“Previsión es mucho más brillante”: Desciende el número de casos de COVID-19 en EE.UU.

Por Zachary Stieber
18 de Enero de 2022 2:12 PM Actualizado: 18 de Enero de 2022 2:30 PM

Los recuentos de casos de COVID-19 han descendido en los últimos días en todo Estados Unidos, lo que aviva el optimismo de que la ola impulsada por omicrón está cediendo.

Treinta y cuatro estados han registrado un descenso de los casos en los últimos días, sin incluir los estados que informaron de un descenso de un solo día, según un análisis de Epoch Times.

Entre ellos se encuentran algunos de los estados que experimentaron un gran aumento impulsado por omicrón, como Nueva York, California y Florida.

Omicrón es una de las variantes más recientes del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), que ocasiona COVID-19.

Otros estados que han visto menos casos recientemente son Alabama, Delaware, Georgia, Luisiana, Nevada, Dakota del Norte, Oregón y Pensilvania.

Los estados de todas las regiones del país han notificado menos casos, y en un número menor también se ha registrado un menor número de personas ingresadas en hospitales con o por COVID-19.

Omicrón es más transmisible que la variante Delta, que dominó los Estados Unidos durante meses el año pasado. Sin embargo, provoca un porcentaje menor de casos que requieren atención hospitalaria o que provocan la muerte.

Los estados vieron un aumento significativo de las pruebas positivas con la aparición de omicrón a finales del año pasado, en parte porque las vacunas contra COVID-19 proporcionan poca protección contra la infección de la cepa.

Los casos en Nueva York se dispararon por encima de los 90,000 el 7 de enero, pero desde entonces han descendido bruscamente, alcanzando los 26,772 el lunes.

Las hospitalizaciones atribuidas a COVID-19 también han disminuido en el estado del noreste en los últimos días.

A la gobernadora Kathy Hochul, demócrata, le preocupa que los ingresos hospitalarios vuelvan a subir en un futuro próximo, “pero en general, el pronóstico, la previsión, para COVID es mucho más brillante que antes”.

“Los nubarrones de COVID se están separando”, dijo a los periodistas en Latham la semana pasada.

La gente se somete a pruebas dentro de sus vehículos en una estación de pruebas de COVID-19 en Monterey Park, California, el 14 de enero de 2022. (Frederic J. Brown/AFP vía Getty Images)

En Alabama, los casos han bajado de más de 14,000 el 10 de enero a menos de 10,000 durante varios días.

Nueva Jersey registró más de 33,400 casos el 7 de enero. Diez días después, el estado registró menos de 8300.

El recuento diario de Oregón descendió de casi 9000 el 3 de enero a menos de 1800 aproximadamente una semana después.

En los demás estados, incluidos Alaska y Iowa, los casos han aumentado, han disminuido ligeramente o solo han registrado un descenso de un día.

En general, el número de nuevos casos en todo el país se redujo de 1.3 millones el 10 de enero a unos 800,000 en los días siguientes, según los datos comunicados por los estados a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Las autoridades sanitarias de EE.UU. han dicho que el descenso de los casos podría producirse rápidamente, de forma similar a los descensos observados en Sudáfrica y otros países que se enfrentaron a anteriores oleadas de omicrón.

Omicrón es la nueva cepa dominante en el país, desplazando a la variante Delta el mes pasado, según la secuenciación genómica de una muestra de casos.

Aunque la nueva variante conlleva un menor porcentaje de hospitalizaciones, los expertos han expresado su preocupación por el hecho de que el aumento de casos pueda suponer una sobrecarga para los hospitales, que ya están luchando con la escasez de personal y con menos camas que hace varios años.

Además, las vacunas que se habían mostrado eficaces contra la infección y la enfermedad grave de variantes anteriores dejaron de funcionar tan bien contra Delta y son incluso menos eficaces contra omicrón, especialmente contra la infección, según muestran los estudios.

Ni siquiera una segunda dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer es suficiente para proteger contra la infección de omicrón, afirmaron los científicos israelíes esta semana, tras los primeros datos que indicaban que un refuerzo inicial de la vacuna de Moderna solo duraba varias semanas antes de desaparecer.

Los regímenes primarios de vacunación han resistido un poco contra la enfermedad grave, y en muchas zonas hay más pacientes hospitalizados sin vacunar que vacunados, lo que ha llevado a las autoridades a instar a la gente a vacunarse y reforzarse.

A partir de los datos de hospitalización, los funcionarios de California dijeron que entre el 20 y el 26 de diciembre de 2021, las personas no vacunadas tenían 8 veces más probabilidades de ser hospitalizadas con COVID-19 que las personas totalmente vacunadas.

Por otra parte, el número de pacientes vacunados sigue aumentando en varios lugares.

En Massachusetts, por ejemplo, donde los casos han disminuido pero las hospitalizaciones no, el 48 por ciento de los 3223 pacientes con COVID-19 hospitalizados el 13 de enero estaban totalmente vacunados cuando contrajeron la enfermedad, según el Departamento de Salud Pública del estado.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.