NASA: El progreso de SpaceX sigue siendo “preocupante” para el alunizaje de 2025

"Es posible que acabemos pilotando una misión diferente", dice responsable

Por T.J. Muscaro
09 de Agosto de 2023 1:41 PM Actualizado: 09 de Agosto de 2023 1:41 PM

Los directivos de la NASA se unieron a los cuatro astronautas de la agencia que viajan a la Luna en lo que se suponía que iba a ser una oportunidad para que los miembros de los medios de comunicación hicieran preguntas sobre Artemis II, el primer vuelo tripulado de la cápsula Orion y el primer vuelo espacial tripulado alrededor de la Luna desde 1972.

Pero gran parte de la atención de la rueda de prensa del 8 de agosto en el Centro Espacial Kennedy se dirigió a Artemis III y a los productos de SpaceX en los que se basa. Jim Free, administrador asociado de la NASA de la Dirección de Misiones de Desarrollo de Sistemas de Exploración, presentó una actualización del estado de desarrollo del equipo de la misión.

Programado para su lanzamiento en diciembre de 2025, Artemis III promete devolver a la humanidad a la superficie lunar por primera vez desde que el Apolo 17 regresó a casa en diciembre de 1972. Su destino sería el polo sur, donde la NASA espera encontrar agua y establecer una presencia permanente con sus socios internacionales antes que con la China comunista.

El Sr. Free afirmó que la NASA sigue exigiendo a todos los contratistas un plazo acorde con un lanzamiento en diciembre de 2025. Pero también sugirió que el alunizaje podría estar en el aire.

“Puede que acabemos volando en una misión diferente”, dijo, confirmando que él y su equipo han considerado si Artemis III podría utilizarse para otras misiones. “Ahora mismo, todavía estamos tratando de ver su calendario”.

El módulo de aterrizaje lunar de SpaceX

La NASA contrató a SpaceX para construir el primer módulo de aterrizaje lunar. Ese módulo de aterrizaje lunar promete ser una variante del gigantesco Starship de Elon Musk. Y el Starship todavía no ha tenido un lanzamiento con éxito, por no hablar de una misión con éxito.

Aunque recientemente se realizó una prueba de encendido del motor en el puerto espacial Starbase de Boca Chica (Texas), el último y único intento de lanzamiento de Starship tuvo lugar el 20 de abril y terminó en una ardiente explosión sobre el Golfo de México. No se ha fijado ninguna fecha oficial para un segundo intento de lanzamiento.

El Sr. Free reafirmó las preocupaciones que ya había manifestado en junio, según las cuales SpaceX no cumpliría el plazo y el lanzamiento de la nave lunar tendría que esperar hasta 2026.

Fotograma cedido por SpaceX de la transmisión del lanzamiento del cohete Starship, en la que se le ve explotar momentos después de despegar desde Boca Chica, Texas,este 20 de abril de 2023. (EFE/SpaceX)

“Como dije en junio, tienen que lanzar varias veces, no sólo por nosotros, sino para ellos. Luego necesitan lanzar múltiples veces para nosotros, así que realmente queremos que tengan éxito en sus lanzamientos, incluido el próximo”, afirmó.

El administrador dijo que la reciente visita de él y su colega a la Base Estelar fue positiva.

“Son excelentes en sus detalles técnicos”, dijo, y añadió que cree que se trata “simplemente de seguir haciendo crecer nuestra relación más allá de la tripulación comercial en esta área y de transmitir por qué es importante para nosotros ver eso y programar”.

También mencionó que hay otros contratos a tener en cuenta además de SpaceX, como los contratistas que desarrollan los trajes espaciales, que es Axiom Space, y los que trabajan en la cápsula Orion.

El cohete del Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS) Artemis 1 de la NASA, con la cápsula Orion acoplada, se lanza en el Centro Espacial Kennedy de la NASA el 16 de noviembre de 2022 en Cabo Cañaveral, Florida.(Red Huber/Getty Images)

“Seguimos trabajando para cumplir nuestras fechas contractuales con todo el mundo”, dijo.

Cuando se le preguntó cuál era, en su opinión, una fecha realista para la primera misión de alunizaje en este momento, el Sr. Free no tenía ninguna fecha que dar.

“No queremos una especie de calendario de margen cero”, dijo. “Tenemos que comprender cuál es el margen y todo esto”.

“Así que, para ello, nuestros equipos tienen que interactuar —esa reunión y Starbase de la que hablé fue una de tantas. Y luego creo que saldremos de común acuerdo con el equipo directivo de la agencia y diremos: ‘Eh, aquí es donde pensamos que es realista'”.

Más que perder la Luna

El Sr. Free dejó claro que no ve de forma negativa el hecho de no alcanzar el objetivo de alunizaje.

“Es posible que queramos volar en una misión diferente para [Artemis] tres, porque queremos entender mejor cómo funciona el sistema”, dijo, haciendo hincapié en el objetivo más amplio del programa: aprender lo que se necesita para llevar seres humanos a Marte.

“No vamos a conseguirlo todo en una sola misión. No deberíamos esperar hacerlo”, dijo. “Lo que deberíamos esperar es volar con seguridad y hacer avanzar nuestra causa de comprensión, hacer nuestra ciencia para la causa de comprensión de nuestros vehículos”.

El plan original de la misión Artemis III, según la NASA, preveía que la cápsula Orión y el Módulo de Servicio Europeo fabricado por Airbus se acoplaran al módulo de aterrizaje de la nave espacial SpaceX Starship en la órbita lunar. Dos astronautas descenderán a la superficie, mientras que otros dos permanecerán en órbita. La expedición a la superficie durará seis días. Aún no se ha hecho pública la identidad de los miembros de la tripulación.

Mientras tanto, Artemis II tiene previsto llevar a su tripulación en un viaje de 10 días alrededor de la Luna en noviembre de 2024. Su tripulación principal está formada por el comandante Reid Wiseman, el piloto Victor Glover, la especialista de misión 1 Christina Hammock Koch y el especialista de misión 2 Jeremy Hansen.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.