Mueven escritorio de niño de 11 años con necesidades especiales al baño para darle “espacio tranquilo”

Por Tom Ozimek
23 de Septiembre de 2019 Actualizado: 23 de Septiembre de 2019

Un estudiante de 11 años con necesidades especiales en el estado de Washington le instalaron una carpeta en un espacio tranquilo dentro de un baño, lo que provocó la indignación de los padres.

En la foto compartida por su madre en redes sociales, se observa a Lucas Goodwin, que es autista y tiene un trastorno autoinmune, parado frente a su escritorio dentro de lo que ella dice que es un baño que funciona.

“Me sorprendió”, dijo la madre del niño, Danielle Goodwin, reportó KOMO. “Me sorprendió tanto que tomé la foto porque no creía lo que estaba viendo”.

Goodwin y su hijo estaban más que decepcionados cuando llegaron a la escuela de Bellingham el lunes 16 de septiembre para descubrir cómo la escuela había acomodado al niño que sufre de una afección llamada PANDAS (Trastornos Neuropsiquiátricos Autoinmunes Pediátricos Asociados con Infecciones Estreptocócicas), que significa estar cerca de gérmenes es un peligro.

“Mi hijo tiene necesidades especiales y lo hace mejor en un lugar muy tranquilo”, dijo Goodwin. Ella dijo que le preguntó a su maestra si podía trabajar en la biblioteca y ella dijo que no. “Ella también dijo que estaba bien que él estuviera allí porque no lo usan como baño”.

Goodwin calificó la sugerencia de que su hijo estudiara en un baño como “inhumana”.

“Mi hijo fue humillado, avergonzado y estaba asqueado”, dijo.

“Pensé, ¿por qué está pasando esto? ¿Por qué estoy en el baño? ¿Por qué?”, dijo Lucas, según KOMO, reaccionando ante la idea de hacer su trabajo escolar en un escritorio posado sobre una taza del inodoro.

Su madre dijo que a su hijo también le dieron una estera para acampar para que pudiera descansar en el piso del baño.

“No es un lugar apropiado para nadie, pero especialmente para Lucas con su condición PANDAS, no puede estar rodeado de gérmenes. Eso es algo que realmente puede afectar su cuerpo”, dijo Goodwin. “El baño olía y solo la idea de que mi hijo estudiara en un baño me inquietaba”.

Goodwin dijo que se llevó a su hijo a casa “y que no regresará a la escuela. Cuando llegamos a casa, estaba vomitando por la ansiedad”.

KOMO citó a Lucas diciendo que no quiere volver a la escuela.

“Oh sí, los pondremos en el baño. Espacio perfecto. ‘Eso no está bien'”, dijo Lucas.

El superintendente escolar Greg Baker abordó el asunto en un comunicado, diciendo que la idea tenía buenas intenciones, pero perdió su objetivo y fue abandonada.

Baker culpó a los fondos limitados para las escuelas estatales “y, por lo tanto, las escuelas a menudo tienen un espacio limitado para satisfacer las necesidades educativas y socioemocionales de los estudiantes”.

“Siempre estamos buscando formas creativas de utilizar mejor nuestras instalaciones para satisfacer las necesidades de los estudiantes. Por ejemplo, a lo largo de los años con el fin de proporcionar jardín de infantes a tiempo completo, a veces hemos convertido salones de personal en aulas temporales y oficinas de directores en espacios de reunión”.

“Esta situación actual es un ejemplo de personal que intenta buscar una solución para reutilizar temporalmente una habitación. Hasta donde sabemos, la habitación había sido utilizada como almacenamiento, no como un baño activo. No resultó ser una idea utilizada; ningún estudiante pasó tiempo en el espacio reutilizado como parte de su día escolar.

“Una vez más, mi evaluación preliminar es que esta idea fue bien intencionada, pero al final no proseguimos [con la idea]”.

Baker elogió al personal de la escuela como “increíblemente hábil, compasivo y dedicado”, pero reconoció que “como todos nosotros, incluido yo mismo, nuestro personal no es perfecto. Juntos mostramos quiénes somos en situaciones como esta: asumimos la responsabilidad, aprendemos y nos comprometemos a hacerlo mejor”.

Reacciones

Una persona comentó: “Lamento mucho que esto haya sucedido. ¡Fue una mala idea, pero tal vez ella tenía buenas intenciones!”

Otra persona dijo que estaba “muy triste de escuchar esto. La mayor ‘sal en la herida’ es escuchar la respuesta del Superintendente (…) ‘El baño a menudo se usa para almacenar, y siempre estamos buscando formas creativas para que nuestros maestros eduquen a nuestros hijos’ (…) Lamento mucho la ansiedad que esto ha causado en tu hijo. Es una desgracia que esto ocurra en nuestro sistema educativo moderno”.

“Esto es vergonzoso. He trabajado con niños que tienen problemas médicos y nunca me quedaría esperando a ver a un niño ser tratado así”, dijo otra persona.

Te puede interesar

Mamá comparte el secreto que liberó a su hijo del autismo

TE RECOMENDAMOS