Mujer se lastima un dedo en el salón de manicura y contrae una bacteria carnívora

Por Simon Veazey
20 de Septiembre de 2019 Actualizado: 20 de Septiembre de 2019

Puede que haya perdido un trozo de su pulgar derecho, pero una mujer de Tennessee tiene suerte de no haber perdido el brazo después de infectarse con una bacteria come carne al hacerse un pequeño corte mientras se hacía las uñas.

Jayne Sharp dijo a WBIR que todavía está recuperando la sensación en sus manos, después de contraer fascitis necrosante en la primavera.

Cree que la infección apareció en un corte que contrajo en un manicure de Knoxville.

“Mientras estaba allí me quedé enganchada en mi pulgar y fue un ‘ouch’ pero luego volví a mirar mi teléfono”, contó Sharp.

Más tarde ese mismo día, su pulgar empezó a palpitar, se sintió mal y pensó que había contraído gripe.

Cuando la prueba de la gripe dio negativa, la enfermera le dijo que vigilara la hinchazón.

Una fotografía microscópica de una bacteria de fascitis necrosante. (Copyright © 2011 Michael Bonert/ CC BY-SA 3.0)

Sharp se fue a casa y se durmió. Cuando se despertó por una llamada de la enfermera, descubrió que la hinchazón había llegado a su brazo.

La llevaron de urgencia al hospital y le diagnosticaron fascitis necrosante.

Su médico, el Dr. Udit Chaudhuri, contó a WBIR que las rápidas acciones y sospechas de la enfermera salvaron potencialmente la vida de Sharp.

“Podría haber perdido el dedo o el brazo si no se le hubiera diagnosticado correctamente”, dijo Chaudhuri.

Sharp comentó que nunca imaginó que una cortada durante una manicura pudiera causar la enfermedad.

“Nunca había oído hablar de algo así cuando me hablaron de las bacterias come carne”, dijo.

Sharp es diabética, lo que significa que es más susceptible a la enfermedad.

El salón de uñas dijo que siguen las regulaciones estatales sobre la limpieza de herramientas y que pasaron una inspección días después de que Sharp reportó el problema.

Se han informado sobre varios casos de bacterias carnívoras en Estados Unidos durante los últimos meses.

El mes pasado, un hombre de Florida falleció después de que le extirparon una cuarta parte de su piel en operaciones para salvarlo de una infección.

David Ireland, residente de Orlando, murió el 29 de agosto, según su obituario, apenas dos semanas después de haber comenzado a experimentar síntomas parecidos a los de la gripe que más tarde fueron diagnosticados como fascitis necrosante.

La familia lo preparó para que saliera de la infección con las manos y los pies amputados en el caso de que logre sobrevivir.

Al igual que Sharp, Ireland era diabético.

Streptococcus pyogenes, o bacterias carnívoras, en una cepa de Gram. (Biblioteca de Imágenes de Salud Pública, CDC)

La bacteria había entrado a través de una herida abierta en su pierna, contó Jody Ireland a Fox News. Comenzó a mostrar signos de lo que pensaron era gripe el 16 de agosto, con dolores y fiebre.

Cinco días después, luego de que empeorara, lo llevaron al hospital, dijo ella.

“Fue inesperado”, señaló a Fox News. “Estaba bien en un minuto y enfermo al siguiente”.

Uno de cada tres casos termina en muerte

La afección puede ser causada por varios tipos diferentes de bacterias y a menudo se conoce con el término médico “fascitis necrosante”.

“Necrotizante significa causar la muerte de los tejidos”, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), que hace saber que la afección es poco común.

“Fascitis significa inflamación de la fascia (el tejido debajo de la piel que rodea los músculos, nervios, grasa y vasos sanguíneos)”, dice la agencia en su sitio web.

Una vez que una infección se afianza, puede desarrollarse y propagarse rápidamente, matando el tejido a medida que crece.

Según los CDC, los primeros síntomas de la afección incluyen un área enrojecida o inflamada de la piel que se propaga rápidamente, dolor intenso, incluyendo dolor más allá del área de la piel que está enrojecida, y fiebre.

Aunque estos síntomas también pueden ser causados por enfermedades menores, los CDC advierten que hay que tener cuidado. “Consulte a un médico de inmediato si tiene estos síntomas después de una lesión o cirugía”.

“Los síntomas posteriores de fascitis necrosante pueden incluir: Úlceras, ampollas o manchas negras en la piel… cambios en el color de la piel… pus o exudado en el área infectada”, dice la agencia.

El mareo, la fatiga, la diarrea y las náuseas también son síntomas.

“Incluso con tratamiento, hasta 1 de cada 3 personas con fascitis necrosante muere por la afección”, según el sitio web de los CDC. Afortunadamente, la enfermedad no es infecciosa y muy rara vez se puede transmitir a través del contacto.

*****

Descubre la razón:

Louise Morrison nació enferma y ahora a los 60 se siente mejor que cuando era adolescente

TE RECOMENDAMOS