Mujer trabaja limpiando pisos en hogar de ancianos para ver a su padre durante la pandemia

Por Louise Bevan
13 de Marzo de 2021
Actualizado: 13 de Marzo de 2021

Una hija trabajadora sorprendió a su padre cuando entró a su residencia de ancianos con un uniforme de empleada. Ella había aceptado un trabajo a tiempo parcial lavando platos y fregando suelos en la residencia de Minnesota, para poder pasar más tiempo con él.

Desde principios de 2020, para muchos familiares de pacientes en residencias, saludar a través de las ventanas ha sido lo más cerca que han podido estar de sus seres queridos.

“Un día solo estaba pensando: ‘¿Cómo podría ver más a mi padre?'”, explicó Lisa Racine a KARE 11. “Y pensé: ‘¿por qué no consigo un trabajo allí?”.

Sociedad del Buen Samaritano en Stillwater, Minnesota (Captura de pantalla/Google Maps); Lisa Racine (Cortesía de Lisa Racine)

Lisa contactó al hogar de la Sociedad del Buen Samaritano en Stillwater en diciembre, quienes se mostraron encantados de contratarla para cubrir un puesto vacante, ya que habían tenido problemas para encontrar personal durante la pandemia.

“Me sorprendí, de verdad. Me quedé un poco atónito”, dijo Harold Racine, de 87 años. Le preguntó a su hija: “¿Cómo entró?” y recordó su llegada como uno de los días más felices de su vida.

Sin embargo, Harold no fue el único que se alegró de ver a Lisa. El administrador del Buen Samaritano, René Racine, es primo de Lisa. “El hecho de que se acercara y quisiera venir a trabajar fue un auténtico regalo del cielo para nosotros”, admitió.

Harold con su difunta esposa. (Cortesía de Lisa Racine)

 

Imagen ilustrativa. ( Anastasia Gepp / Pixabay)

Aunque el trabajo está muy lejos de la vocación de Lisa como gestora de proyectos para una empresa de impresión, le gusta el trabajo y le encanta conocer a los residentes. Sorprender a su padre fue una de las razones de su ingenioso plan.

Mantiene un puesto a tiempo parcial en la residencia, trabajando las tardes y los fines de semana, y bromea diciendo que “es bastante glamuroso”. Sin embargo, el tiempo extra con su padre “no tiene precio”, dice. “No puedo creer que me paguen por esto”.

Harold y su difunta esposa criaron juntos a ocho hijos. “Las pruebas y tribulaciones de criar a tantos niños, al final ciertamente valieron la pena”, dijo. “Estoy recibiendo mi recompensa, multiplicada por diez”.

Harold (centro) con los brazos alrededor de su esposa e hija, Lisa (Cortesía de  Lisa Racine)

Ahora, muchos estados están suavizando las restricciones a las visitas en persona en los centros de cuidados de larga duración, ya que los residentes han recibido vacunas, según la AARP, la Asociación Americana de Jubilados. Como trabajadora clave, Lisa recibió la vacuna contra el virus del PCCh junto a su padre en febrero.

Ella tiene previsto mantener su trabajo en la residencia de ancianos en régimen de guardia.

“Podría tomar una clase de yoga o hacer una hora feliz”, dijo, “pero prefiero venir a fregar el suelo y limpiar los platos para poder ver a mi padre”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS