Millones de estadounidenses serán retirados de Medicaid tras aprobación del proyecto de ley ómnibus

Por Naveen Athrappully
27 de Diciembre de 2022 9:06 AM Actualizado: 27 de Diciembre de 2022 9:06 AM

Millones de ciudadanos estadounidenses que se inscribieron en el programa de seguro Medicaid durante la pandemia de COVID-19 pronto podrían perder su cobertura debido a la aprobación del proyecto de ley ómnibus con un presupuesto de USD 1.7 billones.

En enero de 2020, la administración Trump declaró una emergencia de salud pública (PHE) que se ha renovado cada 90 días desde entonces. La Ley de Respuesta Primaria al Coronavirus para las Familias (Families First Coronavirus Response Act) fue promulgada en marzo de 2020 y prohíbe a los estados retirar a los beneficiarios de Medicaid del programa mientras la emergencia de salud pública esté en vigor, garantizando así que los estadounidenses tengan acceso a una cobertura médica continua durante la pandemia.

Sin embargo, el proyecto de ley ómnibus de 1.7 billones de dólares contiene una disposición que elimina la protección de la cobertura de Medicaid frente a la emergencia de salud pública, lo que implica que los estados podrán empezar a retirar a las personas que no cumplan los criterios de Medicaid a partir de abril de 2023.

Medicaid es una forma de asistencia sanitaria gratuita o de bajo costo en la que las personas cumplen los requisitos en función de los ingresos y el tamaño de la familia. Las personas suelen perder su cobertura de Medicaid cuando sus ingresos aumentan y quedan fuera de sus requisitos de elegibilidad.

Según una estimación del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), unos 15 millones de estadounidenses podrían terminar perdiendo la cobertura de Medicaid y del Programa de Seguro Médico para Niños (CHIP) una vez que los estados empiecen a juzgar a las personas en función de los criterios de elegibilidad que estaban en vigor antes de la pandemia de COVID-19.

Republicanos presionan para terminar con la emergencia de salud pública

Un grupo de 25 gobernadores republicanos envió una carta al presidente Joe Biden el 19 de diciembre, solicitando que ponga fin a la emergencia de salud pública en abril.

En la carta se señala que la emergencia de salud pública afecta negativamente a los estados, ya que aumenta artificialmente el número de estadounidenses acogidos a Medicaid incluso cuando no tienen derecho a ello. Como resultado, los estados tienen que desembolsar más dinero para el programa.

“Para empeorar la situación, sabemos que un número considerable de personas han vuelto a la cobertura patrocinada por el empleador o están recibiendo cobertura a través del mercado individual, y sin embargo, los estados todavía deben contabilizar y pagar por su inscripción en Medicaid de nuestra parte no federal. Esto está costando a los estados cientos de millones de dólares”, afirma la carta.

Desde el comienzo de la pandemia, los estados han incorporado a 20 millones de estadounidenses a Medicaid, una cifra que sigue aumentando. Los gobernadores, sin embargo, quieren poner fin a la emergencia de salud pública y avisar a los estados de tales intenciones con suficiente antelación.

Nuevas determinaciones de Medicaid

La Asociación Nacional de Directores de Medicaid señaló que más de 90 millones de estadounidenses están inscritos en Medicaid, lo cual es el mayor número de afiliados en la historia del programa, según un comunicado de prensa del 20 de diciembre.

“Las posibles pérdidas de cobertura de Medicaid al iniciarse las nuevas determinaciones (de elegibilidad) oscilan entre 5 y 19 millones, aunque muchas de estas personas tendrán derecho a otra cobertura o ya la tienen”, dice el comunicado.

Entre las personas que probablemente serán excluidas de Medicaid, se espera que las primeras sean aquellas con información personal incorrecta.

A algunos les preocupa que el enorme volumen de nuevas determinaciones de elegibilidad pueda acabar expulsando a algunas personas de Medicaid, incluso a aquellas que cumplen los requisitos. El HHS calcula que 6.8 millones de personas podrían perder la cobertura de Medicaid en tales circunstancias.

El 12 de diciembre, el HHS publicó una propuesta que permitirá a los mercados estatales de la Ley de Asistencia Asequible establecer un plazo especial de inscripción para que las personas expulsadas de Medicaid puedan acogerse pronto a una alternativa.

La administración Biden informó a los estados de que avisará con 60 días de antelación antes de poner fin a la emergencia de salud pública. La actual emergencia de salud pública solo dura hasta el 11 de enero de 2023.

Como el gobierno federal aún no ha avisado a los estados, se espera que la administración prorrogue la emergencia de salud pública hasta abril.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.