Mujer salta de un acantilado todos los días para entregar comida caliente a compañeros de trabajo

Por Daniel Holl - La Gran Época
26 de Junio de 2019 Actualizado: 26 de Junio de 2019

Cuando nos preguntamos por la entrega alimentos, podemos pensar en un coche, tal vez una bicicleta o motocicleta, o incluso que se haga a pie en algunos casos. Pero una mujer recurre a una cuerda fuerte y salta de un acantilado, describiendo su método como lo más rápido en su caso.

Wan Tiandi es directora de logística de un parque escénico montañoso en la ciudad de Chongqing, en la provincia china de Sichuan, según un informe del 21 de junio del canal de noticias online Cover News. Su trabajo es asegurarse de que todos sus compañeros de trabajo reciban sus alimentos.

Wan Tiandi después de saltar. (User: Cover News/Weibo.com)

Ahora utiliza una cuerda y un arnés resistentes para entregar la comida a sus compañeros de trabajo que están a 300 metros por debajo del borde de una montaña.

“El área escénica es bastante grande, si conducimos un coche nos lleva unas dos horas”, dijo Wan a Cover News. “Así se tarda menos de dos minutos en llevar la comida”.

Wan trabaja en el parque Wansheng Ordovician, un parque montañoso con patrones climáticos inconstantes.

La mujer Wan explicó que saltar de la montaña para entregar comida era solo una parte de su trabajo. “Como es mediodía, todos mis compañeros de trabajo están abajo y quiero darles su comida”, dijo Wan a Cover News.

Una pareja camina por un sendero aéreo con fondo de cristal, certificado como el más largo del mundo, en el Parque Ordovícico de Wansheng. (Fred Dufour/AFP/Getty Images)

“Cuando alguien conduce el coche, la comida se enfría. Así que hablamos de ello y decidimos que este camino es más rápido”.

Un grupo de espectadores observa a Wan de pie en una plataforma, rodeada de una bruma de nubes grises, mientras todos cuentan hacia atrás “tres, dos, uno, salta”.

Wan Tiandi a punto de saltar. (User: Cover News/Weibo.com)

En el video, Wan lleva la comida atada a su cuerpo y se deja caer, casi desapareciendo entre las nubes. Una vez que deja de oscilar, es descendida al camino de abajo.

“Todavía está caliente”, dice uno de los compañeros de trabajo de Wan a Cover News mientras abre una bandeja sellada con una película de plástico. “Cuando reparte la comida, es muy rápida, puntual y confiable”.

Wan descendiendo al fondo de la montaña. (User: Cover News/Weibo.com)

Después de saltar, le preguntaron si alguna vez había hecho un desastre con los alimentos. “No los estropeo, ya que hago esto de forma especial”, dijo Wan a Cover News. “Lo hemos intentado de todas las demás maneras”.

Uno de los compañeros de Wan recibe la comida. (User: Cover News/Weibo.com)

Cuando Cover News le preguntó a Wan si el trabajo la asustaba, ella respondió con una sonrisa y dijo: “No me asusta”.

*****

Descubre:

Una verdadera historia de dificultad y resiliencia que te hará emocionar hasta las lágrimas

TE RECOMENDAMOS