Ministerio de Salud de Brasil recomienda ampliamente el uso de hidroxicloroquina y cloroquina

Por Zachary Stieber
20 de Mayo de 2020
Actualizado: 20 de Mayo de 2020

El Ministerio de Salud de Brasil recomendó el miércoles el uso de hidroxicloroquina y de cloroquina (estrechamente relacionada con la hidroxicloroquina) en pacientes hospitalizados, desde los casos leves hasta los más graves.

Los médicos deberían considerar la posibilidad de recetar la combinación, cada vez más popular, de tres medicamentos de hidroxicloroquina o cloroquina con azitromicina, un antibiótico y zinc, según las nuevas pautas (pdf).

Las pautas federales de Brasil decían anteriormente que la hidroxicloroquina y la cloroquina solo deberían usarse en pacientes que sufren casos graves de COVID-19. La nueva guía dice que los antipalúdicos deben usarse con azitromicina, un antibiótico, a la primera señal de síntomas.

Los pacientes deberán firmar una exención reconociendo los posibles efectos secundarios causados por el medicamento.

Debido a la mayor toxicidad de la cloroquina, los niños deben recibir solo hidroxicloroquina.

Una fotografía de una computadora portátil muestra hidroxicloroquina a la venta en un sitio web brasileño, en Río de Janeiro, Brasil, el 20 de mayo de 2020. (Mauro Pimentel/AFP a través de Getty Images)

La cloroquina debe usarse con precaución en pacientes con enfermedades cardíacas, hepáticas, renales y mentales.

La orientación se dio a conocer después de una reciente autorización de un consejo nacional de medicina para la prescripción de los medicamentos mencionados contra COVID-19, una nueva enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

El Ministerio de Salud de Brasil dijo que los pacientes con casos leves o moderados deben recibir dos dosis de 450 miligramos de cloroquina en el día uno y una dosis única de la misma cantidad entre los días dos y cinco, junto con 500 miligramos de azitromicina por día hasta el día cinco. Se recomienda el mismo régimen para la hidroxicloroquina con una dosis ligeramente reducida de 400 miligramos.

Los pacientes con enfermedades graves no deben recibir el régimen de cloroquina, dijeron funcionarios de salud.

El ministerio emitió las directrices en consideración de “la existencia de varios estudios y la amplia experiencia en el uso de cloroquina e hidroxicloroquina en el tratamiento de otras enfermedades infecciosas y enfermedades crónicas en el ámbito del” sistema de salud.

Dijo que hasta la fecha no existe un tratamiento efectivo para COVID-19.

El Secretario Ejecutivo del Ministerio de Salud de Brasil, Eduardo Pazuello, durante una conferencia de prensa para dar actualizaciones sobre la pandemia de COVID-19, en el Palacio de Planalto, en Brasilia, el 27 de abril de 2020. (Andressa Anholete/Getty Images)

El ministro interino de Salud, Eduardo Pazuello, un general del ejército en servicio activo, autorizó las nuevas pautas después de que dos médicos capacitados dejaron consecutivamente el cargo ministerial. Nelson Teich, oncólogo y consultor de atención médica, renunció el viernes después de asumir el cargo a mediados de abril.

“La vida está hecha de elecciones y hoy decidí irme”, dijo Teich a los periodistas en Brasilia.

La hidroxicloroquina y la cloroquina se han utilizado durante mucho tiempo en todo el mundo para prevenir y tratar la malaria y otras dolencias, y su uso contra COVID-19 ha ganado fuerza en varias naciones, incluidos Estados Unidos, India y Turquía.

Las directrices citan 76 documentos, incluidos algunos estudios y enlaces a estudios en curso, sobre hidroxicloroquina y cloroquina. También se incluyen estudios realizados a principios de la década del 2000 sobre la eficacia del zinc, la cloroquina y la hidroxicloroquina.

Entre las investigaciones más recientes está un estudio en Francia del 22 de marzo en donde se determinó que la hidroxicloroquina se asociaba a una reducción de la carga viral; un estudio realizado el 10 de abril en China concluyó que el uso de la droga podía “acortar significativamente” el tiempo de recuperación clínica; y un estudio realizado el 1º de mayo, por investigadores chinos, determinó que la hidroxicloroquina se asociaba a una reducción de la tasa de mortalidad en pacientes COVID-19 gravemente enfermos.

Expertos médicos dijeron que los estudios no han confirmado la efectividad de los medicamentos en el tratamiento del virus del PCCh, incluido Marcos Espinal, director de enfermedades transmisibles de la Organización Panamericana de la Salud.

“Nuestras recomendaciones son muy claras en cuanto a que no deben usarse todavía y de hecho los estudios están sugiriendo un mayor índice de efectos secundarios y problemas cardiológicos en las personas que lo usan”, dijo Espinal a los periodistas en una sesión informativa realizada el martes.

Ileana Alescio, The Associated Press y Reuters contribuyeron a este informe.

Sigue a Zachary en Twitter: @zackstieber


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

¿Por qué Bolsonaro se niega a cerrar la economía de Brasil por COVID-19?

TE RECOMENDAMOS