Mayoría de empleados federales recibió vacuna COVID-19 antes de plazo límite: Casa Blanca

Por Zachary Stieber
24 de Noviembre de 2021
Actualizado: 24 de Noviembre de 2021

Más de nueve de cada diez trabajadores federales se vacunaron contra el COVID-19 antes de la fecha límite del 22 de noviembre fijada por el presidente Joe Biden, según informó la Casa Blanca esta semana.

Los trabajadores recibieron la orden de vacunarse contra el COVID-19 o de obtener una exención. Los que no lo hicieran se enfrentarían al despido.

Alrededor del 92% de los trabajadores han recibido al menos una dosis de la vacuna contra el COVID-19, dijo el miércoles la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca.

Los funcionarios calificaron a todo ese grupo como en cumplimiento de la orden, a pesar de que Biden instruyó a los trabajadores a vacunarse completamente.

La vacunación completa se refiere actualmente a la aplicación de dos inyecciones de Moderna o Pfizer o a la inyección única de Johnson & Johnson. Las dos primeras han sido mucho más utilizadas durante la pandemia de COVID-19.

Al menos el 86% de cada organismo se ha vacunado, según los datos publicados el miércoles.

La Agencia para el Desarrollo Internacional, el Departamento de Salud y Servicios Humanos, el Departamento de Estado y la Fundación Nacional de Ciencias tienen tasas de vacunación superiores al 96%.

El Departamento de Agricultura, el Departamento de Seguridad Nacional, el Departamento de Interior, el Departamento de Justicia, el Departamento de Asuntos de los Veteranos y la Administración de la Seguridad Social están todos por debajo del 90%.

Si se tienen en cuenta las excepciones pendientes o aprobadas, todos los organismos han cumplido en al menos un 95%.

Otro 4.5% de los trabajadores tiene una solicitud de excepción pendiente o aprobada, según la Casa Blanca.

Hay más de 3.5 millones de empleados del gobierno federal.

Esto significa que más de 12,000 trabajadores no han cumplido con la orden.

Esos trabajadores recibirán “educación y asesoramiento”, dijo el coordinador de la respuesta para el COVID-19 de la Casa Blanca, Jeffrey Zients, a los periodistas durante una sesión informativa virtual esta semana.

Los funcionarios de la Administración Biden dicen que las altas tasas de cumplimiento significan que los requisitos de vacunación funcionan.

“Aumentan las tasas de vacunación, lo que conduce a una fuerza de trabajo más segura, más productiva y eficiente. Son buenas para los trabajadores, buenas para las empresas y buenas para el país. Por eso el presidente ha pedido a las empresas que sigan el ejemplo del gobierno federal y pongan en práctica estos requisitos ahora mismo”, dijo la Oficina de Administración y Presupuesto.

La eficacia de las vacunas contra las infecciones disminuye con el tiempo, según los estudios y los datos del mundo real. Los datos indican que las vacunas han sido eficaces contra la hospitalización y la enfermedad grave, especialmente en los jóvenes y las personas sanas.

La Federación Americana de Empleados del Gobierno (AFGE, por sus siglas en inglés), que representa a más de 670,000 trabajadores federales, pidió la semana pasada a Biden que retrasara la fecha límite hasta el 18 de enero de 2022, para alinearla con el plazo recientemente retrasado para los contratistas federales.

Everett Kelley, presidente del sindicato, escribió en una carta a Zients y otros funcionarios que los plazos dispares eran un “doble estándar” que “ha causado confusión y angustia entre los empleados federales debido al tratamiento dispar y a los plazos incongruentes para las personas que realizan el trabajo del gobierno en los mismos lugares”.

La AFGE no quiso responder inmediatamente a preguntas sobre el plazo restante y a los índices de cumplimiento.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS