McConnell: Propuesta de infraestructura demócrata será el “caballo de Troya” de alza masiva de impuestos

y de las políticas que acaban con el empleo
Por Isabel van Brugen
23 de Marzo de 2021
Actualizado: 23 de Marzo de 2021

El líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.), dijo el lunes que espera que la propuesta de infraestructura de los demócratas probablemente sea un “caballo de Troya” que incluya otras prioridades demócratas como los aumentos de impuestos.

“Estamos escuchando que los próximos meses podrían traer una propuesta de ‘infraestructura’ que en realidad puede ser un caballo de Troya para aumentos masivos de impuestos y otras políticas de izquierda que acaban con el empleo”, dijo McConnell en el Senado el lunes.

El Senado está trabajando en un importante proyecto de ley de infraestructura que los legisladores esperan que sea firmado por el presidente Joe Biden a fines de septiembre. Biden presentó por primera vez un proyecto de ley de infraestructura de 2 billones de dólares mientras hacía campaña.

El punto de partida para los costos de infraestructura es de 320 mil millones de dólares de un proyecto de ley de transporte aprobado previamente en la Cámara. Sin embargo, la Casa Blanca hasta ahora se ha rehusado a especificar un precio general en medio de preocupaciones sobre cómo pagarlo. La secretaria de prensa Jen Psaki dijo el lunes que Biden discutirá la propuesta con su equipo de políticas “en los próximos días”.

Al dirigirse al pleno del Senado, McConnell indicó que la administración Biden está impulsando políticas que “no sirven a los intereses a largo plazo de la mayoría de los trabajadores”, haciendo referencia a la cancelación del oleoducto Keystone XL por parte de Biden.

“Tanto los trabajadores estadounidenses como la energía nacional quedaron en segundo plano frente a la señalización de la izquierda”, dijo sobre el cierre.

“Recuerde, los demócratas de la Cámara de Representantes mostraron sus cartas el año pasado. Publicaron una propuesta que era una propuesta en expansión que pretendía ser un proyecto de ley de carreteras. Sin embargo, en realidad no era más que solo un pariente de miles de páginas del nuevo acuerdo verde”, continuó McConnell, expresando escepticismo sobre la propuesta de infraestructura de los demócratas.

“Mire, sabemos qué tipo de políticas son en realidad favorables al empleo y favorables al trabajador. Sabemos qué tipo de agenda ayuda a los trabajadores estadounidenses a construir la prosperidad de todos los estadounidenses, arriba y abajo en la escala de ingresos”, dijo.

“La prosperidad a favor de los trabajadores no implica que los políticos de los grandes gobiernos o los jefes de los grandes trabajadores controlen cada aspecto de la economía para adaptarse a las modas liberales. Esto significa recordar qué tipo de políticas favorables a los trabajadores, al crecimiento y a las oportunidades construyeron el mejor mercado laboral en la historia reciente, justo antes de esta pandemia”, agregó.

“Esas son las ideas y las soluciones que estaban liberando más dinero y más oportunidades para los trabajadores estadounidenses antes de que el COVID-19 tomara al mundo por asalto. Y esas son las ideas y soluciones por las que el pueblo estadounidense eligió a 50 senadores republicanos para luchar”, agregó McConnell.

El líder de la mayoría de la Casa Blanca y el Senado, Chuck Schumer (D-N.Y.), no respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios de The Epoch Times.

Aunque la meta es un paquete de infraestructura bipartidista, los demócratas en el Congreso manifestaron su voluntad de hacerlo solos si son bloqueados por los republicanos, debido a sus mayorías actuales en ambas cámaras.

“Necesitamos hacerlo”, dijo el senador Richard Blumenthal (D-Conn.) antes de una reunión virtual con el presidente en el retiro anual de senadores el lunes por la noche.

El senador Bernie Sanders (I-Vt.) dijo la semana pasada que planea intentar aprobar el proyecto de ley de infraestructura mediante un proceso presupuestario para eliminar a los republicanos, aunque varios senadores demócratas dijeron que no apoyarán la utilización del procedimiento.

“Uno siempre quiere intentar ir por una ruta bipartidista. Pero lo que he visto este año y en años pasados ​​es que si queremos hacer algo significativo, es muy difícil conseguir el apoyo republicano. Así que, por supuesto, el problema está en los detalles”, dijo Sanders a los periodistas en Capitol Hill en Washington.

El paquete de alivio por COVID-19 fue aprobado con cero votos republicanos luego de que los demócratas del Congreso utilizaron el proceso presupuestario de reconciliación para evitar el filibusterismo, que redujo el umbral requerido en la cámara alta de 60 a 50.

Un paquete de infraestructura incluiría aproximadamente 1 billón de dólares para carreteras, puentes, líneas ferroviarias, estaciones de carga de vehículos eléctricos y la red celular, entre otros elementos, dijeron los demócratas. El objetivo sería facilitar el cambio a energías más limpias mientras se mejora la competitividad económica.

Un segundo componente propondría beneficios para los trabajadores, incluyendo el colegio comunitario gratuito, el prekinder universal y la licencia familiar remunerada.

No se ha finalizado ninguna parte de la propuesta y los eventuales detalles de cualquier gasto podrían cambiar.

McConnell señaló la semana pasada que los republicanos no apoyarán los aumentos de impuestos para pagar el proyecto de ley de infraestructura de Biden luego de que los demócratas propusieran un impuesto sobre la riqueza como un posible mecanismo de financiación.

Con información de Zachary Stieber y The Associated Press.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS