Mujer todavía está enferma con el coronavirus, pero médicos no quieren que se quede

Por Eva Fu
21 de Febrero de 2020
Actualizado: 21 de Febrero de 2020

Todavía recibía oxígeno cuando el médico le dijo que estaba lista para irse a casa.

Ella no podía parar de toser. Demasiada cantidad de líquido estaba llenando sus pulmones debido a la infección viral, lo que le causaba dolores en el pecho y le dificultaba la respiración.

“Sus extremidades estaban tan débiles que se iba a caer si iba al baño. No podía salir de su habitación”, escribió su hija, Zhang, en una publicación en las redes sociales pidiendo atención pública.

A pesar de eso, los resultados de sus pruebas nucleicas resultaron negativos, y para el hospital, esa fue razón suficiente para sacarla. El 16 de febrero, dejaron de darle cualquier tratamiento, aparte de algunos medicamentos para la tos, según Zhang. Cuatro días después, despacharon un automóvil, y regresó a casa.

“El gobierno dijo que ‘hospitalizarán a cualquiera que deba ser hospitalizado'”, dijo Zhang, citando el eslogan de una reciente campaña de control de brotes en Hubei para localizar todos los pacientes con coronavirus, también conocido como COVID-19 .

“Puede que los hayas admitido, pero luego das de alta a los que no se han recuperado”. La paciente, cuyo nombre se omitió por razones de seguridad, permaneció en el hospital Zhongnan de Wuhan durante 25 días.

“¿Llevarán estas personas el virus con ellos? ¿Qué pasa si lo extienden más?”, dijo a The Epoch Times, señalando que las tomografías computarizadas de su madre han mostrado “fibrosis clara en el lugar infectado” y engrosamiento pleural.

Zhang dijo que muchos pacientes fueron dados de alta de manera similar, arrojando muchas dudas sobre la autenticidad de las cifras oficiales chinas. Al menos algunos de ellos fueron reinfectados, según Zhang. “Muchas verdades a medias en los datos de recuperación”, dijo.

Casos ocultos

Los funcionarios chinos y los informes de los medios han señalado casos en los que los pacientes tenían el virus a pesar de ser dados de alta del hospital.

El 19 de febrero, un paciente que se consideraba recuperado del coronavirus en Chengdu, la capital de la provincia suroccidental de Sichuan, fue hospitalizado nuevamente tras dar positivo al virus. La persona salió del hospital el 10 de febrero y desde entonces se quedó en casa bajo cuarentena.

Lei Xuezhong, subdirector del centro de enfermedades infecciosas del Hospital de China Occidental y experto que ayuda con el control de brotes en Sichuan, dijo que el caso era un llamado a estándares de prueba de laboratorio más estrictos. Ellos aumentarán la frecuencia de las pruebas de diagnóstico de dos a tres para aumentar la precisión, según el medio local de noticias Red Star News. Cuando se le preguntó si se trataba de una recaída de la enfermedad, Lei descartó esa posibilidad, diciendo que probablemente era el resultado de una pequeña cantidad de virus restante que se manifestaba en el cuerpo y que no debería causar ansiedad pública.

Una paciente de apellido Tang en Hunan, ubicado al sur de Hubei, abandonó el hospital el 4 de febrero después de dar negativo al virus, según los medios locales. Las tomografías computarizadas encontraron pequeñas sombras en su área pulmonar. Tres días después, fue hospitalizada nuevamente luego de quejarse de fiebre baja y tos seca. Sus infecciones pulmonares habían empeorado. Ella dio positivo en su cuarta prueba, el 9 de febrero.

Los primeros dos casos de coronavirus en Ontario, Canadá, una pareja de 50 años, también dieron positivo para el virus y fueron confinados en su casa el 13 de febrero.

Una mujer china usa una máscara protectora mientras camina por la calle en Beijing, China, el 20 de febrero de 2020. (Kevin Frayer/Getty Images)

Preguntas alrededor de los números

La falta de consistencia en las cifras oficiales de China también ha sido objeto recientemente de escrutinio internacional. El gobierno de Hubei, donde Wuhan es la capital, ha cambiado los métodos de conteo de casos tres veces en las últimas dos semanas.

Los cambios provocaron confusión el 20 de febrero, cuando la ciudad de Wuhan reportó 615 nuevos casos confirmados, cientos más que el total provincial de 349. Los funcionarios dijeron que los números más altos de Wuhan surgieron porque China aconsejó a la provincia que ya no contabilizara el número de casos de pacientes clínicamente enfermos que dieron negativo en los laboratorios.

Fue una reversión de la guía anterior, que condujo a un aumento de diez veces en el recuento de casos del 12 de febrero a 14,840, con más de 13,300 de ellos siendo diagnosticados clínicamente.

Al marcar otro cambio el viernes, la comisión de salud de Hubei anunció que agregarían los datos faltantes del día anterior, y los que hicieron el cambio anterior serán considerados responsables.

Ningún lugar al que recurrir

El Hospital Zhongnan, donde se quedó la madre de Zhang, anunció planes para agregar otras 2,000 camas el miércoles, el día antes de que enviaran a su madre a casa.

Personal médico que camina entre pacientes con síntomas leves del coronavirus COVID-19 en un hospital temporal establecido en un estadio deportivo en Wuhan, en la provincia central de Hubei de China, el 18 de febrero de 2020. (STR/AFP a través de Getty Images )

Su caso permanece en el limbo: los hospitales improvisados, conocidos como fangcang, que aceptan pacientes sospechosos y aquellos con síntomas leves, se negaron a admitirla, diciendo que su condición era demasiado grave. El comité del vecindario que se encarga de organizar la hospitalización de los residentes dijo que no podían hacer nada porque el hospital no estaba dentro de su jurisdicción. El hospital de su distrito tampoco tenía más capacidad.

The Epoch Times ha hablado con familias de pacientes que saltaron a la muerte desde edificios luego de que se les negara el tratamiento. Zhang dijo que también sabía de al menos cuatro o cinco lugareños infectados que se suicidaron por pura desesperación.

“Por supuesto, los recursos médicos son limitados, pero no solo se puede buscar una tasa de recuperación e ignorar las necesidades de los pacientes”, escribió Zhang en una publicación ahora eliminada.

Video relacionado

¿El régimen chino está ocultando la gravedad del coronavirus?

TE RECOMENDAMOS