Naciones Unidas expresa preocupación por el deterioro de la situación en el campus de Hong Kong

Por Frank Fang
20 de Noviembre de 2019 Actualizado: 20 de Noviembre de 2019

Las Naciones Unidas han pedido a las autoridades de Hong Kong que aborden la crisis humanitaria en la Universidad Politécnica de la ciudad (PolyU).

Rubert Colville, portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, dijo que la situación en la universidad se estaba “deteriorando claramente” e instó a las autoridades locales a “facilitar una solución pacífica”, según una conferencia de prensa del 19 de noviembre.

Este fin de semana comenzaron los intensos enfrentamientos entre la policía y los manifestantes en PolyU. El domingo, la policía rodeó la universidad y cerró todas las salidas para impedir la huida de los manifestantes. También se impidió la entrada a las personas, además de médicos y mediadores especiales que llegaron al lugar.

Después de que la policía bombardeara el campus con gas lacrimógeno y proyectiles, cientos de personas han huido o se han rendido voluntariamente a la policía.

El 20 de noviembre por la mañana, John Lee, secretario de seguridad de Hong Kong, dio las últimas cifras: al menos 900 han abandonado PolyU y se han entregado a la policía. Entre ellos, unos 300 eran menores de 18 años, según los medios de comunicación locales. Añadió que todos los adultos mayores de 18 años fueron arrestados bajo sospecha de disturbios.

Hasta el momento en que fue escrito este artículo, el presidente de PolyU, Teng Jin-Guang, dijo que todavía había unas 100 personas dentro de la universidad, de las cuales unas 20 eran estudiantes, según los medios de comunicación de Hong Kong. Derek Liu, presidente del sindicato de estudiantes de PolyU, dio estimaciones similares.

Teng agregó que las condiciones de saneamiento en la universidad no eran buenas, y que el campus de la universidad no era seguro debido a la presencia de “productos químicos y otros artículos peligrosos”, rogando a los manifestantes que se marcharan.

Dijo que se había comunicado con la policía, y le aseguraron que la policía no iniciaría ningún uso de la fuerza. Instó a la gente a no tomar ningún método peligroso para salir de la universidad, ya que alguien de la universidad o él mismo acompañaría a los que salieran voluntariamente a la comisaría de policía local. Alrededor de 10 personas se fueron con él el 20 de noviembre por la noche.

La declaración de la ONU también expresó su preocupación por el “aumento de la violencia por parte de grupos de jóvenes que participan en las protestas”, e hizo un llamado a las personas que participan en las protestas para que renuncien y condenen el uso de la violencia. Los manifestantes han lanzado bombas de gasolina y disparado flechas a la policía durante los enfrentamientos de PolyU.

“La responsabilidad por la violencia también es clave, tanto en el caso de las personas que han violado la ley y cometido actos de violencia, como en el caso de las acusaciones de uso excesivo de la fuerza por parte de la policía”, agregó el informe.

Ha hecho un llamado al Gobierno de Hong Kong para que resuelva la crisis de forma pacífica y mediante el diálogo.

El director del sindicato de estudiantes de PolyU, Liu, agregó que tres miembros del personal de los periódicos de la universidad fueron arrestados el pasado domingo y lunes después de realizar entrevistas en el campus, bajo sospecha de participar en un motín. Añadió que fueron puestos en libertad bajo fianza.

La Asociación de Periodistas de Hong Kong y la Asociación de Fotógrafos de la Prensa de Hong Kong, en una declaración conjunta emitida el 20 de noviembre, declararon su “decepción extrema” por la forma en que la policía había establecido una serie de restricciones que limitaban la libertad de prensa en PolyU y áreas cercanas.

La declaración enumeró dos ejemplos en particular: la policía apuntó con sus armas a cuatro reporteros para asustarlos y evitar que entraran a PolyU. En otro caso, la policía obligó a un fotoperiodista a arrodillarse y a desbloquear su teléfono móvil.

Al menos 13 reporteros de medios escolares y medios en línea fueron arrestados, según el comunicado. Pidió a la policía que abriera PolyU para que la prensa pudiera realizar entrevistas dentro de la universidad.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer

A continuación

Cómo el comunismo corrompió el pensamiento humano

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

TE RECOMENDAMOS