Miles de húngaros se manifiestan contra proyecto de campus de universidad china en Budapest

Por Frank Yue
07 de Junio de 2021
Actualizado: 07 de Junio de 2021

Miles de húngaros se concentraron frente al edificio del Parlamento en Budapest contra los planes de una universidad china de abrir un campus en la capital de Hungría. Los críticos expresaron su preocupación por las restricciones a la libertad académica y la influencia política de Beijing en el país del este de Europa.

El 5 de junio, se vio un mar de manifestantes marchando hacia el edificio del Parlamento húngaro, con pancartas como “DETENEGAN A CHINA”, “TRAICIÓN”, “NO A FUDAN”, “APOYEN LA EDUCACIÓN DE HUNGRÍA”.

En abril se firmó un acuerdo estratégico entre el gobierno húngaro y la Universidad de Fudan, con sede en Shanghai, una de las principales universidades de China. Según el acuerdo, la universidad crearía un campus en Budapest para 2024, y los húngaros harían una gran inversión en el proyecto. Anteriormente, el gobierno había planeado construir un complejo de dormitorios para estudiantes húngaros en la ciudad.

El campus propuesto será la única sucursal extranjera de la universidad y también la primera entre los 27 Estados miembros de la UE.

Los críticos acusan al partido Fidesz (Federación de Jóvenes Demócratas-Alianza Cívica Húngara) del primer ministro húngaro, Orbán Viktor, de complacer a Beijing, ya que temen que el campus chino perjudique la calidad de la enseñanza superior del país y contribuya a promover la influencia de Beijing en el antiguo país comunista —así como en la UE.

El 5 de junio, Gergely Karácsony, alcalde de Budapest, calificó el proyecto de Fudan, del partido Fidesz, de “suicidio moral definitivo y completo”.

El alcalde también tuiteó el 2 de junio que daba la bienvenida a “las universidades extranjeras que no están vinculadas a ideologías estatales opresivas, son transparentes” y no suponen una desventaja para los contribuyentes húngaros.

Imágenes de Twitter publicadas por Radio Free Europe/Radio Liberty mostraban al menos tres letreros de calles en las inmediaciones de la ubicación prevista para el campus, rebautizadas como Dalai-Láma Út (calle del Dalai Lama), Szabad Hongkong Út (calle de la libertad de Hong Kong) y Ujgur Mártírok Út (calle de los mártires uigures) —los manifestantes recordaban el historial en derechos humanos del régimen chino en el Tíbet, Hong Kong y Xinjiang.

El 5 de junio, un internauta con el nombre de usuario dora1234view comentó: “Lo sucedido en Hungría demuestra que el totalitarismo se está extendiendo y está bien apoyado. Demuestra que la UE está en peligro”.

“Es hora de actuar”, advirtió. “Sin consecuencias, el totalitarismo controlará la UE”.

En China continental, las autoridades comunistas vigilan de cerca las universidades y colegios nacionales. Hay cámaras de vigilancia en todas las aulas. Las voces discrepantes de profesores o estudiantes pueden ser denunciadas a los administradores o a la policía por sus compañeros si se consideran comentarios graves “contra China” o “contra el partido”.

La ley china establece que toda universidad o colegio, público o privado, debe jurar lealtad al PCCh. Los cargos más altos de la universidad están casi siempre ocupados por personas claramente comunistas.

Históricamente, la Universidad de Fudan era una de las instituciones de enseñanza superior más prestigiosas de China. Sin embargo, el Partido Comunista Chino (PCCh) comenzó a poner la escuela y muchas otras bajo su control directo desde que llegó al poder por la fuerza en 1949, e impulsó sus ideologías comunistas.

En 1952, el entonces líder chino Mao Zedong nombró presidente de la Universidad de Fudan a Chen Wangdao, el primer traductor al chino del texto completo de “El Manifiesto Comunista”.

“El Manifiesto Comunista”, escrito por Karl Marx y Friedrich Engels en 1848, es idolatrado como el primer documento metódico de los comunistas.

El control ideológico del PCCh sobre la universidad de Fudan ha sido tan amplio que en 2014 se creó una Facultad de Marxismo, con el objetivo de formar jóvenes talentos para el partido en el poder.

En 2019, la Universidad de Fudan llamó la atención por su controvertida constitución universitaria revisada. En particular, la “libertad de pensamiento” fue eliminada en la última edición, mientras que la “adhesión al liderazgo del PCCh” fue añadida y destacada en la actualización. Además, el concepto de “independencia académica” se hizo mucho menos prominente en el documento.

Con información de Xu Zhenqi.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS