Meta recopila ilegalmente datos personales de menores desde Facebook e Instagram, según una demanda

Por Katabella Roberts
28 de Noviembre de 2023 4:58 PM Actualizado: 28 de Noviembre de 2023 4:58 PM

Meta, la empresa matriz de Facebook e Instagram, ignora sistemáticamente las denuncias de usuarios menores de edad en sus plataformas y lleva años “codiciando y persiguiendo” a los usuarios menores de edad de Instagram, según una nueva denuncia redactada que acompaña a una demanda presentada en octubre por los fiscales generales de 33 estados.

La denuncia forma parte de una demanda federal más amplia presentada por la coalición de fiscales generales, encabezada por el fiscal general de California, Rob Bonta, ante el Tribunal de Distrito de EE.UU. para el Distrito Norte de California el mes pasado.

La demanda, que se deriva de una investigación a escala nacional que comenzó en noviembre de 2021, acusa al gigante de las redes sociales de implementar funciones adictivas en las aplicaciones que “atraen, involucran y, en última instancia, atrapan a jóvenes y adolescentes”, al tiempo que aumentan los beneficios de la empresa.

La demanda inicial estaba fuertemente redactada, pero Meta accedió a levantar la mayoría de esas redacciones, según una presentación judicial separada fechada el 22 de noviembre. Sin embargo, las partes de la demanda que contienen los nombres de algunos empleados actuales y anteriores de Meta seguirán estando redactadas.

Según la nueva denuncia redactada, Meta ha “comercializado y dirigido sus plataformas de medios sociales a niños menores de 13 años y tiene conocimiento real de que esos niños utilizan sus plataformas”, a pesar de que sus políticas establecen que los usuarios deben tener al menos 13 años para registrarse.

“Meta se ha negado a obtener (o incluso a intentar obtener) el consentimiento de los padres de esos niños antes de recopilar y monetizar sus datos personales”, decía la denuncia. “Meta niega públicamente lo que en privado se discute como un secreto a voces dentro de la empresa: que los niños muy pequeños son un componente conocido de la base de usuarios y del modelo de negocio de Meta. No obstante, Meta se niega a limitar su recopilación y uso de la información personal de esos niños como exige la ley.”

Entre el primer trimestre de 2019 y el segundo trimestre de 2023, Meta recibió más de 1,1 millones de denuncias de usuarios menores de 13 años en Instagram a través de su formulario web de denuncia de menores y su proceso de denuncia de menores dentro de la aplicación, según la denuncia.

“Estos procesos fueron solo algunas de las muchas formas en que Meta adquirió conocimiento real de los usuarios menores de 13 años en sus plataformas de medios sociales”, según la demanda. “A pesar de este conocimiento real, Meta desactivó solo una fracción de esas cuentas y continuó recopilando rutinariamente los datos de los niños sin el consentimiento de los padres”.

‘Vulnerabilidades del cerebro adolescente’

“Del mismo modo, Meta rutinariamente manejó mal y no desactivó las cuentas de Instagram que estaban ‘vinculadas’ a las cuentas de Facebook cuando Meta tenía conocimiento real de que los usuarios de Facebook eran menores de 13 años”, continúa.

En 2021, Meta recibió más de 402.000 denuncias de usuarios de Instagram menores de 13 años a través de sus sistemas de denuncia en el sitio web y la aplicación, según la denuncia. Sin embargo, los registros de la compañía muestran que “menos de 164,000 -mucho menos de la mitad de las cuentas reportadas- fueron ‘desactivadas por ser potencialmente menores de 13 años’ ese año”, dice la demanda.

La demanda continúa citando una presentación interna de Meta de mayo de 2020 llamada “Teen Fundamentals” en la que, según la demanda, se destacaban las cualidades adictivas de las características de su plataforma, incluidas “ciertas vulnerabilidades del cerebro adolescente”.

Esa presentación, según la demanda, señaló que “la aprobación y la aceptación son enormes recompensas para los adolescentes” y, por lo tanto, características como “comentarios”, “sigue” y “me gusta” alientan a los adolescentes a “seguir participando y seguir volviendo a la aplicación.”

En la presentación se señalaba que los adolescentes estaban recurriendo a plataformas de la competencia para satisfacer algunas de las necesidades expuestas en la presentación, y se advertía de que Meta “haría bien en pensar detenidamente cómo podemos hacer de IG una aplicación adaptada a la mentalidad adolescente”, decía la demanda. Además, señaló que los adolescentes a menudo se meten en “madrigueras de conejo” debido a la naturaleza “especialmente ‘plástica'” de sus cerebros, y preguntó cómo Instagram podría satisfacer “el insaciable apetito de los adolescentes por la novedad” a través de las características de la aplicación, según la demanda.

En la presentación se hablaba también de la “mayor sensibilidad” de los adolescentes y de su “preocupación por ser juzgados”, así como de su deseo de recompensa, que “les predispone a los impulsos, a la presión de grupo y a comportamientos de riesgo potencialmente perjudiciales”, según la demanda.

Otro documento interno citado en la demanda señalaba que Meta tiene varias “oportunidades” para maximizar el compromiso de los adolescentes, según la demanda.

La demanda también afirma que Meta obtuvo conocimiento de los usuarios menores de edad a través de gráficos que mostraban la penetración de Instagram, un informe interno presentado al propietario Mark Zuckerberg, correos electrónicos y políticas que documentaban su presunta mala gestión de cuentas conocidas de usuarios menores de 13 años, discusiones entre investigadores, etc.

Adolescentes rusos usan sus teléfonos móviles mientras están sentados en un banco en un parque en el centro de Moscú el 24 de abril de 2018. (MLADEN ANTONOV/AFP vía Getty Images)

Siluetas de usuarios de móviles se ven junto a una proyección en pantalla del logotipo de Instagram en esta ilustración fotográfica tomada el 28 de marzo de 2018. (Dado Ruvic/Reuters)

Meta “alteró profundamente” las realidades sociales

Los 33 fiscales generales acusan a Meta de haber “alterado profundamente las realidades psicológicas y sociales de una generación de jóvenes estadounidenses” a través de tecnologías que fomentan la participación, y afirman que la empresa incumplió sus obligaciones en virtud de la Ley de Protección de la Privacidad Infantil en Internet (COPPA) al “recopilar ilegalmente los datos personales de sus usuarios más jóvenes sin el permiso de sus padres”.

La demanda afirma que Meta ha tratado de eludir sus responsabilidades en virtud de la COPPA “intentando mantener una ignorancia voluntaria de sus usuarios menores de 13 años”, pero “de forma rutinaria obtiene conocimiento real de los usuarios menores de 13 años en Instagram”.

También argumentó que Meta diseñó sus plataformas con “características de producto dañinas y psicológicamente manipuladoras para inducir a los usuarios jóvenes a un uso compulsivo y prolongado de la plataforma, al tiempo que aseguraba falsamente al público que sus características eran seguras y adecuadas para usuarios jóvenes”, y que sus aplicaciones promueven la dismorfia corporal y exponen a los usuarios menores de edad a contenidos potencialmente dañinos.

Meta dijo en un comunicado a Associated Press que la denuncia tergiversa su trabajo durante la última década para reforzar la seguridad de los adolescentes en línea, señalando que tiene “más de 30 herramientas para apoyarlos a ellos y a sus padres.”

Con respecto a la prohibición de usuarios más jóvenes del servicio, Meta dijo que la verificación de la edad es un “desafío complejo de la industria.”

La empresa ha abogado por que las tiendas de aplicaciones y los padres se aseguren de que los usuarios menores de edad no se registren en las aplicaciones. En una entrada del blog del 15 de noviembre, el gigante tecnológico instó a los padres a aprobar las descargas de aplicaciones de sus hijos adolescentes y dijo que apoya la legislación federal que obliga a las tiendas de aplicaciones a obtener la aprobación de los padres cada vez que sus hijos menores de 16 años descarguen aplicaciones.

“Con esta solución, cuando un adolescente quiera descargarse una aplicación, las tiendas de aplicaciones estarían obligadas a avisar a sus padres, de forma parecida a cuando se avisa a los padres si su hijo adolescente intenta hacer una compra. Los padres pueden decidir si aprueban la descarga. También pueden verificar la edad del adolescente al configurar el teléfono, evitando así que todos tengan que verificar su edad varias veces en distintas aplicaciones”, explica la empresa.

Jill McLaughlin ha contribuido a este artículo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.