Mujer entierra viva a su bebé recién nacida, no alcanzaron a salvarla y fue mordida por los animales

Por Anastasia Gubin
22 de Marzo de 2019 Actualizado: 22 de Marzo de 2019

La comunidad de Camocin, municipio del estado Ceará en Brasil, a 373 kilómetros de Fortaleza, quedó conmocionada con el arresto de una mujer que después de dar a luz a un niña con vida, la enterró en una fosa poco profunda y los animales parcialmente la devoraron.

Su hermano se dio cuenta de lo que estaba sucediendo pero no alcanzó a salvarla, informó la Secretaría de Seguridad Pública y Defensa Social el 21 de marzo.

Los cerdos la mordieron, agregó la prensa local según el Portal Sapeacu na Midia.

“¿Cómo tuviste el valor de enterrar a un ser vivo, tu propia hija?”, comentó una persona en las redes sociales.

Raimunda Nonata Laurindo da Silveira, de 24 años, según la información recopilada por los profesionales de la seguridad, “mantuvo en secreto su embarazo durante los nueve meses”.

El informe de la Secretaría dice que el miércoles “ingirió un té con propiedades abortivas y comenzó a sentir contracciones. Con esto, Raimunda se fue a un terreno más alejado de la residencia del pueblo de Buriti, donde tuvo el parto”.

Cuando nació la niña, la madre dijo que la escuchó llorar, la enterró y regresó a la residencia. Después de bañarse, su hermano se dio cuenta de que Raimunda estaba sangrando y la interrogó. Ella se encerró en el baño sin dar detalles y luego se fue a la casa de su hermana mayor.

El hermano sospechó y “fue al terreno en la parte de atrás de la casa, donde encontró el cuerpo del bebé, que fue parcialmente devorado por los animales”.

“Él mismo recogió el cuerpo e informó a los demás parientes. Cuando Raimunda Nonata regresó, la mantuvieron allí hasta que llegó la policía militar”, señala el informe.

El cuerpo del recién nacido sin vida fue encontrado el miércoles 20 de marzo, y fue llevado al Centro de Pericia Forense del Estado de Ceará (Pefoce) en Sobral.

(Foto: Ian Waldie/Getty Images)

La mujer fue detenida en flagrancia por la Policía Militar de Ceará (PMCE) y conducida a la Comisaría Municipal de Policía de Jijoca de Jericoacoara.

En su testimonio, ella confirmó que la niña nació viva y lloró. La mujer dejó la bebé en la escena de la muerte y solo a partir de los exámenes será posible ver la causa, que puede haber sido causada por lesiones causadas por animales o por la asfixia del entierro o intensional.

Cuando se le preguntó sobre la razón de la acción criminal, “la mujer dijo que lo hizo porque era soltera, había tenido dos hijos antes, uno de ellos fue dado en adopción, y temía la reacción de la familia al saber que estaba embarazada de nuevo”.

El Ministerio público descartó que la madre actuara bajo un choque psíquico debido al estado puerperal.

(Wkimedia Commons)

“La mujer confesó que actuó de manera premeditada. Por lo tanto, fue multada en flagrante delito de asesinato”, concluyó la Secretaría, aunque el caso será transferido a la Comisaría Regional de Policía de Camocim que continuará la investigación policial.

El pequeño bebé indefenso perdió su vida en manos de una joven mujer descontrolada y sin ninguna moral ni compasión.

***

A continuación

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal. Memorias de un esclavo del comunismo es el viaje de un hombre que busca revelar lo que cree que lo ha mantenido a él y a su pueblo como rehenes durante demasiado tiempo.

TE RECOMENDAMOS