Miles de personas protestan en Turquía contra los pasaportes de vacunación de COVID-19

Por Lorenz Duchamps
11 de Septiembre de 2021
Actualizado: 11 de Septiembre de 2021

Miles de personas se reunieron el sábado en el distrito de Maltepe de Estambul, la capital de Turquía, para protestar contra las restricciones relacionadas con el COVID-19, incluidas las órdenes de vacunación, alegando que las restricciones infringen sus derechos.

Cerca de 3000 personas asistieron a la concentración, que fue autorizada por la oficina del gobernador y comenzó a las 14:00 hora local, informó la agencia de noticias turca Diken.

Los manifestantes organizaron la protesta por las nuevas medidas aprobadas por el gobierno y que entrarán en vigor a partir del 13 de septiembre, que exigen una prueba de vacunación o un resultado negativo en la prueba COVID-19 a todos los usuarios de aviones, autobuses y trenes interurbanos, así como a los asistentes a grandes eventos como conciertos o representaciones teatrales.

Según los vídeos y las fotos de la concentración, una gran multitud de personas escuchaba a los oradores mientras sostenía pancartas en las que se podía leer: “El pueblo turco no se convertirá en conejillo de indias de las vacunas”, “La libertad no es gratis. Estamos dispuestos a pagar por ella”, “Mi cuerpo, mi decisión” y “El Ministerio de Salud no es una oficina de comercialización de vacunas”.

Representantes de 14 partidos políticos estuvieron presentes en la manifestación, informó Diken. Los participantes en la manifestación, que fue bautizada como “El gran despertar”, corearon consignas como “gran dimisión” y “abajo los asesinos”.

La gente manifiesta contra las órdenes relacionadas con el COVID-19, que incluyen vacunas, pruebas y mascarillas el 11 de septiembre de 2021 en Estambul, Turquía. En una pancarta se lee “Mi cuerpo, mi decisión”. (OZAN KOSE/AFP vía Getty Images)
Se lee en una pancarta “no quiero que me impongan la prueba pcr” durante una manifestación contra las órdenes relacionadas con el COVID-19, el 11 de septiembre de 2021 en Estambul. (OZAN KOSE/AFP vía Getty Images)

“Esta pandemia no hace más que restringir aún más nuestras libertades y no tiene fin”, dijo Erdem Boz, un desarrollador de software de 40 años. “Las mascarillas, las vacunas y las pruebas de PCR podrían ser obligatorias. Estamos aquí para expresar nuestro descontento con esto”.

“Estamos en contra de todas estas órdenes”, dijo Aynur Buyruk Bilen, miembro del llamado Movimiento de Resistencia a la Plandemia.

“Creo que las vacunas no están completas y que es un líquido experimental”, añadió.

A partir del 13 de septiembre, todos los empleados de las escuelas que no estén vacunados deberán someterse a una prueba de PCR dos veces por semana. Se exigen mascarillas y distanciamiento social en público.

El ministro turco de Salud, Fahrettin Koca, dijo en Twitter el día de la protesta que las vacunas son “la solución definitiva” y que ordenar estas normas es “esencial”.

El ministro turco de Salud, Fahrettin Koca, ofrece una rueda de prensa tras la reunión del Consejo Científico sobre el brote de COVID-19 en Ankara, Turquía, el 16 de marzo de 2020. (ADEM ALTAN/AFP vía Getty Images)

Según los datos recogidos por el ministerio de Salud turco, más de 51 millones de personas en Turquía recibieron las primera dosis de la vacuna COVID-19 en el marco del programa nacional del país. Casi 40 millones de personas están totalmente inoculadas como parte del programa que comenzó en enero.

Los nuevos casos diarios en Turquía rondan los 23,000, lo que provocó una advertencia de Koca a principios de este mes, diciendo que ahora mismo la pandemia es solo “para los no vacunados”.

Reuters contribuyó a este informe.

De NTD News


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS