Miles de científicos estadounidenses venden sus investigaciones a China, cuestiona el Senado

Por Mark Tapscott
20 de Noviembre de 2019 Actualizado: 20 de Noviembre de 2019

China ha pagado a más de 7000 científicos y otros expertos de Estados Unidos durante la última década. A través de su Plan de Mil Talentos (TTP, por sus siglas en inglés) para que entreguen sus investigaciones, según un informe del subcomité del Senado hecho público el 18 de noviembre.

El TTP es solo uno de los aproximados 200 programas chinos de “reclutamiento de talentos”. Aunque China les paga, estos científicos también han recibido fondos del gobierno de Estados Unidos. Los contribuyentes estadounidenses han gastado cientos de miles de millones para financiar la investigación y el desarrollo que ha terminado en China, según el informe.

Los ayudantes del Congreso que informaron a los reporteros sobre el informe dieron ejemplos de lo que hacen los científicos vinculados al TTP. En un caso, un investigador del Departamento de Energía de Estados Unidos descargó más de 30,000 archivos sin autorización y los llevó a China.

En otro ejemplo, en los Institutos Nacionales de Salud, un científico redirigió la investigación de un laboratorio en Estados Unidos para que se realizara en una institución china.

A veces, los científicos transfieren la propiedad intelectual a China, mientras que en otros casos, establecen laboratorios a la sombra en China para replicar simultáneamente su trabajo con sede en Estados Unidos.

Beijing ha tenido aún más éxito con su “reclutamiento de talentos” de lo que esperaba, según los ayudantes. Aunque su objetivo original era reclutar a 2000 investigadores estadounidenses a través de TTP, en 2017 atrajo a más de 7000.

El TTP es administrado de cerca por el Departamento de Organización del Comité Central del Partido Comunista Chino, que controla las asignaciones de más de 90 millones de funcionarios del Partido en todos los niveles de gobierno.

El informe es un paso importante para comprender cómo la investigación financiada por los impuestos de Estados Unidos ha contribuido al ascenso mundial de China, dijeron los asistentes del Congreso. El informe fue creado por el Subcomité Permanente de Investigaciones de la Comisión de Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales, presidido por el Senador Rob Portman (R-Ohio).

Se centró en cómo el TTP de China comprometió a los investigadores de varias agencias de EE.UU., y encontró que esas agencias hicieron poco para prevenir el problema.

Se conocía mucho sobre el TTP porque los funcionarios chinos publicaron detalles seleccionados sobre el programa en los sitios web oficiales. Pero cuando los funcionarios estadounidenses comenzaron a prestar mucha atención al programa en 2018, los sitios web del régimen chino eliminaron las referencias en línea al TTP, incluyendo una lista de los nombres de los científicos participantes.

El FBI actuó con lentitud, reportó el informe

El informe fue especialmente crítico con el FBI, que recibió información sobre los miembros del TTP y otros planes de reclutamiento de talentos en 2016. El FBI tardó casi dos años en coordinar la difusión de esa información a las agencias federales que otorgan subsidios, dijeron los asesores.

Como resultado, el informe señala que Beijing tuvo “la oportunidad de reclutar investigadores y científicos con sede en Estados Unidos… incluyendo 70 premios Nobel y académicos”.

Detalles adicionales sobre la lenta respuesta del FBI fueron eliminados del informe, pero el documento agregó que la oficina “sigue careciendo de un programa coordinado de alcance nacional para combatir la amenaza que representan los planes de reclutamiento de talentos [de China]”.

El documento del subcomité también fue crítico con los departamentos de Energía, Comercio y Estado. Dijo que los funcionarios de Energía han identificado a cientos de miembros de TTP que trabajan en posiciones dentro del departamento.

Los funcionarios del Departamento de Estado no “rastrean los programas de reclutamiento de talentos de China y rara vez niegan (menos del 5 por ciento) las solicitudes de visado de los ciudadanos chinos con posibles vínculos con el robo de propiedad intelectual”, señala el informe.

Los funcionarios del Departamento de Comercio han aprobado un número significativo de ciudadanos chinos para trabajar tecnologías sensibles de Estados Unidos. El subcomité examinó a 2000 personas y encontró que 20 eran miembros de programas de reclutamiento de talentos, más de 150 estaban vinculadas a universidades chinas con nexos al ejército chino y más de 60 estaban asociados con la Academia China de Ciencias.

 

Descubre

Cómo Huawei es utilizado como herramienta de espionaje y subversión

TE RECOMENDAMOS