Mooney recibe el apoyo de Trump y gana las primarias de conservadores en Virginia Occidental

Por John Haughey
11 de Mayo de 2022 7:30 AM Actualizado: 11 de Mayo de 2022 9:41 AM

HARPER’S FERRY, Virginia Occidental— Dos titulares republicanos gastaron seis meses y más de 6 millones de dólares tratando de dejar fuera Trump entre ellos, pero, al final, solo uno obtuvo el respaldo del expresidente y eso resultó ser la diferencia.

El congresista Alex Mooney (R) derrotó al congresista David McKinley (R) en una activa contienda este martes en las primarias republicanas del 2º Distrito del Congreso (CD 2) de Virginia Occidental, según una proyección de Decision Desk HQ.

Con el 67 por ciento de los distritos reportados a las 8:56 p.m., Mooney recibió el 50.25 por ciento de los votos contra el 39.59 por ciento de McKinley, según Decision Desk HQ.

Mooney superó el déficit de las encuestas iniciales después de recibir un respaldo del expresidente republicano Donald Trump en noviembre.

Mooney, de 50 años, elegido por primera vez para el Congreso en 2014, obtuvo el respaldo de Trump como “un orgulloso conservador de America First (Estados Unidos Primero)” porque votó en contra del proyecto de ley de infraestructura Build Back Better del presidente Joe Biden y en contra de un proyecto de ley para crear una comisión bipartidista para investigar el ataque del 6 de enero en el Capitolio de Estados Unidos.

Ante unos 200 simpatizantes en el Clarion Inn, cerca de Harper’s Ferry, Mooney dio las gracias a su familia, al personal de la campaña, a los votantes y a “mi voluntaria nº 1”, su madre Lala Suárez Mooney, que cumple 81 años el jueves.

“También quiero agradecer al presidente Trump su respaldo y apoyo”, dijo Mooney. “Cuando Donald Trump se pone a pensar en algo, cuidado. Donald Trump ama a Virginia Occidental y Virginia Occidental ama a Donald Trump”.

A su vez agradeció a McKinley “su buen trabajo representando a nuestro estado”. Hizo hincapié en “nuestro” en respuesta a la afirmación de McKinley de que él es un “carpetbagger”.

Cuando la redistribución le dejó a él y a McKinley compitiendo por el mismo escaño, sabía que era el perdedor porque el 2º Distrito del Congreso recién redibujado era “dos tercios (de McKinley) y un tercio mío. Ellos dijeron que no se podía hacer” como cuando derrotó a seis compañeros republicanos en las primarias de 2014 y se impuso al demócrata Nick Casey, 49 por ciento a 47 por ciento para convertirse en el primer hispano elegido para la delegación del Congreso de Virginia Occidental.

El director de campaña de Mooney, Teemu Garrity, dijo que el candidato no se durmió en los laureles tras recibir el respaldo de Trump.

“Él hizo una campaña de la vieja escuela. Se puso a trabajar, yendo de puerta en puerta en los 27 condados (en el 2º Distrito del Congreso), reuniéndose con funcionarios locales y los ciudadanos”, dijo el director de campaña.

Según Garrity, la infraestructura de McKinley y los votos de la comisión del 6 de enero fueron clave con los votantes.

“Más allá de eso”, dijo, “este es un estado cambiante y la forma en que se dibujan los nuevos distritos, (el 2º Distrito del Congreso) es un nuevo territorio” que ya no se parece al distrito y al estado que los demócratas dominaron hasta hace poco durante más de un siglo.

Mooney calificó al senador estadounidense Joe Manchin —el único demócrata electo a nivel estatal— de “arrogante” por respaldar a McKinley en la carrera, señalando que el senador y exgobernador de dos mandatos apuntó a su campaña en 2013 cuando fue elegido por primera vez al Congreso.

Manchin estaba entre los “intereses especiales” que trataron de descarrilar su reelección, pero los votantes no se dejaron engañar, dijo Mooney.

Mooney dijo que Manchin es ahora el que tiene su fortuna política en riesgo mientras persigue la reelección en 2024. “La verdadera amenaza para Manchin y gente como él son los votantes de Virginia Occidental”, dijo. “Yo estoy 2-0 contra él. Tal vez debería hacer un 3-0”.

Además de Trump, Mooney cosechó los apoyos del Club for Growth (Club para el Crecimiento), FreedomWorks, el House Freedom Fund (Fundación de la Casa de la Libertad), American Conservative Union, FreedomWorks PAC, y los representantes republicanos Ronny Jackson de Texas y Lauren Boebert de Colorado.

“El congresista Mooney es un guerrero conservador”, dijo Trump en su respaldo de noviembre, llamando a McKinley “un RINO [Republicano Sólo de Nombre] que apoyó el ‘Proyecto de Ley de No Infraestructura’ y el ‘Comité de No Selección del 6 de enero'”.

Ese respaldo resonó entre los votantes republicanos. Cuando Trump apoyó a Mooney en noviembre, en las encuestas estaba por detrás de McKinley entre 15 y 20 puntos porcentuales. A finales de abril, las encuestas indicaban que Mooney había dado la vuelta elescenario y estaba por encima unos 15 puntos porcentuales.

McKinley, de 75 años, expresidente del Comité Estatal del Partido Republicano que se presentó sin éxito a las elecciones a gobernador en 1996, lleva en el Congreso desde 2010, ganando un escaño ocupado por los demócratas desde 1968.

Fue respaldado por el senador estadounidense Joe Manchin, el único demócrata elegido en todo el estado de Virginia Occidental, el gobernador demócrata convertido en republicano Jim Justice, el exsecretario de Estado de la administración Trump Mike Pompeo, la Cámara de Comercio del estado, la Asociación de Fabricantes de Virginia Occidental y la Asociación de Gas y Petróleo de Virginia Occidental.

No se espera que para Mooney sea un gran desafío en las elecciones generales de noviembre la demócrata Angela Dwyer, una gerente de operaciones de seguridad y madre de siete hijos que derrotó a Barry Wendell de Morgantown en la primaria del CD 2.

McKinley y Mooney quedaron compitiendo por el mismo escaño después de que Virginia Occidental perdiera uno de sus distritos del Congreso en la reasignación posterior al censo de 2020.

En la otra carrera del Congreso de Virginia Occidental, la actual representante Carol Miller (R) superó fácilmente a cuatro aspirantes de las primarias del GOP y se enfrentará en noviembre al demócrata Eugene Watson, un instructor del Bluefield State College que se presentó sin oposición en las primarias.

Al igual que en el 2º Distrito del Congreso, se espera que Miller gane un tercer mandato representando al recién remodelado 1º Distrito del Congreso del estado en las elecciones generales de noviembre, en un estado que Trump ganó en 2020 por 38.9 puntos, y en 2016, por 42.1 puntos.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


 

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.