactamente cuántos miembros del Partido o miembros del comité están entre los 54,600 empleados de la empresa.

La gran magnitud del comité del Partido Comunista de Tencent revela los estrechos lazos de la compañía con el régimen comunista.

A principios de agosto, el presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva que prohibía las transacciones de Estados Unidos con Tencent, en relación con su popular aplicación WeChat, citando los riesgos de que la aplicación pudiera permitir al PCCh acceder a los datos de los usuarios de Estados Unidos. Los expertos en seguridad cibernética también advirtieron que las aplicaciones chinas tienen el potencial de absorber grandes cantidades de datos personales que podrían ser explotados por Beijing.

De hecho, la empresa tiene un largo historial de apoyo al mecanismo de vigilancia del régimen chino. Muchos disidentes en China han sido detenidos y apresados por publicar en WeChat y otras aplicaciones desarrolladas por Tencent, porque las autoridades consideraron que los posteos eran demasiado sensibles desde el punto de vista político.

Tencent se mantiene fiel a la línea del Partido

Tencent fue fundada en 1998 en la ciudad de Shenzhen, en el sur de China y es propietaria de una gran cartera de productos y servicios relacionados con Internet, incluyendo las populares aplicaciones WeChat y QQ.

La empresa Tencent creó su primera organización del Partido Comunista en 2005. El medio de comunicación chino Nanfang Daily citó al jefe del grupo en 2018, diciendo que Tencent había establecido 226 organizaciones del Partido con un total de 10,962 miembros. “El objetivo de nuestro trabajo es asegurar que donde se desarrolle el negocio, la organización del Partido y el trabajo del Partido tendrán un seguimiento”, dijo el líder del grupo, que no fue nombrado.

En 2017, Tencent tenía alrededor de 7000 miembros del Partido, que representaban el 23 por ciento de sus empleados, informó el portal de noticias chino Sina.

En un documento de 19 páginas que obtuvo The Epoch Times, la compañía enumeró 7723 miembros de la organización del Partido. Pero la lista no tenía los nombres del director ejecutivo Ma Huateng y otros ejecutivos que son abiertamente conocidos como miembros del Partido, lo que significa que esta lista está incompleta.

De acuerdo con el documento, la compañía tiene sucursales más pequeñas del Partido Comunista establecidas con sus muchos departamentos, que abarcan las operaciones de redes sociales y aplicaciones de sus propiedades, productos en la nube, laboratorios de inteligencia artificial, mercadeo, división de inversiones y la oficina del presidente.

Ciertos departamentos tienen subdivisiones dentro de sus sucursales del Partido. Por ejemplo, el grupo de medios en línea de Tencent tiene ocho sucursales, mientras que los departamentos de redes sociales, plataforma de datos y pago de WeChat de la compañía tienen tres sucursales cada uno.

Otras sucursales del Partido son para las oficinas regionales de la compañía, como Hangzhou, Beijing, Shenzhen, Tianjin, Chengdu, Wuhan, Hefei, y Xi’an.

La lealtad al PCCh comienza en la parte superior. El fundador y director general de Tencent, Ma Huateng, ha expresado al público su apoyo a Beijing en varias ocasiones. A principios de junio de 2018, una foto de Ma con un uniforme de la época de la guerra civil china y una gorra octogonal durante una visita a la ciudad de Yan’an —conocida como la base del Partido Comunista durante el conflicto entre el Partido Comunista y el Partido Nacionalista— circuló ampliamente por Internet.

El comité del PCCh de Tencent, que supervisa todas las organizaciones del Partido de la compañía, está compuesto por 11 miembros, según informes anteriores de los medios de comunicación estatales. El secretario del Partido de Tencent, Guo Kaitian, es también el vicepresidente senior de la compañía y supervisa los asuntos legales, la administración y la gestión de la seguridad de la empresa. Los tres secretarios adjuntos del Partido son vicepresidentes y gerentes generales a cargo de los principales negocios de la empresa, como la gestión de la seguridad de la información, los medios de comunicación en línea y los asuntos gubernamentales.

Tencent no ha respondido a la solicitud de comentarios.

Tencent monitorea a los empleados

Tencent ha publicitado abiertamente su entusiasmo por el avance de los objetivos del PCCh.

Su propia organización del Partido fundó la primera revista del Partido Comunista entre las empresas de Internet de China, llamada “Tengxiang”, en 2005.

En 2016, el comité del Partido Comunista de Tencent fue reconocido por Beijing como la única “organización de base avanzada del Partido” entre las empresas de Internet de China.

La compañía también creó un sitio web comunitario, la plataforma WeChat, y un centro de servicios para sus miembros del Partido.

The Epoch Times también obtuvo un documento de la empresa estatal China Unicom, que revela cómo Tencent ayudó a desarrollar una aplicación para la “Construcción del Partido” entre los miembros del PCCh. El concepto normalmente implica el estudio de las teorías del Partido Comunista y la creación de reglas en línea con la doctrina del Partido.

El documento, titulado “Internet + Solución inteligente para la construcción del Partido”, se originó en la oficina de China Unicom en la ciudad de Nanyang, provincia de Henan.

De acuerdo con el documento, esta aplicación de “Construcción del Partido” es utilizada por diferentes compañías. Entre las funciones de la aplicación está la capacidad de buscar, monitorear y rastrear el comportamiento de un miembro o grupo del Partido Comunista, dijo, aunque no explicó exactamente cómo funciona esa capacidad.

Papel de Tencent en la vigilancia y el encarcelamiento de disidentes

Tencent también ha desempeñado un papel en la detención y encarcelamiento de disidentes y blogueros chinos que utilizan las aplicaciones de la empresa, especialmente su más popular, WeChat.

El hacker holandés Victor Gevers descubrió que “el contenido de millones de conversaciones sobre las aplicaciones de Tencent entre los usuarios de los cibercafés se está transmitiendo, junto con las identidades de los usuarios, a las comisarías de policía de toda China”, y que los organismos de seguridad de China estaban utilizando los datos de las aplicaciones de Tencent “para erradicar actividades religiosas no autorizadas”, documentó la revista The Diplomat el 2 de marzo de 2019.

En un ejemplo muy conocido, el médico denunciante de Wuhan, Li Wenliang, publicó por primera vez acerca de una misteriosa neumonía que se propagaba en la ciudad en un grupo de chat privado de WeChat. Fue la primera vez que se publicó información sobre el virus del PCCh (nuevo coronavirus).

Después de que su mensaje se hiciera viral, Li fue invitado a visitar la estación de policía local. Después del interrogatorio policial, fue liberado bajo la condición de que prometiera no difundir más “rumores”.

Muchos ciudadanos chinos que se han manifestado en contra o han criticado al régimen chino a través de WeChat han sido arrestados y detenidos.

En mayo, un grupo de seguidores de Falun Dafa que formaban parte de un mismo grupo de WeChat fueron arrestados al mismo tiempo. El grupo espiritual Falun Dafa, también conocido como Falun Gong,  ha sido severamente perseguido por el régimen chino desde julio de 1999, con cientos de miles de personas arrestadas, detenidas y torturadas desde entonces. La información sobre Falun Dafa está censurada en China.

Más de 300 personas del grupo de chat fueron secuestradas y sus casas fueron saqueadas por la policía, según un informe del 30 de julio de Minghui.org, un sitio web con sede en Estados Unidos que proporciona actualizaciones de primera mano sobre la persecución a Falun Dafa en China.

El fundador del grupo de chat fue detenido durante más de dos meses. Es raro que un grupo grande de personas del mismo grupo de chat sea arrestado simultáneamente en todo el país, señaló el informe.

Minghui.org también informó el 15 de julio que a principios de enero de 2019, se dictó una “sentencia criminal” contra Wang Bin, un practicante de Falun Dafa. El Tribunal de Distrito de Pengjiang de la ciudad de Jiangmen, en la provincia de Guangdong, declaró que Wang fue condenado a ocho años de prisión y a una multa de 30,000 yuanes (cerca 4300 dólares) por “difundir información” sobre Falun Dafa a través de su cuenta de WeChat y de los chats del grupo en la plataforma.

El 14 de julio, la policía detuvo y saqueó la casa de otro practicante de Falun Dafa, Guo Zhenjia, en el condado de Suning, provincia de Hebei. Se le acusó de hablar de Falun Dafa en WeChat.

El New York Times informó en abril que Beijing había arrestado a cinco exempleados de la empresa de telecomunicaciones Huawei, después de que ellos se unieran a un grupo de charla en WeChat y comentaran de cómo la empresa eludía las sanciones de Estados Unidos y vendía equipos a Irán. En una acción legal de Estados Unidos en curso, los fiscales alegan que Huawei y su director financiero violaron las sanciones contra Irán.

En agosto de 2019, Bao Yan, esposa de Li Huaiqing, dueño de un negocio, emitió una carta abierta revelando que su marido había sido arrestado por la policía por hablar de la historia violenta del Ejército del Partido Comunista en WeChat. Li fue acusado de “incitar a la subversión del poder del Estado” y las autoridades confiscaron activos de la empresa por un valor de más de 100 millones de yuanes, unos 14.6 millones de dólares.

En septiembre de 2017, Liu Pengfei, creador de un grupo de WeChat, también fue arrestado por la policía de Beijing. El grupo discutió noticias políticas actuales y temas sociales. En abril de 2019, fue condenado a dos años y medio de prisión bajo la acusación de “buscar peleas y provocar problemas”, un cargo impreciso que se utiliza a menudo para detener a los disidentes en China.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

El PCCh prefiere que Trump no gane un segundo mandato

TE RECOMENDAMOS