McDonald’s cambia su política a causa de la preocupación por la escasez de carne

Por Jack Phillips
03 de Mayo de 2020 4:15 PM Actualizado: 03 de Mayo de 2020 4:15 PM

McDonald’s confirmó que está cambiando una de sus políticas sobre el suministro de carnes de res y de cerdo de sus restaurantes, a causa de la escasez de carne ocasionada por la pandemia del virus del PCCh.

Las hamburguesas, el tocino y las salchichas se han colocado bajo la política de asignación controlada de la empresa, lo que significa que la cadena de suministro de McDonald’s enviará a los restaurantes carne en función de la demanda calculada, dijo la empresa a Business Insider. Normalmente, la gerencia ordena la cantidad que se cree que se necesitará en una ubicación específica.

Los centros de distribución de McDonald’s continuaron con el suministro administrado, mientras que los restaurantes están bajo su política de asignación controlada como precaución, dijo la firma.

Los cambios en la política se produjeron cuando los productores advirtieron que podría haber una escasez de carne en todo Estados Unidos a medida que los trabajadores de estas empresas continúen infectándose con el virus del PCCh, un nuevo coronavirus que surgió en China el año pasado. Algunas plantas se han visto obligadas a cerrar.

“A medida que las plantas de carne de cerdo, res y pollo se vean obligadas a cerrar, incluso por cortos períodos de tiempo, millones de libras de carne desaparecerán de la cadena de suministro”, advirtió el presidente de Tyson Foods, John Tyson, en una carta abierta dada a conocer la semana pasada. “Como resultado, habrá un suministro limitado de nuestros productos disponibles en los supermercados hasta que podamos reabrir nuestras instalaciones que están actualmente cerradas”.

Planta de procesamiento de carne de cerdo de Smithfield Foods en Dakota del Sur, uno de los sitios de brotes de coronavirus conocidos en el país, se ve el 20 de abril de 2020 en Sioux Falls, Dakota del Sur. La planta porcina de Smithfield Foods en Dakota del Sur está cerrada indefinidamente (Kerem Yucel/AFP vía Getty Images)

Mientras tanto, Smithfield Foods, una empresa de propiedad china que opera en Estados Unidos, y JBS también han confirmado el cierre de sus plantas en las últimas semanas.

La amenaza de una escasez de carne llevó al presidente Donald Trump a invocar la Ley de Producción de Defensa para ordenar que las plantas de procesamiento de carne permanezcan abiertas.

“Es importante que los procesadores de carne de res, cerdo y aves de corral (‘carne y aves de corral’) en la cadena de suministro de alimentos continúen operando y cumpliendo órdenes para garantizar un suministro continuo de proteínas para los estadounidenses. Sin embargo, los brotes de COVID-19 entre los trabajadores, en algunas instalaciones de procesamiento, han llevado a la reducción de la capacidad de producción de algunas de esas instalaciones”, escribió el presidente en la orden, la semana pasada.

Trump dijo que tales acciones han llevado al cierre de plantas, pero enfatizó que los cierres amenazan la cadena de suministro.

“Dado el alto volumen de carne y de aves procesadas por muchas instalaciones, cualquier cierre innecesario puede tener rápidamente un gran efecto en la cadena de suministro de alimentos”, escribió Trump.

La problemática del suministro de carnes se produce cuando casi 900 personas en una planta de carne Tyson Foods, en el centro-norte de Indiana, dieron positivo para el virus, informó WISH-TV.

“La combinación de ausentismo laboral, casos COVID-19 y las preocupaciones de la comunidad han resultado en una decisión colectiva para el cierre”, dijo el 3 de abril, Steve Stouffer, integrante de la subsidiaria de carne de res de Tyson, según The Associated Press.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Estados Unidos y China después del coronavirus

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.