Mayor distrito escolar de Arizona ayuda a los niños a ocultar a los padres su cambio de género, según demanda

Por Katabella Roberts
28 de Noviembre de 2023 5:30 PM Actualizado: 28 de Noviembre de 2023 5:30 PM

Un miembro del consejo escolar ha presentado una demanda contra el mayor distrito escolar de Arizona alegando que los funcionarios han alentado activamente y ayudado a los niños a “transición” fuera de su sexo biológico y han mantenido la información “oculta” a los padres a petición de los estudiantes.

La demanda fue presentada en la Corte Superior del Condado de Maricopa el 20 de noviembre por America First Legal (AFL) en nombre de Rachel Walden, que ha sido miembro de la junta de gobierno de las Escuelas Públicas de Mesa (MPS) desde enero de 2023.

Según la demanda, que busca “restaurar la rendición de cuentas en las Escuelas Públicas de Mesa y garantizar que se respeten los derechos de los padres y se proteja a los estudiantes”, MPS es el distrito escolar público más grande de Arizona, que atiende a aproximadamente 55,000 estudiantes en 78 escuelas.

Desde al menos agosto de 2015, MPS ha mantenido una política de ayudar a los estudiantes que quieren hacer la transición a “representarse a sí mismos como teniendo un género diferente de su sexo biológico”, sin notificar a los padres del niño si el niño pidió que no se les informara, dice la demanda.

Las directrices sobre transexualidad, tituladas ” Directrices para el apoyo a los estudiantes transexuales y no conformes con el género”, nunca fueron adoptadas legalmente por el consejo escolar y violan la Constitución de EE.UU., así como la ley estatal sobre los derechos de los padres, afirma la demanda.

La ley estatal solo permite al consejo de administración de un distrito escolar adoptar “políticas y procedimientos para gobernar las escuelas”, señala la demanda.

“Este caso implica una situación asombrosa que antaño habría sido impensable: una política del distrito escolar para ayudar y animar a los estudiantes que quieren representarse a sí mismos con un género diferente de su sexo biológico, y que prohíbe la notificación a los padres”, comienza la demanda.

La política viola directamente múltiples estatutos, incluida la ley de declaración de derechos de los padres de Arizona, que establece que los padres tienen derecho a dirigir la crianza, educación y atención sanitaria de sus hijos, según la demanda.

Falta de respeto a los principios democráticos

“La política también viola muchos otros estatutos, como el requisito de que ‘los padres serán notificados con antelación de … cualquier instrucción … o presentaciones relativas a la sexualidad’, y el requisito de que los padres den su consentimiento antes de cualquier ‘examen de salud mental en un entorno no clínico o tratamiento de salud mental en un menor'”, afirma la demanda.

“Peor aún, en una descarada falta de respeto por los principios democráticos, MPS mantiene esta política de no notificación a los padres y facilitación de la transición de sexo a pesar de que la Junta de Gobierno electa de MPS, la única entidad autorizada por la ley estatal para adoptar ‘políticas y procedimientos para gobernar las escuelas’, nunca ha votado para adoptar ninguna política de este tipo”, añade.

La demanda afirma además que las directrices de MPS también permiten a los estudiantes acceder a los baños y vestuarios que “se correspondan con su identidad de género afirmada sistemáticamente en la escuela” y utilizar un nombre elegido y pronombres de género que “reflejen su identidad”.

Dichos estudiantes también pueden participar en actividades escolares, incluidas las excursiones nocturnas, y en actividades deportivas de acuerdo con su identidad de género, aunque, en cumplimiento de los Estatutos Revisados de Arizona, “los equipos o deportes atléticos interescolares o intramuros designados para ‘hembras’, ‘mujeres’ o ‘niñas’ no pueden estar abiertos a estudiantes del sexo masculino”, señala la demanda.

Walden pide a la corte que declare la política ilegal sin un voto de la junta, y que ordene a MPS y a sus empleados que notifiquen inmediatamente a los padres o tutores siempre que un estudiante intente discutir cualquier asunto de sexualidad con los empleados de la escuela, “incluyendo cuando los estudiantes expresan confusión o preocupación sobre su género o identidad sexual o cuando expresan un deseo de transición para representarse a sí mismos como teniendo un género diferente de su sexo biológico”.

La demanda también pide a la corte que ordene a MPS obtener el consentimiento previo de los padres o tutores antes de que cualquier empleado de la escuela “participe en una discusión con un estudiante sobre cualquier tema de este tipo.”

“Debido a que la Política Trans es una forma de educación sexual para la cual no hubo absolutamente ninguna participación de los padres o notificación pública anticipada, la Política Trans es ilegal”, concluye.

Un bufete de abogados considera que la política es legal

MPS buscó asesoramiento legal a principios de este año sobre si las directrices transgénero violan la ley estatal y el bufete de abogados Udall Shumway, con sede en Mesa, finalmente encontró que no lo hacen.

“En resumen, somos conscientes de que las cuestiones relativas al uso de los estudiantes de los baños y vestuarios, y el uso de los nombres preferidos de los estudiantes y los pronombres, no se resuelven de manera uniforme entre las cortes de todo el país”, escribieron los abogados en una opinión de dos páginas.

“Aunque no sabemos lo que nos depara el futuro en términos de cambios en la administración de la agencia federal o la acción del Congreso, las regulaciones federales propuestas que esperamos que entren en vigor este verano muy probablemente fortalecerán la protección de los estudiantes que se enfrentan a la discriminación basada en la orientación sexual o identidad de género”, continuaron.

El equipo legal concluyó que la versión actual de las Directrices de MPS no viola ni las leyes estatales ni las federales y sigue la política de MPS.

“Además, no vemos ninguna contradicción entre lo que la ley requiere en virtud de la declaración de derechos de los padres de Arizona y lo que las Directrices recomiendan al personal como una herramienta para ayudar a atender las necesidades de los estudiantes”, añadieron los abogados.

La Asociación de Educación de Arizona calificó la demanda de “burda” en un comunicado en X.

“La escuela debe ser un lugar donde todos se sientan seguros y capaces de centrarse en el aprendizaje. Estos constantes ataques contra los niños LGBTQ y educadores no logran nada – excepto el avance de una agenda política extrema”, dijo el grupo.

En un comunicado anunciando la demanda, el vicepresidente y consejero general de America First Legal, Gene Hamilton, dijo: “No solo los padres tienen el derecho fundamental de dirigir la educación de sus hijos, sino que la Constitución y la ley de Arizona prohíben los tipos de políticas que estamos desafiando aquí para nuestro cliente”.

“Los distritos escolares como MPS tienen la obligación de notificar a los padres si su hijo intenta identificarse como de un sexo diferente. Los habitantes de Mesa están indignados con razón por estas políticas radicales y lucharemos por el derecho de todos los padres a dirigir la educación de sus hijos”, concluyó Hamilton.

The Epoch Times se ha puesto en contacto con un portavoz del Distrito Escolar Unificado de Mesa para obtener más comentarios.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.