Médicos y padres demandan al HHS por autorizar la vacuna anti-COVID en menores de 16 años

Por LI HAI
25 de Mayo de 2021
Actualizado: 25 de Mayo de 2021

Varios médicos y padres han demandado al Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de EE.UU. y a su secretario, Xavier Becerra, ante un tribunal federal, con el fin de evitar que la autorización de emergencia (EUA) de las vacunas anti-COVID incluya a los niños menores de 16 años.

America’s Frontline Doctors -una organización sin ánimo de lucro- y padres de familia presentaron el 19 de mayo una moción para obtener una orden de restricción temporal en el Tribunal de Distrito Federal para el Distrito Norte de Alabama, afirmando que “todos los demandantes con niños o pacientes en el grupo de edad objetivo se verán inmediata e irremediablemente perjudicados por la autorización de emergencia”.

La moción se dirige contra el HHS, sus agencias y personal relevantes, incluyendo, pero no limitándose a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los Institutos Nacionales de Salud (NIH), Becerra, el secretario Adjunto de Preparación y Respuesta del HHS y el Comité Asesor de Vacunas y Productos Biológicos Relacionados del HHS.

“Nunca habíamos visto este nivel de efectos secundarios para ninguna vacuna sin que la FDA tomara medidas”, dijo en un comunicado la Dra. Angelina Farella, directora médica pediátrica de America’s Frontline Doctors. “La vacuna contra el rotavirus se retiró por 15 casos de efectos secundarios no letales y la vacuna contra la gripe porcina se retiró por 25 muertes. Pero ahora, según los propios datos de los CDC, estamos viendo un aumento del 12,000 por ciento en las muertes con estas vacunas y todavía están hablando de dárselas a nuestros hijos”.

Una enfermera llena una jeringa con una vacuna anti-COVID en un centro de ancianos, en San Antonio, Texas, el 29 de marzo de 2021. (Sergio Flores/Getty Images)

Según los propios datos médicos y científicos de los CDC, en los últimos cuatro meses, se informaron más de 4000 muertes relacionadas con las vacunas contra el COVID-19, en comparación con 1500 muertes totales en los diez años anteriores para todas las vacunas, señaló el comunicado.

La Dra. Farella dijo que los niños tienen un riesgo estadísticamente nulo de contraer el COVID-19. Los datos muestran que la tasa de supervivencia de los pacientes de COVID-19 menores de 20 años es del 99,997 por ciento.

“No hay ningún interés público en someter a los niños a un programa de vacunación para protegerlos de una enfermedad que simplemente no los amenaza”, dijo Lowell H. Becraft, el principal abogado de los demandantes. “Los niños son intrínsecamente incapaces de dar un consentimiento informado. Ni los niños, ni sus padres, pueden dar un consentimiento informado a estas vacunas, ya que el secretario del DHHS no ha hecho… ni siquiera las divulgaciones mínimas legales con respecto a los riesgos y los tratamientos alternativos”.

La FDA expandió el uso de la vacuna COVID-19 de Pfizer a niños de tan solo 12 años el 10 de mayo, diciendo que la vacuna es segura y ofrece una fuerte protección para los adolescentes más jóvenes.

Dos días después, el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización, que ofrece asistencia a los CDC, votó por unanimidad para aprobar el uso de la vacuna Pfizer en niños de 12 a 15 años.

“Para que la vacunación cumpla su función, debemos hacer nuestra parte fundamental. Eso significa vacunar al mayor número posible de personas que cumplan los requisitos”, dijo entonces la directora de los CDC, Rochelle Walensky.

La directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Rochelle Walensky, en el Capitolio de EE.UU. en Washington, el 11 de mayo de 2021. (Greg Nash/Pool/Getty Images)

Pfizer anunció además en ese momento que había estado evaluando la seguridad y eficacia de su vacuna en niños de 6 meses a 11 años de edad.

“A todos nos gustaría dejar atrás el COVID-19, pero debemos ser responsables al respecto como médicos, padres y como nación. Aquí se está engañando a la gente y debemos asegurarnos de no robarles el futuro a nuestros hijos debido a la prisa por administrar una vacuna que no ha sido completamente probada y aprobada”, dijo en el comunicado el Dr. Teryn Clarke, director ejecutivo de Comunicaciones de America’s Frontline Doctors.

A los investigadores les preocupa que las proteínas de las vacunas puedan causar enfermedades incluso sin el virus, que atraviesen la barrera hematoencefálica y que puedan aumentar los trastornos autoinmunes, según el comunicado de America’s Frontline Doctors.

Los demandantes dijeron en la petición que no están en contra de las vacunas anti-COVID y que la mayoría o todos ellos han sido vacunados por completo.

La semana pasada, los CDC dijeron que están investigando informes de inflamación cardíaca en adolescentes y adultos jóvenes que han recibido una vacuna contra el virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

Al menos 18 adolescentes y adultos jóvenes en Connecticut fueron hospitalizados por miocarditis o inflamación del corazón después de recibir las vacunas COVID-19.

“Nuestros expertos en salud y médicos aún continúan diciendo que es correcto que los niños de 12 a 15 años se vacunen, que estos son casos limitados”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, a los periodistas el lunes, indicando que el presidente Joe Biden había sido notificado de los casos denunciados. “Y que, obviamente, los riesgos de contraer COVID son ciertamente importantes, incluso para personas de esa edad”.

Más de 77,000 niños menores de 12 años han recibido al menos una inyección hasta el 24 de mayo, según los CDC. Otros 2,1 millones de entre 12 y 15 años se han vacunado al menos una vez.

El HHS no respondió a una solicitud de comentarios de The Epoch Times.

Zachary Stieber contribuyó a este artículo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS