Muere con 40 años la venezolana Jacqui Saburido, luchadora contra la conducción en estado de ebriedad

Por Tom Ozimek – La Gran Época
24 de Abril de 2019 Actualizado: 24 de Abril de 2019

Jacqui Saburido, quien fuera víctima de un horrible accidente de tráfico ocasionado por un conductor ebrio y que se convirtió en icónica defensora contra la conducción bajo los efectos del alcohol, falleció esta semana, según informó su familia.

Saburido, que utilizó sus lesiones desfigurantes para destacar los horrores de conducir en estado de ebriedad, tenía 40 años en el momento de su muerte; dijo la familia, según Fox News.

“Esta soy yo cuando mi vida era como la de cualquier otra persona en la universidad”, expresó Saburino en un anuncio de CNN, mientras sostenía una foto suya antes de sufrir horribles quemaduras en un accidente en Texas en 1999. “Esta soy yo después de haber sido golpeada por un conductor ebrio”, añadió Saburido mientras hizo descender la fotografía para revelar su rostro dramáticamente lesionado  durante la campaña “Rostros por conducir ebrio” del departamento de Transporte de Texas.

“La comisión de bebidas alcohólicas de Texas (TABC) se entristece al conocer del fallecimiento de Jacqui Saburido, quien utilizó sus lesiones que le cambiaron la vida para ayudar a informar a otros sobre los peligros de conducir ebrio”, escribió la agencia estatal en un twit el lunes después de la noticia de su muerte.

La activista murió de cáncer en Guatemala, reportó KXAN.

Su primo José Saburido le dijo al medio Austin American-Statesman que ella se mudó a la ciudad de Guatemala años atrás para recibir mejor tratamiento médico en su lucha contra la enfermedad.

Jacqueline Saburido se convirtió en la cara de una campaña para terminar con la conducción bajo los efectos del alcohol, después de quedar desfigurada tras un horrible accidente en Texas en 1999. Murió el 20 de abril de 2019. Foto del departamento de Transporte de Texas.

Accidente que cambia la vida

Saburido tenía 20 años cuando un conductor ebrio chocó de frente su auto en el que viajaba con cuatro amigos, según el departamento de Transporte de Texas.

Dos pasajeros del auto murieron durante el impacto.

Saburido sufrió quemaduras de tercer grado en más del 60 por ciento de su cuerpo después de que el auto se incendiara. Estuvo envuelta en las llamas durante casi un minuto antes de que los paramédicos pudieran apagar el fuego y ponerla a salvo.

La joven necesitó 120 cirugías después del accidente y quedó desfigurada de manera permanente.

El conductor ebrio cuyo SUV se metió en el carril contrario y causó el accidente fue Reggie Stephey, de 18 años, que fue condenado por dos cargos de homicidio en estado de ebriedad.

Stephey fue sentenciado a siete años tras las rejas.

Trabajo de sensibilización

Después del accidente, Saburido se convirtió en una valiente luchadora contra la conducción bajo los efectos del alcohol.

Hizo numerosas apariciones públicas y fue presentada en el programa de Oprah Winfrey.

“Aunque signifique estar sentada frente a una cámara sin orejas, sin nariz, sin cejas, sin pelo, lo haré mil veces si eso ayuda a alguien a tomar una decisión sabia”, dijo Saburido durante una de sus apariciones citadas por CNN.

Saburido contó que en el 2009 luchó para seguir adelante con su vida, una década después de la noche que cambió su mundo para siempre.

“Emocionalmente no he sido capaz de seguir adelante”, dijo, según Austin American-Statesman. “Me gustaría estar feliz conmigo misma, aceptarme como soy y ser más independiente”.

A pesar de las lesiones devastadoras y del impacto psicológico aplastante, ella siguió adelante con perseverancia para crear conciencia.

“Esto es parte de mi misión aquí en la Tierra”, dijo en un video en el sitio de Faces of Drunk Driving. “Si este rostro y este cuerpo pueden ayudar a otros, ¿por qué no?”

Estadísticas de conducción en estado de ebriedad

Cerca de 30 personas mueren cada día en Estados Unidos en accidentes por conducir bajo los efectos del alcohol, según las cifras publicadas por el departamento de Transporte de EE. UU. en 2017.

Esto equivale a la pérdida de una vida cada 48 minutos o un poco más de 10.000 muertes cada año.

De acuerdo con el Centro para el Control y la Prevención de las Enfermedades, de las 1233 muertes en accidentes de tránsito de niños con edades de entre 0 y 14 años en 2016, 214 de ellas (el 17 por ciento), fueron causadas por un conductor que manejaba bajo la influencia del alcohol.

Más de un millón de conductores fueron arrestados en 2016 por conducir bajo los efectos del alcohol o los estupefacientes.

Las muertes por conducir en estado de ebriedad disminuyeron en un tercio en las últimas tres décadas, señaló el departamento de transporte.

*************************************

La historia de Amy Yu:

Una verdadera historia de dificultad y resiliencia que te hará emocionar hasta las lágrimas.

TE RECOMENDAMOS