Militares españoles encuentran ancianos y cuerpos “completamente abandonados” en casas de acogida

Ministra de Defensa dice que se tomarán medidas pronto

Por Jack Phillips
24 de Marzo de 2020 7:33 PM Actualizado: 24 de Marzo de 2020 7:33 PM

Los soldados españoles han encontrado residentes mayores en hogares de ancianos “completamente abandonados” o “muertos en sus camas”, dijo la ministra de Defensa, Margarita Robles, en una entrevista televisada esta semana.

Sus comentarios se producen cuando España informó que 500 personas murieron por el virus del PCCh en 24 horas, convirtiendo al país en el país más afectado fuera de Italia.

La Gran Época se refiere al nuevo coronavirus, que causa la enfermedad COVID-19, como el virus del PCCh porque el encubrimiento y la mala gestión del Partido Comunista Chino permitieron que el virus se extendiera por toda China y creara una pandemia global.

Los militares encontraron a los residentes en los hogares de cuidado cuando prestaban servicios de atención médica y desinfectaban, en todo el país, instalaciones para el cuidado de las personas, dijo Robles a los medios locales, según NPR. La ministra no dio cifras al respecto.

Un hogar de cuidado privado en Madrid reportó 20 muertes y alrededor de 75 infecciones la semana pasada. Y en otros centros de atención, según Robles, el personal abandonó a los ancianos que resguardaban después de que se confirmaron casos del virus del PCCh. Al irse, les dijeron a los residentes que se cuidaran a sí mismos.

“Seremos completamente implacables y contundentes con el tipo de tratamiento que reciben los residentes de edad avanzada en estos centros”, dijo Robles, explicando que las autoridades españolas tomarán medidas contra los proveedores de atención que eviten sus responsabilidades durante la pandemia. “Sé que una gran mayoría [de los centros] están cumpliendo con sus obligaciones”.

El creciente número de muertos en España (2696 personas han muerto hasta ahora) ha abrumado a los hospitales y funerarias de Madrid. Los funcionarios se vieron obligados a establecer sobre una gran pista de hielo, cerca del Palacio de Hielo, un hospital improvisado.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ofrece una conferencia de prensa en Madrid, España, el 23 de marzo de 2020. (Carlos Alvarez/Getty Images)

“Esta es una medida temporal y extraordinaria destinada principalmente a mitigar el dolor de las familias de las víctimas y la situación en los hospitales de Madrid”, dijo el lunes un funcionario del gobierno regional, según The Guardian.

Los fiscales en Cataluña, hasta ahora, abrieron una investigación sobre dos centros de atención, dijeron funcionarios locales. Al menos 13 residentes murieron en una casa en Capellades, y nueve más murieron en una casa en Olesa de Montserrat.

Las autoridades españolas dijeron que alrededor del 14 por ciento de todas las infecciones en el país se encuentran entre los trabajadores de la salud, lo que el jefe de emergencias de salud, Fernando Simon, atribuyó a la disponibilidad limitada de equipos de protección y a varios grupos tempranos del virus que se presentaron en los hospitales.

También advirtió que la presión sobre las unidades de cuidados intensivos continuará después de que la transmisión del virus haya alcanzado su punto máximo.

Haciendo eco de sus preocupaciones, el sindicato de enfermería SATSE pidió kits de prueba y medidas drásticas para ayudar a reforzar los hospitales de Madrid, que según dijo estaban “al borde del colapso”.

Reuters contribuyó a este informe.

España, su relación con el régimen chino y el virus del PCCh

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.