Más de la mitad de los 10 países más afectados por el virus del PCCh usan vacunas fabricadas en China

Por Frank Yue
18 de Junio de 2021
Actualizado: 18 de Junio de 2021

Los datos muestran que más de la mitad de los 10 países más afectados por el virus del PCCh en el mundo han utilizado vacunas chinas.

Our World in Data, una base de datos en línea creada por la Universidad británica de Oxford, ofrece datos sobre el número de infecciones diarias por cada millón de habitantes.

A fecha del 16 de junio, los 10 países más afectados y sus correspondientes cifras eran Seychelles (1690), Uruguay (827), Mongolia (729), Colombia (551), Maldivas (508), Bahrein (506), Argentina (506), Surinam (437), Kuwait (365) y Chile (342).

En Seychelles, el 57 por ciento de sus vacunas son del fabricante chino Sinopharm para el grupo de edad de 18 a 60 años, y el otro 43 por ciento se administra a los mayores de 60 años con vacunas de AstraZeneca, según el New York Times.

En Uruguay, en Sudamérica, los ciudadanos habían recibido unos 2.74 millones de dosis hasta el 29 de mayo. Entre ellos, el 80 por ciento de las vacunas eran productos de Sinovac, informó China News Service.

En Bahrein, una nación insular de Oriente Medio, casi un millón de personas han recibido sus primeras vacunas, lo que representa el 56.3 por ciento de la población total del país, mientras que el 47 por ciento ha completado dos dosis. Entre ellos, la cobertura de las vacunas de Sinopharm superó el 60 por ciento del total de la localidad, según BackChina.com.

También en Sudamérica, Argentina recibió 4 millones de dosis de vacunas Sinopharm, según un informe de Tencent. Además, el 76.6 por ciento de las vacunas de Colombia provinieron de la empresa china Sinovac, informó NetEase. En Chile, hasta el 16 de mayo, el número total de vacunas del país era de 16.57 millones, de las cuales más del 80 por ciento eran productos de Sinovac, según la agencia de noticias Xinhua.

Mongolia, vecino del norte de China, recibió 4.3 millones de dosis de vacunas de Sinopharm, informó The New York Times.

Cuestionan la eficacia de las vacunas fabricadas en China

También se ha cuestionado la eficacia de la protección de las vacunas en China continental.

Desde que se aprobaron las vacunas de fabricación nacional en China el 30 de diciembre de 2020, se ha cuestionado durante mucho tiempo su eficacia, en parte debido al poco transparente proceso de desarrollo. Peor aún, las autoridades del Partido Comunista Chino (PCCh) se han mostrado reacias a publicar informes sobre reacciones adversas a las mismas.

Tao Lina, especialista en vacunas con sede en Shanghai, comentó en Weibo, una plataforma similar a Twitter, los 73 posibles efectos secundarios de las vacunas de Sinopharm: “[Esta] vacuna se ha convertido con éxito en la menos segura del mundo”.

Esta publicación fue eliminada desde entonces por los censores.

Aunque el régimen del PCCh no publicó ningún informe de muertes después de recibir las vacunas nacionales, Hong Kong anunció 14 casos de muerte, de entre 55 y 80 años, después de recibir la misma, que se produjeron en el plazo de un mes desde el 28 de febrero.

El Dr. Li Longteng, decano del Hospital General de Taipei Renji, dijo en una entrevista a The Epoch Times que la importación de vacunas fabricadas en China a Taiwán es esencialmente un “asunto falso” porque tanto las vacunas de Sinopharm como las de Sinovac son las que están inactivas.

“Su seguridad no es muy buena. Tampoco lo es su eficacia”, añadió.

Señaló que incluso el líder norcoreano Kim Jong-un prohibió el uso de medicamentos chinos, incluidas las vacunas fabricadas en China contra COVID-19, en los principales hospitales de su capital, Pyongyang, después de que un alto funcionario del régimen muriera en mayo tras tomar un medicamento producido en China.

Con información de Wu Minzhou.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS