Miles de estadounidenses recurren a los bancos de alimentos a causa del desempleo masivo

Por Katabella Roberts
20 de Abril de 2020 12:11 PM Actualizado: 20 de Abril de 2020 12:11 PM

Miles de personas en todo Estados Unidos están acudiendo masivamente a los bancos de alimentos a causa del elevado número de desempleos por el virus del PCCh, el cual ha dejado a las familias en una difícil lucha para adquirir la comida de sus hogares.

Un récord de 22 millones de estadounidenses ha solicitado un seguro de desempleo desde que el presidente Donald Trump declaró una emergencia nacional, en marzo, y numerosas empresas consideradas no esenciales se vieron obligadas a cerrar, en un intento por frenar la propagación del virus.

Tras una ola de despidos y permisos masivos, los bancos de alimentos de todo el país han estado luchando por mantener el ritmo de la demanda sin precedentes, ya que miles de personas hacen cola, a veces durante horas, para recoger alimentos de las despensas de los autoservicios.

Feeding America, la organización de ayuda alimentaria más grande del país, que supervisa una red de 200 bancos de alimentos y 60,000 despensas de alimentos, dijo que casi el 100 por ciento de los bancos de alimentos en su red está atendiendo a los necesitados durante la pandemia, pero casi el 60 por ciento se enfrenta a una reducción en sus niveles de inventario a causa de la creciente demanda.

“Este año, la crisis de COVID-19 está llevando a más de nuestros vecinos a la inseguridad alimentaria y está presionando a los bancos de alimentos para que proporcionen más comidas”, dijo la semana pasada la directora ejecutiva de Feeding America, Claire Babineaux-Fontenot, en un comunicado. “El sistema alimentario caritativo nunca se ha enfrentado a un desafío tan tremendo, y necesitamos todos los recursos que podamos obtener para ayudar a nuestros vecinos durante este terrible momento”.

En Nueva York, el estado más afectado por el virus, el Banco de Alimentos de la ciudad de Nueva York, la organización contra el hambre más grande de la ciudad, dijo que el número de personas que recurren a su red alimentaria de emergencia ha aumentado en un 50 por ciento.

“En Richmond Hills, Queens, en el River Fund, teníamos una agencia que servía de 1000 a 1500 personas antes de COVID”, dijo Leslie Gordon, presidente y director ejecutivo del Banco de Alimentos, al New York Post. “Ahora estamos llegando a 5000 personas en la fila y eso podría seguir creciendo. Esto no es único. Es un referente de lo que está sucediendo en la ciudad de Nueva York”.

Otros estados en todo el país también están viendo un aumento en la cantidad de personas que recurren a los bancos de alimentos durante este tiempo incierto. El 14 de abril, casi 1000 autos se alinearon en un centro de distribución, establecido en Pennsylvania por el Greater Pittsburgh Community Food Bank. La demanda de sus bolsas de alimentos aumentó casi un 40 por ciento en marzo.

En Washington, la cantidad de personas que vienen a buscar alimentos en el Banco de Alimentos del Área Capital ha aumentado del 30 al 400 por ciento a causa de la pandemia, mientras que las llamadas a su Línea de vida del hambre, en la que las personas pueden llamar para recibir comida gratis, se han triplicado en las últimas semanas.

Un portavoz de la organización dijo a WUSA9 que las donaciones minoristas de alimentos, que normalmente pueden ser responsables de millones de dólares en ayuda, han caído un 75 por ciento durante la propagación del virus del PCCh, comúnmente conocido como nuevo coronavirus. Como resultado, el banco de alimentos tuvo que comprar 45 camiones de alimentos en abril, más de lo que generalmente necesita comprar en un año entero.

La semana pasada, el Banco de Alimentos San Antonio de Texas dijo que unas 6000 personas se habían registrado para recibir alimentos el jueves, pero que finalmente había servido a 10,000 familias, algunas de las cuales habían llegado la noche anterior para sentarse y esperar.

Los bancos de alimentos en Alabama, Las Vegas, Cleveland, Boston, Los Ángeles y docenas más han atestiguado un aumento similar en las solicitudes de alimentos, debido a la desaceleración económica resultante de la pandemia.

A pesar de la creciente demanda de alimentos, los agricultores se ven obligados a tirar miles de galones de leche y productos frescos, ya que la falta de infraestructura significa que no pueden distribuirlos a las despensas de alimentos, según un informe del New York Times.

La Asociación de Comercialización de Productos, un grupo comercial de la industria, estima que ya se han desperdiciado unos USD 5000 millones en frutas y verduras frescas, a pesar de que miles de personas necesitan desesperadamente alimentos nutritivos.

“Tenemos cientos de miles de agricultores con sus productos estancados. Debido a que no tienen los medios financieros para enviarlos y distribuirlos en todo el país, se desperdician alimentos buenos y nutritivos, mientras que miles de personas pasan hambre”, dijo el CEO Cathy Burns a The Hill.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

La gente siente la gravedad de la pandemia en Shanghai, China

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.