Médico cristiano despedido por negarse a usar pronombres transgénero recurre al Tribunal Europeo

Por Michael Wing
22 de Junio de 2023 1:13 PM Actualizado: 22 de Junio de 2023 1:13 PM

Un médico cristiano del Reino Unido fue despedido por negarse a utilizar hipotéticos pronombres transgénero para los pacientes durante una sesión de formación.

Una sentencia judicial, seguida de dos recursos distintos, respaldó su despido; se cree que es la primera vez en la historia del derecho inglés en que un juez dictamina que los ciudadanos libres deben participar en un “discurso obligado” relacionado con la ideología transgénero.

Decepcionado, el médico en cuestión, el doctor David Mackereth, de 60 años, ha sido desde entonces parcialmente reivindicado por el regulador profesional británico, el Consejo Médico General (GMC). Mackereth presentó ahora un recurso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Médico en ejercicio durante 26 años, Mackereth se negó a llamar hombre a una mujer o viceversa durante una sesión de formación, alegando que sus creencias cristianas bíblicas se lo prohibían. Mackereth fue despedido de su puesto de evaluador de salud y discapacidad por su empleador, el Departamento de Trabajo y Pensiones (DWP).

El DWP dijo que su negativa a adaptarse a las preferencias de género de los pacientes equivale a “acoso” en virtud de la Ley de Igualdad del 2010.

En respuesta, apoyado por el Centro Jurídico Cristiano, Mackereth interpuso entonces una demanda legal acusando al DWP de discriminar sus creencias cristianas y filosóficas, aunque dicha demanda no prosperó ante el Tribunal Laboral. Su despido fue declarado procedente.

A pesar de que el veredicto fue parcialmente anulado por el Tribunal de Apelación de Empleo en mayo del 2022, tanto el tribunal como, posteriormente, el Tribunal de Apelación también dictaminaron que el despido estaba justificado.

Sin embargo, Mackereth recibió recientemente la reivindicación en una respuesta del organismo regulador GMC. Sin otras vías, Mackereth se había remitido a sí mismo al GMC para pedirle que determinara si su aptitud para ejercer se veía mermada por sus creencias cristianas y “críticas con el género”.

En respuesta, una carta del GMC a Mackereth en junio del 2023 supuso lo que algunos llamaron la “primera vez que un regulador profesional consideró la cuestión de ‘confusión de genero’ y falló a favor de uno de sus miembros”, declaró el Centro Jurídico Cristiano en un comunicado de prensa.

En una situación hipotética, a Mackereth se le había planteado si llamaría “señora” a un hombre barbudo de 1,80 metros, a lo que se negó. Sin embargo, insistió en que, como médico cristiano, “nunca se negaría a tratar a un paciente que lo necesitara”, y en ningún momento de su carrera se había encontrado con un paciente que pidiera ser identificado como de otro sexo.

 Por su parte, el GMC escribió en su carta:

En nuestra opinión, no sería proporcionado considerar lo que podría suceder en una situación hipotética, como si usted fuera abordado por un paciente transexual, por ejemplo, y no podríamos abrir una investigación sobre esta base”.

Evaluando todas las sentencias y documentos jurídicos, concluyeron:

También tomamos nota de los comentarios de los tribunales sobre si sus puntos de vista podrían contravenir la orientación GMC, sin embargo, de nuevo no hay pruebas que indiquen que usted proporcionó asesoramiento o atención inadecuada a los pacientes sobre la base de sus puntos de vista.

Mackereth se mostró “encantado, agradecido y animado” por la carta.

Esta importante respuesta coincide también con un nuevo recurso que ahora sigue adelante. Agotados todos los recursos internos, Mackereth presentó una demanda ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) para que se pronuncie sobre el presente caso.

Pide al tribunal que aborde las “implicaciones que rodean a la expresión obligada y la adhesión forzosa a la creencia de identidad de género como condición para el empleo”.

Dr. Mackereth. (Cortesía de Christian Concern)
Dr. Mackereth. (Cortesía de Christian Concern)

Los abogados argumentan que tanto su derecho a la libertad de pensamiento, creencia y religión, recogido en el artículo 9, como su derecho a la libertad de expresión, recogido en el artículo 10, fueron violados por su empleador, declaró el Centro Jurídico Cristiano. Se espera que el TEDH se pronuncie en los próximos seis meses.

El DWP declaró a The Epoch Times: “El Dr. Mackereth renunció de su cargo. El Dr. Mackereth presentó una demanda ante el Tribunal de Empleo que fue desestimada, y esta decisión fue posteriormente confirmada en apelación”.

La directora general del Centro Jurídico Cristiano, Andrea Williams, calificó la afirmación de que el Dr. Mackereth renunció de “poco sincera y falsa”, y añadió que “para que conste… el DWP presionó al Dr. Mackereth para que se comprometiera a utilizar ‘pronombres transgénero’ siempre que se le pidiera”;

“El Dr. Mackereth respondió: ‘Soy cristiano y en conciencia no puedo hacer lo que el DWP me exige’; el DWP replicó: ‘Gracias por su renuncia, que aceptamos’; el Dr. Mackereth replicó: ‘No renuncié, aunque entiendo que fui despedido'”.

Ahora, el Dr. Mackereth hace un llamamiento a la “tan necesaria cordura” y sostiene que sus afirmaciones están firmemente arraigadas en Génesis 127: que Dios creó al hombre a su imagen y semejanza, hombre y mujer. Afirma:

Todo el mundo en el NHS debería poder decir públicamente sin miedo que una persona no puede cambiar de sexo, pero en lugar de eso se nos está obligando a aceptar un cambio masivo en nuestro concepto de la realidad médica del sexo, sin ninguna base científica para ese cambio.

Ningún médico, ni investigador, ni filósofo, puede demostrar o probar que una persona puede cambiar de sexo. Sin integridad intelectual y moral, la medicina no puede funcionar. Creo que esta conclusión del GMC aporta algo de cordura, muy necesaria, a estas cuestiones en la profesión médica.

Añadió que ser cristiano le hace mejor médico y que exige libertad de conciencia para ejercer la medicina.

Williams declaró que Mackereth sacrificó su distinguida carrera profesional por sus creencias, y añadió que el uso obligado de pronombres transgénero desafía tanto “el sentido común como la fe cristiana”.

“Si toleramos esto como sociedad, si cedemos en la libertad esencial de pensamiento, conciencia y religión, ninguna otra libertad estará a salvo”, afirmó Williams. “Estamos decididos a luchar hasta el final para que se haga justicia en este caso”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.