Muerte súbita y “pulmones blancos” agudizan la preocupación por el COVID-19 en China

Por Alex Wu
04 de Enero de 2024 11:41 AM Actualizado: 04 de Enero de 2024 11:41 AM

Un número creciente de muerte súbita se está registrando en el norte y el este de China mientras un brote de neumonía se extiende por el país. Algunos residentes afirman que el brote actual continúa siendo COVID-19.

Al mismo tiempo, el gobernante Partido Comunista Chino (PCCh) sigue ocultando la verdad sobre la pandemia, especialmente los datos sobre las muertes. A fines de 2023, las autoridades afirmaron que las enfermedades respiratorias presentaban una tendencia descendente.

Sin embargo, informes recientes de los medios de comunicación y un gran número de posteos en las redes sociales muestran que los hospitales del país siguen estando saturados. En medio de esto, muchos pacientes, tanto niños como adultos, están registrando síntomas graves tales como “pulmones blancos”, que es lo característico del daño pulmonar y la fibrosis pulmonar que se observa en los casos graves de COVID-19.

Junto con el brote de neumonía se ha observado un número creciente de muertes súbitas, entre las que se cuentan personajes famosos.

El Sr. Huang, residente en la ciudad de Xingtai de la provincia de Hebei, en el norte de China, dijo a The Epoch Times el 30 de diciembre que muchas personas están infectadas.

“Mi hijo también tiene fiebre y tos. Cuando vamos al hospital para recibir tratamiento, este todavía está abarrotado”, añadió el residente.

El Sr. Huang indicó que cada vez más personas que él conoce se han muerto.

“Varios jóvenes de nuestro entorno murieron repentinamente. Uno tenía 40 años, otro 50 y otro 30. Ellos en general estaban saludables”.

Desde la provincia de Hebei, el Sr. Zhang señaló que en la ciudad de Baoding, donde él vive, dos miembros de su familia se encontraban entre las muchas personas que conoce que murieron de una enfermedad similar a la neumonía.

Ninguno de sus dos familiares tenía enfermedades subyacentes, dijo el Sr. Zhang.

Con base de los síntomas de quienes han estado enfermos, él consideró que se infectaron con COVID-19, ya que “el hospital no indica claramente la causa de la muerte”.

Por su parte, el Sr. Wen, un trabajador médico de la provincia de Jiangsu, en el este de China, dijo que muchas personas han muerto repentinamente a causa del brote, incluidas algunas que él conocía.

También indicó que por lo general eran personas que no tenían problemas físicos, enfermedades subyacentes ni síntomas obvios.

“Durante la pandemia de COVID-19 de los últimos tres años, el gobierno obligó a la gente a vacunarse y casi todo el mundo la hizo. Por lo tanto, cuando la gente muere repentinamente, todo el mundo definitivamente piensa que está relacionado con la vacuna contra COVID-19”, dijo el Sr. Wen.

Padres con niños que padecen enfermedades respiratorias hacen cola en un hospital infantil de Chongqing, China, el 23 de noviembre de 2023. (CFOTO/Future Publishing vía Getty Images)

Esta ola de neumonía comenzó a extenderse en China en septiembre, principalmente entre los niños. Se disparó a mediados de octubre y empeoró aún más en noviembre, propagándose a otros grupos de edad mientras continuaba extendiéndose por todo el país.

Las autoridades chinas han atribuido el brote a infecciones cruzadas de influenza, neumonía por micoplasma, virus respiratorio sincitial, rinovirus y otras infecciones respiratorias, mientras minimizan o evitan cualquier mención del COVID-19.

Sin embargo, el público no está convencido de que el brote no esté relacionado con el COVID-19, ya que los síntomas son los mismos.

COVID-19 se llamó originalmente “neumonía de Wuhan” debido a sus síntomas y origen cuando estalló por primera vez en Wuhan, una ciudad de la provincia de Hubei, a fines de 2019.

El personal de seguridad afuera del Instituto de Virología de Wuhan, en Wuhan, en la provincia central china de Hubei, el 3 de febrero de 2021. (Hector Retamal/AFP vía Getty Images)

El Sr. Qi, residente de la ciudad de Zibo, provincia de Shandong, dijo a The Epoch Times que cree que la pandemia de COVID-19 nunca se ha detenido, basándose en la información que le proporcionó alguien en quien confía.

“Esta ola del brote es en realidad el COVID-19. Los padres [de su fuente] están en el ejército y están cerca de los niveles superiores del PCCh, en un comando militar importante”, dijo el residente.

“Él no recomienda ponerse vacunas contra COVID-19 ni hacer pruebas de PCR. Nunca se ha hecho una prueba de ácido nucleico ni ha sido vacunado”.

El Sr. Qi dijo que muchos niños se infectaron durante el brote y desarrollaron pulmones blancos. Ellos fueron a los hospitales para que les lavaran los pulmones, lo cual no es muy efectivo.

“Es casi imposible salvar a quienes tienen los pulmones blancos. Si eres joven y puedes sobrevivir, tu salud se reducirá significativamente en comparación con antes, lo cual es bastante trágico. Hay muchas personas que han desarrollado pulmones blancos. Escuché que la proporción es muy alta en Tianjin y Beijing”.

Un doctor mirando la tomografía de un paciente en un hospital temporal en Wuhan, China, el 5 de marzo de 2020. (STR/AFP vía Getty Images)

Un par de sus colegas murieron repentinamente, añadió el Sr. Qi. Ellos tenían entre 50 y 55 años y, por lo general, estaban sanos.

“Hoy en día, muchas personas de mediana edad mueren repentinamente”.

El Sr. Chen, residente de Heze en la provincia de Shandong, dijo que muchas personas de entre 40 y 50 años murieron en su condado.

“Sé de cuatro o cinco”, dijo el residente. “No tenían enfermedades subyacentes y murieron mientras dormían. Uno de ellos estaba infectado y se encontraba en su casa por la mañana. Estaba durmiendo y su esposa se fue a trabajar, y al mediodía ya se había ido”.

El agregó que en los últimos meses en cada hogar hay alguien que ha sido infectado con neumonía. Los funcionarios han indicado uniformemente que es influenza, pero todos creen que en realidad se trata de COVID-19.

Con la contribución de Fang Xiao y Xiong Bin


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.