Medios chinos difunden noticias falsas y propaganda negativa sobre brote de coronavirus en EE.UU.

Por Nicole Hao
04 de Marzo de 2020
Actualizado: 04 de Marzo de 2020

En los últimos días, los medios de comunicación estatales chinos han comenzado a centrarse en el nuevo brote de coronavirus en los Estados Unidos, describiéndolo como más grave que la epidemia en China.

Algunos medios de comunicación chinos también difunden falsedades, incluida una afirmación de que el virus se originó en los Estados Unidos.

El virus surgió por primera vez en la ciudad china central de Wuhan en diciembre del año pasado.

Mientras tanto, las recientes cifras oficiales del régimen chino informaron una disminución de las infecciones, aunque los documentos internos del gobierno obtenidos por The Epoch Times y las cuentas de testigos presenciales muestran que las autoridades no han reportado todos los casos.

La semana pasada, Estados Unidos informó casos de propagación comunitaria por primera vez, casos de origen desconocido, en los que los pacientes no tenían antecedentes de viajes recientes a países afectados por virus o no tuvieron contacto cercano con personas infectadas.

Hincapié en brote de Estados Unidos

Los medios estatales chinos aprovecharon la oportunidad para destacar el brote estadounidense.

El 4 de marzo, el medio estatal Xinhua volvió a publicar una publicación de blog titulada: “Con la justicia de nuestro lado, el mundo debería agradecer a China”.

“Ahora Estados Unidos está en crisis. Cada vez más estados han declarado un estado de emergencia, mientras que todo el país tiene un suministro médico extremadamente bajo. Una epidemia de coronavirus es casi inevitable”.

El artículo continuó explicando que la dependencia de los Estados Unidos de las cadenas de suministro en China demuestra que el primer país necesita que el segundo país contenga el virus. “La mayoría de las máscaras faciales en el mercado de EE.UU. se fabrican e importan de China (…) La mayoría de los medicamentos en EE.UU. se importan de otros países (…) Si China prohíbe las exportaciones a los Estados Unidos, este último entrará al infierno causado por el coronavirus”.

Además, según el artículo, Estados Unidos y otros países deberían agradecer a China porque China no prohibió los viajes hacia y desde Estados Unidos, lo que “habría dañado gravemente la economía estadounidense y provocaría el colapso del mercado de valores de Estados Unidos”.

Muchos medicamentos genéricos y otros productos farmacéuticos en los Estados Unidos se fabrican en China. El brote actual y la escasez mundial resultante de suministros médicos han expuesto el problema de concentrar las cadenas de suministro mundiales en un solo país, China.

El asesor comercial de la Casa Blanca, Peter Navarro, dijo en una entrevista el 23 de febrero con Fox News que las autoridades chinas estaban exacerbando la escasez al imponer restricciones a la exportación de máscaras N95 producidas por fábricas chinas pertenecientes a la firma estadounidense 3M.

“[China] nacionalizó una fábrica estadounidense que produce [las máscaras] allí”, dijo.

Noticias falsas

El 24 de febrero, el periódico estatal chino Securities Times publicó un artículo basado en afirmaciones no verificadas hechas por Paul Cottrell, quien según su biografía online, tiene un doctorado en finanzas con sede en Nueva York. Publicó un video en YouTube afirmando que las fuentes le dijeron que más de 1,000 personas han sido diagnosticadas con el nuevo coronavirus en los Estados Unidos.

Al cierre de esta edición, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU. han anunciado 80 infecciones, excluyendo a los estadounidenses que fueron repatriados de otros lugares y dieron positivo por el virus.

Utilizando las afirmaciones de Cottrell como base, el artículo chino afirmó que los CDC de EE.UU. estaban ocultando la verdadera escala del brote de EE.UU.

Los medios chinos también comenzaron a difundir una afirmación de que el virus se originó en los Estados Unidos.

Todo comenzó cuando el principal experto en virología de China, Zhong Nanshan, dijo en una conferencia de prensa el 27 de febrero que existía la posibilidad de que el nuevo coronavirus no se originara en China.

Ese mismo día, un político taiwanés llamado Pan Hwai-tzong dijo durante un programa de televisión que se transmitió por el canal de cable pro-Beijing EBC News: “El coronavirus es de los Estados Unidos”. Pan es concejal de la ciudad de Taipei y profesor de la Universidad Nacional Yang-Ming de Taiwán.

Los medios chinos volvieron a publicar esta afirmación de Pan. Algunos profesores de China continental han aclarado desde entonces en entrevistas con los medios que los comentarios de Pan no tienen base científica.

Los internautas y los medios taiwaneses también criticaron a Pan por complacer a Beijing.

El comentarista chino con sede en Estados Unidos Tang Jingyuan dijo que cree que el régimen chino está utilizando a propósito el brote estadounidense para engañar a los ciudadanos chinos sobre el brote actual dentro de sus fronteras.

“Claramente vemos que la epidemia de coronavirus en China es muy severa, lo cual es totalmente diferente de lo que afirman las autoridades gubernamentales. Los chinos ven por sí mismos lo que sucede a su alrededor”, dijo Tang.

Por lo tanto, el régimen chino espera cambiar el enfoque de la gente a los Estados Unidos como una distracción.

“Tratan de engañar a la gente para que piense que el virus es de Estados Unidos y que los chinos muestren odio hacia Estados Unidos. Entonces, no pensarán en lo que está haciendo el régimen de Beijing”, agregó Tang.

Y al enfatizar los brotes severos fuera de China, “puede decirle a la gente que China tiene un sistema mejor”, dijo Tang.

Descubra

Más del 50% de las muertes por coronavirus en China no se tratan en hospitales

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS