Miami Beach comienza a rellenar sus playas afectadas por la erosión con 61,000 toneladas de arena

Por Anastasia Gubin
17 de Enero de 2020 Actualizado: 17 de Enero de 2020

Para luchar contra la erosión causada las mareas de tormentas y huracanes, las playas de Miami Beach comenzaron a recibir toneladas de arena para que se mantengan a un nivel seguro y sirvan como un amortiguador.

Las autoridades ordenaron esparcir 100 camiones de arena al día en cuatro franjas frente al mar que se han transformado en “puntos críticos”, hasta completar 61,000 toneladas de material por un valor de USD 16 millones financiados con fondos federales, informó Miami Herald, el 14 de enero.

“El área nutrida en realidad no se adentrará en el océano: la nueva arena se estará llenando en un ‘hoyo’ en la playa, lo que ayudará a que la costa sea más recta a lo largo de su longitud”, dijo al medio local el Dr. Stephen Leatherman, profesor de tierra y medio ambiente en la Universidad Internacional de Florida, a través de un comunicado.

Estas áreas “deben nutrirse de manera continua para mantener una playa suficientemente ancha para uso recreativo y proteger la infraestructura”, añadió al referirse al gran número de hoteles, paseos marítimos y dunas de arena.

Una excavadora del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos trabaja en el ensanchamiento de partes de la playa el 14 de enero de 2020 en Miami Beach, Florida. (Joe Raedle/Getty Images)

La arena proviene de una mina en el condado de Hendry, al este de Fort Myers, y según Leatherman, es extraída de “depósitos de dunas y playas antiguas”, en su mayoría compuestos de material de cuarzo. Las playas que se están rellenando están formadas de carbonato, drenado decenas de años atrás.

“La arena de cuarzo tiene aproximadamente el mismo tamaño de grano y blancura que la arena de carbonato, por lo que la mayoría de los bañistas no detectarán ninguna diferencia”, aseguró el especialista.

El trabajo es realizado por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército, especializado en proyectos de renovación ambiental a lo largo de la costa del condado de Miami-Dade.

Los cuatro lugares críticos que se retocarán están en las calles 65, 55, 44 y 27 y se harán en cuatro fases de trabajo que finalizarán el 18 de marzo, el 20 de abril, el 29 de mayo y la última etapa, en la calle 27, el 5 de junio, según Miami Herald.

Los residentes y visitantes tendrán que acceder a las playas bordeando las zonas de construcción hasta que se completen las obras en junio.

La gente pasa por un área donde el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos trabaja en la ampliación de partes de la playa el 14 de enero de 2020 en Miami Beach, Florida. (Joe Raedle/Getty Images)

No es la primera vez que el gobierno invierte en mantener las playas de Miami, los puntos críticos en la calle 44 y la calle 55 se habían renovado con ayuda federal entre agosto de 2016 y marzo de 2017, además de las calles 66 y 68 en el condado de Miami-Dade en 2018, después de que el viento y la lluvia del huracán Irma azotaran la costa, señala el reporte.

El proyecto de renovación de Miami Beach es parte del proyecto más grande de USD 158 millones de Control de Erosión de Playa y Protección contra Huracanes del Condado de Miami-Dade, financiado por la Ley de Presupuesto Bipartidista de 2018, según una portavoz del Cuerpo de Ingenieros del Ejército en el sur de Florida.

La mayoría del presupuesto del proyecto se destina en Bal Harbour y Sunny Isles e incluye trabajos en Surfside, que comenzaron en agosto de 2019, para colocar alrededor de 66,000 toneladas de arena a lo largo de la playa de la ciudad.

El reabastecimiento en Bal Harbour está programado para comenzar en julio.

Según el Nuevo Herald, el condado de Miami-Dade está planeado reubicar los nidos de tortugas que puedan presentarse y se monitoreará la costa a diario para determinar la presencia de aves migratorias y tortugas. La construcción se detendrá ante la presencia de tortugas marinas en cualquier momento, sin embargo ellas comienzan a llegar por lo general el 1 de mayo.

Descubra

Cambio climático: una campaña de desinformación magistral

TE RECOMENDAMOS