Mujer se conmueve con mensaje de expropietaros en pared de su casa: “Vivimos, reímos y lloramos aquí”

Por Louise Bevan
14 de Septiembre de 2021
Actualizado: 14 de Septiembre de 2021

Unas semanas después de comprar la casa vecina, una mujer de Nueva Jersey y su hija descubrieron en la pared de la despensa un sincero mensaje escrito a mano por los anteriores propietarios de la casa. El mensaje hizo llorar a la mujer, que conocía a los anteriores ocupantes.

Susan Marie Smuzinsky, de Newfield, New Jersey, dijo a The Epoch Times que su cocina tiene una “despensa muy grande”, es casi como un armario. Dijo que su hija vio el mensaje en la pared interior mientras guardaba las cosas.

“Yo estaba en el trabajo y ella me envió un mensaje de texto con la foto”, dijo Susan.

La conmovedora nota decía: “Esta casa tiene muchos recuerdos maravillosos. Hemos vivido, amado, reído, llorado y jugado aquí. Rezamos para que ustedes también lo hagan. Que Dios los bendiga”.

El día que Susan compró la casa. (Cortesía de Susan Marie Smuzinsky)

El mensaje, dijo Susan, le puso la piel de gallina y la hizo llorar.

Susan vivió durante algún tiempo en el barrio campestre de al lado. Dijo que sus vecinos eran una pareja de ancianos a los que había conocido, pero no muy bien. Criaron a su familia en esa casa desde que la compraron en 1971.

Desafortunadamente, el señor falleció de cáncer y la esposa ingresó en una residencia de ancianos unos años más tarde. Su casa permaneció vacía durante un tiempo, pero cuando la pusieron a la venta, la curiosidad pudo con Susan.

“Me puse a curiosear y busqué el anuncio”, dijo. “Era muy económica y las fotos eran adorables. Reservamos una cita para verla, pensando que mi hija menor podría estar interesada”.

Susan dijo que aunque su hija no se interesó, ella se enamoró de la casa al entrar por primera vez.

Presentó una oferta, esperando que nadie ofreciera más. Por suerte, aceptaron la oferta de Susan. Y lo aún más afortunado, el momento resultó ser perfecto: La otra hija de Susan estaba dispuesta a mudarse.

Susan considera que la casa es perfecta.

Susan dijo que el día que compró la casa, hubo unas cuantas tormentas fuertes y se acumuló casi 15 centímetros de agua en el sótano porque estaba sin electricidad y la bomba de sumidero no podía funcionar. El depósito de aceite tenía una fuga y el calentador de agua estaba averiado, pero aun así, a Susan le encantaba.

“No me importaba. Estaba entusiasmada”, dijo.

Susan (Centro) y sus hijas. (Cortesía de Susan Marie Smuzinsky)

La orgullosa nueva propietaria compró una nueva caldera, cambió el calentador de agua por uno de gas, instaló un desagüe francés y dos nuevas bombas de sumidero. Luego hizo colocar nuevas ventanas y puertas, y se enfocó en la limpieza del patio.

Susan dijo que “le encanta cada minuto” que dedica a la casa.

Susan espera que si alguna vez su anterior propietaria pasa por ahí, vea que su preciosa casa ha sido amada y habitada, tal como antes.

Ni ella ni su hija piensan quitar el mensaje de la pared.

(Cortesía de Susan Marie Smuzinsky)

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS