Muere un camarero en París al que le dispararon por demorarse en preparar un sándwich

Por Jesús de León
18 de Agosto de 2019 Actualizado: 18 de Agosto de 2019

Este viernes, en las afueras de la capital francesa, un camarero de 28 años murió luego de recibir disparos por parte de un cliente insatisfecho.

Según informes de la agencia de noticias AFP, el atacante abrió fuego contra el joven porque el sándwich que había ordenado no estuvo listo lo suficientemente rápido.

Sus colegas llamaron a la policía después de que le dispararan en el hombro con una pistola en el restaurante ‘Mistral’ ubicado en el suburbio de Noisy-le-Grand, el viernes por la noche, dijo una fuente, según Extra.ie.

La policía local aseguró que se inició una investigación por el asesinato del camarero del suburbio de Noisy-le-Grand, una localidad de aproximadamente 60 mil habitantes en el este de París.

De acuerdo con la cadena local de noticias BFMTV, el agresor primero insultó al camarero antes de sacar una pistola de 9 milímetros y disparar.

El sospechoso huyó de la escena y no ha sido capturado.

Ubicación del restaurante/pizzería Mistral en el suburbio de Noisy-le-Grand, al este de París. Imagen de Google maps.

Aunque los equipos de ambulancias intentaron salvar al joven este murió en la escena.

Sus colegas le dijeron a la policía que el atacante había perdido los estribos en la pizzería/sandwichería a causa del tiempo que le había tomado preparar su comida.

“Escuché un estruendo muy fuerte el viernes por la noche, alrededor de las 9:15 p.m.”, dijo Louise, una de las comerciantes de la zona. Ya teníamos la cortina bajada y estábamos terminando de limpiar antes de irnos a casa. No tratamos de averiguar lo que estaba pasando y cuando nos fuimos unos minutos después, vimos muchas ambulancias”, según Le Parisien.

El asesinato sorprendió a los residentes y comerciantes locales.

“No puedo creerlo”, dijo otro comerciante. El tirador no debía estar en un estado normal si es que le disparó a alguien sólo por un sándwich”, según este medio.

Louise, una residente de la zona no oculta su tristeza: “Este restaurante acaba de abrir hace tres o cuatro meses. Tres de ellos están a cargo, dos de ellos en el servicio. Les pedimos regularmente. Son muy agradables y parecen ser muy trabajadores”.

Sin embargo, algunos residentes aseguran que en los últimos meses ha habido un aumento de la delincuencia en la zona, relacionado con el alza en el tráfico de drogas y las personas en estado de embriaguez en las calles.

***

Te puede interesar:

La historia de un maestro cocinero que llegó a la cima profesional y luego descubrió el verdadero éxito en la vida

TE RECOMENDAMOS