Muere en “absoluta agonía” y amigo cree que fue por comer una lagartija en una fiesta

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
05 de Julio de 2019 Actualizado: 05 de Julio de 2019

David Dowell, padre de tres hijos murió en “absoluta agonía” atormentado durante 10 días por una violenta infección que “pudrió” su cuerpo. Un amigo cree que se comió una lagartija en una fiesta.

El pasado martes debía ser el cumpleaños número 35 de David y su familia en Australia sigue buscando respuestas, informó Brisbane Times. Los hechos que supuestamente causaron su muerte ocurrieron durante una cena de Navidad entre amigos, en diciembre 2018 e incluye supuestos relatos contradictorios no aclarados.

“David dejó atrás a su pareja de 15 años Allira y tres hijas -Alyssa, Claudia y Sage- así como a cuatro hermanos y sobrinos, uno de los cuales nació cuatro semanas después de su muerte”, destacó Brisbane Times al exponer el caso.

Según la hermana de David, Hannah Dowell, él “era una persona única…. una gran persona y los niños han perdido a uno de los mejores padres de todos los tiempos”.

La fiesta en cuestión ocurrió un sábado 1 de diciembre y al día siguiente David no se sintió bien. El lunes tenía síntomas violentos de diarrea y vómitos. “Estaba muy enfermo y en el momento en que empezó a vomitar y eso estaba verde, llamaron a la ambulancia”, dijo Hannah.

“Cuando llegaron allí, los[paramédicos] ni siquiera querían llevarlo[al hospital]. Dijeron que acababa de tener gastroenteritis y su compañero le dijo: “No, tienes que llevártelo; no es sólo gastroenteritis”, relató la hermana.

David fue diagnosticado en el Hospital Mater con una infección de salmonela recién el martes. La familia de David pensó que el pollo había sido la causa, sin embargo la esposa contó al médico que un amigo de David afirmó que en la fiesta lo había visto comer una lagartija.

El médico concordó que eso pudo haber sido la causa d ella infección tan violenta.

El problema añadió Hanna es que el amigo dijo “’Oh sí, lo vi comérselo’, y luego, “No, no lo vi comerlo”, lo que significaba una contradicción al momento de aclarar la causa. Faltaban evidencias.

“Fue un desafío, así que pudo haber tenido la intención de comérselo y luego tirarlo (…) Al final no sabemos si realmente se comió la lagartija. David nunca lo mencionó”, dijo a continuación.

Se desconoce si David pidió a su amigo mantener el hecho en secreto y los médicos no pueden divulgar declaraciones confidenciales de sus pacientes.

Hannah dijo que vio a su hermano muy hinchado como una persona embarazada de seis meses. Su orina era negra, su vómito era verde.

Al cabo de unos días cuando se le llenaron de líquido los pulmones la situación se estaba haciendo incontenible.

“Cuando subí y lo vi, estaba en absoluta agonía”, dijo Hanna. Los médicos dijeron a la madre que no podían operar pese a que supuestamente tenía una obstrucción y se le escapaba líquido del estómago.

“Sus testículos estaban hinchados hasta llegar (…) y había líquido que se les escapaba y los médicos dijeron que era normal, que era todo el líquido de su cavidad estomacal”, añadió.

El martes 11 de diciembre, David murió durante una cirugía. Había sufrido un fallo orgánico masivo y los médicos no pudieron curar su infección. Ninguno de los remedios la detuvo.

“Básicamente se pudrió de adentro hacia afuera”, dijo la hermana

La familia cuestionó algunas de las decisiones tomadas por el personal del Hospital Mater donde estaba siendo tratado y exigió respuestas, pero no inició una investigación legal, dijo Brisbane Times.

“Quiero justicia para David…. o sólo respuestas. Nunca piensas que algo así podría pasarte a ti y luego pasa”, añadió Hanna. El Hospital Mater no dio detalles sobre el caso de David a Brisbane Times, debido a la confidencialidad del paciente.

La familia dijo que unas 200 personas asistieron al funeral de David.

El director adjunto de la escuela de agricultura y ciencias de la alimentación de la Universidad de Queensland, Mark Turner, dijo al medio australiano que “es posible que si la lagartija fue comida y mientras era digerida la salmonela fue liberada, pero nunca había oído hablar de algo así antes”.

Turner señaló que una amplia gama de animales de sangre caliente y fría transportan la salmonela, incluyendo tortugas, serpientes, ranas y otros más, en sus intestinos.

Además los animales crudos transportan otros agentes que pueden causar una bgrave enfermedad y la muerte.

La muerte en noviembre pasado del joven Sam Ballard, también fue un caso por comer un animal silvestre crudo.

Ballard murió ocho años después de que accediera a comerse una babosa arrastrándose por el pavimento de su casa de Sydney, desafiado por sus amigos cuando era adolescente. Los médicos determinaron que se había infectado con el gusano pulmonar de la rata. La infección afectó sus nervios y después de estar en coma quedo sin poder moverse ni hablar hasta su muerte.

***

A continuación:

Cómo los médicos en China se convierten en asesinos

TE RECOMENDAMOS