134,000 casos de cáncer no fueron diagnosticados durante la pandemia, revela estudio

El cáncer de próstata representó la mayor cantidad de casos potencialmente no diagnosticados

Por Aldgra Fredly
24 de Febrero de 2024 8:34 PM Actualizado: 24 de Febrero de 2024 8:34 PM

Durante los primeros 10 meses del cierre nacional debido a la pandemia de COVID-19, más de 134,000 casos de cáncer en Estados Unidos no fueron diagnosticados, según un nuevo estudio.

El análisis transversal, publicado el 22 de febrero en JAMA Oncology, encontró que las tasas observadas de incidencia de cáncer en Estados Unidos fueron un 13 por ciento más bajas durante los primeros 10 meses de la pandemia.

“Hasta donde sabemos, este es el primer estudio que ofrece un análisis a nivel nacional utilizando datos de los registros de cáncer de Estados Unidos sobre el déficit de casos de cáncer experimentado durante la pandemia de COVID-19 en 2020″, escribieron los investigadores.

El estudio evaluó las tendencias de la tasa de cáncer del periodo de marzo a diciembre de 2020 utilizando datos de incidencia de cáncer de la Base de Datos de Uso Público de Estadísticas de Cáncer de EE. UU., que cubre los 50 estados y el Distrito de Columbia.

El análisis de datos se llevó a cabo del 6 al 28 de julio de 2023. Se reportaron alrededor de 1,297,874 casos de cáncer en Estados Unidos de marzo a diciembre de 2020.

De los casos observados, el 50.7 por ciento (657,743) ocurrieron en pacientes masculinos, y el 58.3 por ciento (757,106) ocurrieron en personas de 65 años o más.

El estudio sugiere que posiblemente hubo 134,395 casos de cáncer sin diagnosticar entre marzo y diciembre de 2020. Las tasas observadas de incidencia de cáncer en todos los sitios fueron un 28.6 por ciento más bajas de lo esperado durante el pico de la pandemia entre marzo y mayo de 2020.

El cáncer de próstata representó el mayor número de casos potencialmente no detectados (22,950), seguido del cáncer de mama femenino (16,870) y el cáncer de pulmón (16,333). Según el estudio, los cánceres que se pueden diagnosticar mediante pruebas de detección vieron una reducción total de la tasa del 13.9 por ciento en comparación con la tasa esperada.

Los investigadores encontraron que, si bien la tasa de cáncer de mama femenino mostró evidencia de recuperación frente a las tendencias anteriores después de los primeros tres meses de la pandemia, los niveles permanecieron bajos para los cánceres colorrectal, cervical y de pulmón.

El estudio también encontró que las interrupciones en los diagnósticos de cáncer de pulmón en etapa avanzada fueron “significativamente mayores” que para los cánceres de mama femenino y cervical, pero comparables con las interrupciones en la incidencia de cáncer colorrectal en etapa avanzada.

Reveló que los estados de EE. UU. con respuestas más restrictivas al COVID-19 experimentaron “interrupciones significativamente mayores” en el periodo de marzo a mayo de 2020; sin embargo, para diciembre de 2020, estas diferencias fueron “no significativas para todos los sitios excepto el cáncer de pulmón, riñón y pancreático”.

Interrupciones asociadas a la pandemia que afectan las tasas de incidencia del cáncer

Mientras tanto, los investigadores señalaron que los hallazgos subrayan la necesidad de volver a involucrar a las personas en los exámenes de detección de cáncer recomendados y las visitas de atención médica rutinarias.

Consideran que este estudio también puede ayudar en la planificación para futuras interrupciones que de otro modo afectarían la oportunidad del diagnóstico del cáncer en Estados Unidos.

Un farmacéutico trabaja con equipo de protección personal en el vecindario de Elmhurst en la ciudad de Nueva York el 1 de abril de 2020. (Stephanie Keith/Getty Images)

“Es importante que continuemos evaluando las tendencias identificadas en este estudio a medida que se tenga acceso a los datos de incidencia de cáncer en Estados Unidos para los años posteriores a 2020”, afirmaron los investigadores.

“Las interrupciones asociadas a la pandemia seguirán afectando las tasas de incidencia de cáncer, y aún no se sabe cuánto tiempo pasará hasta que nos recuperemos por completo”.

“Más allá de la incidencia, es importante que midamos la contribución de la pandemia a las tendencias futuras en la mortalidad y la supervivencia del cáncer”, agregaron.

El estudio destacó que cuanto más tiempo permanezca el cáncer sin detectar, “mayor será el riesgo de progresión del tumor y menores serán las posibilidades de supervivencia y otros resultados positivos para los pacientes”.

“Con una reducción cercana al 10 por ciento respecto a las tasas esperadas en la incidencia general en etapas avanzadas de marzo a diciembre de 2020, sin duda y desafortunadamente, habrá un aumento subsiguiente en la mortalidad por cáncer”, señalaron los investigadores.

“La importancia y la duración de este aumento proporcionarán una visión más completa de cómo las interrupciones causadas por COVID-19 han afectado la carga del cáncer en Estados Unidos”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo clic aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.