NASA publica impresionantes imágenes de “neblina” de gran altitud de Júpiter, son nubes con tormentas eléctricas

Por Jenni Julander
11 de Diciembre de 2020
Actualizado: 11 de Diciembre de 2020

La NASA publicó imágenes de las nubes de gas surrealistas y en espiral de Júpiter que captó la nave espacial Juno, un programa de 1100 millones de dólares lanzado en 2011.

La sonda ha estado estudiando a Júpiter desde arriba durante cuatro años, y a principios de este año capturó imágenes de cerca y de alta resolución que revelan más sobre la increíble atmósfera del gigante gaseoso.

Una toma de las turbulentas regiones del norte de Júpiter durante el acercamiento de Juno al planeta el 17 de febrero de 2020. (NASA/JPL/SwRI/MSSS; Procesamiento de la imagen por Gerald Eichstädt)

Las nubes que cubren a Júpiter se ven girando en la imagen, 25,120 kilómetros abajo, mientras que largas rayas de “neblina” de gran altitud, que se extienden en capas, flotan por encima de la cubierta de nubes subyacente del gigante gaseoso. Según los científicos, no está claro cómo se forman estas rayas o de qué están compuestas.

“Las características notables en esta vista son las largas y delgadas bandas que atraviesan el centro de la imagen de arriba a abajo”, escribió la NASA en su sitio web el 14 de mayo de 2020.

“Juno ha observado estas largas rayas desde su primer paso cercano por Júpiter en 2016. Las rayas son capas de partículas de neblina que flotan por encima de las características de la nube subyacente”.

La agencia espacial añadió: “Dos corrientes en chorro en la atmósfera de Júpiter flanquean a cada lado de la región donde suelen aparecer las estrechas bandas de neblina, y algunos investigadores especulan que esas corrientes en chorro pueden influir en la formación de las altas nubes”.

Desde que las primeras imágenes del planeta gaseoso fueron transmitidas directamente desde la JunoCam, los científicos en la tierra han tenido nuevas oportunidades para estudiar el planeta con mucho más detalle.

Otra imagen, tomada el 10 de abril, revela una compleja topografía climática, incluyendo pequeñas formaciones de nubes de tormentas eléctricas que los científicos están llamando “nubes emergentes”.

Esta ilustración utiliza datos obtenidos por la misión Juno de la NASA para representar tormentas eléctricas de gran altitud en Júpiter. (NASA/JPL-Caltech/SwRI/MSSS/Gerald Eichstädt)
Pequeñas y brillantes nubes “pop-up” que se ven se elevan por encima de los rasgos circundantes. (NASA/JPL-Caltech/SwRI/MSSS/Kevin M. Gill © CC BY)

Descritas como “tormentas eléctricas de gran altitud”, estas nubes emergentes “se destacan en la parte superior y en los bordes de los patrones de remolinos, mientras que las áreas más oscuras cercanas revelan una mayor profundidad”.

Son responsables de un fenómeno llamado “relámpago superficial”, una descarga eléctrica que “se origina en las nubes que contienen una solución de amoníaco-agua”, según la NASA. En estas nubes de tormenta también se producen “granizadas ricas en amoníaco”, llamadas apropiadamente “mushballs” (bolas de musgo) por el equipo científico de Juno.

Este gráfico muestra el proceso evolutivo de los “relámpagos superficiales” y las “bolas de musgo” en Júpiter. (NASA/JPL-Caltech/SwRI/CNRS)

Aunque todavía hay mucho por descubrir entre estas corrientes de chorro de gran altitud y formaciones de nubes, hay algo que queda claro: no solo es impresionante contemplar la dinámica superficie de Júpiter, sino que también es eminentemente fascinante explorarla en todas sus complejidades.

La nave espacial Juno continuará volando sobre Júpiter y capturando imágenes cada 53 días. Según Space.com, la actual órbita continuará hasta al menos julio de 2021.

¡Nos encantaría escuchar sus historias! Puede compartirlas con nosotros en emg.inspired@epochtimes.nyc


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.

Le puede interesar

¿Cuál es el verdadero significado de la esvástica?

TE RECOMENDAMOS