Mujer termina con las piernas amputadas luego de una picadura de insecto mientras arreglaba su jardín

Por Pachi Valencia
01 de Octubre de 2019 2:34 AM Actualizado: 01 de Octubre de 2019 2:34 AM

Una mujer del Reino Unido sufrió la picadura de un insecto y terminó con una infección bacterial “come carne” que la dejó sin piernas ni puntas de los dedos.

Susan Buttery, una amante de la jardinería de 68 años, contó su trágica historia mientras se encontraba arreglando su jardín un día del 2013.

“Sentí un bulto en la parte posterior de mi cabeza, pero realmente no le presté atención”, dijo Betty, al referirse a la picadura del insecto, pensando que se le pasaría, informó BBC Mundo.

Al principio, pensó que se trataba de una alergia, pero lentamente su salud se fue deteriorando y fue llevada al Great Western Hospital, donde estuvo internada por ocho meses.

El diagnóstico fue fascitis necrosante, una rara infección que afecta y carcome el tejido de la piel, los músculos y los órganos, ya que la bacteria libera toxina que afecta dichos tejidos.

La infección, también conocida como “enfermedad come carne”, puede transmitirse a través de cortes, picaduras de insectos, y heridas. Los síntomas pueden desarrollarse en cuestión de horas o días, según el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido.

Susan estuvo en coma durante tres semanas y dijo que los médicos del hospital hicieron todo lo posible por mantenerla viva, ya que su condición deterioraba rápidamente.

“Estaba perdiendo piel, estaba perdiendo líquido a través de la piel y [los doctores] pidieron ayuda en otros hospitales”, dijo al Swindon Advertiser.

La piel de Susan empezó a tornarse negra, ya que había desarrollado septicemia estreptocócica.

“Cuanto más limpiaban y trataban de evitar la infección, más entraba. Entonces, tuve 60 operaciones”, dijo Susan al medio local.

“Cuando me dijeron que tenían que amputar mis piernas, solo hablé conmigo misma ‘Bueno, tienen que sacarlas, de lo contrario voy a morir y solo quiero intentar volver a la normalidad lo antes posible”, agregó

Sin embargo, a pesar de su condición, aún sigue amando la jardinería.

“Ahora tengo un poco más de cuidado, especialmente si veo algo que zumba a mi alrededor o algo así”, dijo. “No tengo miedo, incluso con lo que me pasó. Me encanta ver cosas que realmente has hecho crecer y es encantador escuchar a las aves y poder salir”.

El NHS advierte que la fascitis necrosante se debe tratar como una emergencia y acudir cuanto antes al médico.

Un caso similar de fascitis necrosante le ocurrió a una joven del Reino Unido, quien fue picada por un mosquito y le provocó que su corazón dejara de latir por tres minutos durante una cirugía de emergencia.

Kim Robinson, de 25 años, se encontraba en el patio de su casa en el este de Londres cuando el insecto le transmitió la bacteria carnívora por la que contrajo una grave infección en la pierna, según reportó The Mirror.

“Sentí un dolor agudo en el tobillo mientras colgaba de la ropa. Comenzó a picar y un día después empezó a hincharse, pero yo (..) pensé que sólo necesitaría antibióticos”, dijo.

Después de eso la pierna continúo hinchándosele hasta que no pudo caminar más.

La mujer entró en paro cardiorrespiratorio luego de que uno de sus pulmones colapsara en plena cirugía para detener la infección. Posteriormente fue puesta en coma inducido bajo el que permaneció cinco días.

Kim tuvo que aprender a hablar, a caminar y a volver a usar las manos.

Unas 500 personas son diagnosticadas al año con fascitis necrosante en Reino Unido, según el medio británico Mirror.

A continuación

El lupus la tenía al borde del suicidio, pero tres palabras cambiaron su vida para siempre

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.