Médicos de EE.UU. que analizaron pulmones con COVID-19 dicen que se puede diagnosticar más rápido

Por Jack Phillips
26 de Febrero de 2020
Actualizado: 26 de Febrero de 2020

Los primeros médicos estadounidenses que analizaron los pulmones de un paciente con coronavirus COVID-19, dijeron que pudieron identificar patrones en los pulmones como indicadores del virus a medida que la enfermedad progresaba.

Los médicos del hospital Mount Sinai de la ciudad de Nueva York se convirtieron en los primeros del país en usar tomografías computarizadas en pacientes de China con COVID-19, dijeron en un comunicado el miércoles luego de publicar sus hallazgos en “Radiology”. Los nuevos hallazgos podrían dar lugar a un diagnóstico más rápido en los pacientes que llegan con síntomas potenciales del nuevo y misterioso virus.

El equipo recibió tomografías computarizadas de 94 pacientes de China, donde se cree que el virus se originó el año pasado. La mayoría de los pacientes que fueron admitidos en los hospitales entre el 18 de enero y el 2 de febrero, habían estado en el epicentro del virus en Wuhan o habían tenido contacto con una persona infectada.

Los doctores notaron que en 36 pacientes que se hicieron tomografías computarizadas de cero a dos días dentro de los síntomas reportados, más de la mitad no tenían evidencia de ninguna enfermedad pulmonar. Otros 33 pacientes que recibieron tomografías computarizadas de tres a cinco días después de mostrar síntomas tenían patrones de “opacidades vitrales de base” que se volvían más redondos y densos en sus pulmones, dijo el equipo. Y en otros 25 pacientes que se sometieron a tomografías computarizadas entre seis y doce días después de que reportaran sus síntomas, los médicos notaron una “enfermedad pulmonar completamente involucrada”.

“Los patrones que se ven en estas imágenes son similares a los de los brotes de coronavirus relacionados a principios de este siglo, incluyendo el SARS (síndrome respiratorio agudo severo) y el MERS (síndrome respiratorio de Medio Oriente)”, dijeron los médicos en un comunicado de prensa.

Un hombre muestra una máscara protectora N-95 y gafas protectoras, en una oficina de Washington, DC. (EVA HAMBACH/AFP via Getty Images)

El virus enfermó a miles de personas dentro de China, lo que provocó cierres y cuarentenas en numerosas ciudades chinas. El brote se propagó a más de 30 países, lo que hizo que las autoridades sanitarias se apresuren a tratar de encontrar una forma de diagnosticar rápidamente y con precisión a los pacientes.

“La tomografía computarizada de tórax es un componente vital en el algoritmo de diagnóstico para pacientes con sospecha de infección, particularmente dada la limitada disponibilidad y en algunos casos la confiabilidad de los equipos de prueba”, dijo el autor principal, el Dr. Adam Bernheim, en el comunicado.

Los médicos señalaron que los pacientes con COVID-19 podrían tener síntomas inespecíficos que podrían resultar difíciles de diagnosticar, al tiempo que añadieron que los rayos X no revelan la enfermedad pulmonar tan bien como lo hace una tomografía computarizada. Si los escáneres pulmonares de los pacientes con síntomas no son concluyentes, los médicos recomendaron que el paciente sea mantenido en aislamiento durante varios días hasta que los funcionarios médicos puedan confirmar el diagnóstico.

“Reconocer los patrones de imágenes basados en el curso de la infección es primordial no solo para entender el proceso de la enfermedad y la historia natural del COVID-19, sino también para ayudar a predecir la progresión del paciente y el desarrollo de posibles complicaciones”, añadió Bernheim.

El Dr. Zahi Fayad, jefe del instituto biomédico y de imagenología e ingeniería de la Escuela de Medicina Ichan del Monte Sinaí, dijo que los nuevos hallazgos ayudarán en el cuidado de los pacientes con COVID-19.

Descubra

“Más del 50% de las muertes por coronavirus en China no se tratan en hospitales”

TE RECOMENDAMOS