México deporta a 106 migrantes salvadoreños en estado de irregularidad, la mayoría menores

Por Jesús de León
04 de Agosto de 2019 Actualizado: 04 de Agosto de 2019

El Gobierno mexicano deportó por vía aérea a 106 migrantes de nacionalidad salvadoreña en estado de irregularidad en ese país, la mayoría de ellos menores de edad, informó este domingo el Instituto Nacional de Migración (INM).

“El Instituto Nacional de Migración informa que ayer realizó desde aeropuerto internacional de la ciudad de Zacatecas, el primer retorno asistido de 106 personas de nacionalidad salvadoreña, que tenían condición de estancia irregular en el país”, dijo el Instituto Nacional de Migración (INM) en un comunicado.

El retorno se llevó a cabo en coordinación con la Embajada de El Salvador, y se hizo cumpliendo con las normas y procedimientos migratorios vigentes, añadió el INM.

El avión, operado por una compañía comercial, partió anoche desde Zacatecas, en el centro del país, con 24 adultos y 82 menores de edad a bordo.

El INM informó que oficiales de Protección a la Infancia se encargaron de garantizar “el principio de unidad familiar” y atendieron a “las niñas, los niños y adolescentes que viajaban con sus familias, así como a los que no iban acompañados”.

Desde el mes de marzo, el INM y la Policía Federal gestionaron 27 vuelos para retornar a migrantes indocumentados a San Pedro Sula, en Honduras, a través de los cuales se deportaron a 2.826 personas.

Asimismo, se realizaron 14 vuelos hacia Cuba, que trasladaron a 967 personas, y cuatro vuelos hacia Haití, con 330 personas a bordo.

Los migrantes guatemaltecos, en cambio, son retornados por vía terrestre, puesto que México comparte frontera con este país centroamericano.

“El INM ratifica su compromiso de salvaguardar la integridad física de las personas extranjeras que transitan por territorio nacional, con respeto a sus derechos humanos independientemente de su condición migratoria”, reivindicó el organismo.

Desde octubre de 2018, se intensificó el flujo de miles de migrantes provenientes en su mayoría de Centroamérica que atraviesan México con el objetivo de llegar a Estados Unidos.

Un grupo de migrantes salvadoreños en su camino hacia Estados Unidos en San Salvador, el 16 de enero de 2019. Foto de MARVIN RECINOS/AFP/Getty Images.

A raíz de este éxodo, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció a finales de mayo la imposición de aranceles a todos los productos mexicanos como castigo por no frenar la migración.

Pero el 7 de junio se llegó a un acuerdo para evitar los aranceles que se tradujo en el despliegue de efectivos de la nueva Guardia Nacional en la frontera sur y norte para controlar el fenómeno migratorio.

Esto se ha reflejado en una baja del 36,2 % en el número de migrantes que llegan a Estados Unidos desde México.

Poco después de supervisar la firma de un acuerdo de asilo con Guatemala en la Oficina Oval el 26 de julio, el presidente Donald Trump dijo a los reporteros que espera firmar pronto acuerdos similares con Honduras y El Salvador.

Antes del pacto con Guatemala, Trump ya había asegurado la ayuda de México para enfrentar la crisis migratoria. En ambos casos, el presidente utilizó la amenaza de aranceles para obligar a las dos naciones a cooperar, sugiriendo que la opción de una amenaza arancelaria está sobre la mesa al tratar con Honduras y El Salvador.

Asimismo, el Gobierno mexicano impulsó un plan de desarrollo económico para Centroamérica a fin de frenar la migración forzada, el cual Estados Unidos se comprometió a apoyar.

(Con información de EFE)

***

Video relacionado:

Por qué los progresistas quieren más inmigración ilegal

TE RECOMENDAMOS