Esta niña con síndrome de Down sufre bullying pero sus amigos dejan todo para defenderla

Por La Gran Época
14 de Febrero de 2019 Actualizado: 17 de Febrero de 2019

nMuchas personas han sufrido intimidación escolar o han escuchado historias sobre casos individuales. Es algo que a menudo termina con lágrimas o algo peor. Sin embargo, cuando una niña de Wisconsin con necesidades especiales fue molestada delante de la gente en un partido de baloncesto, tres muchachos se pusieron de pie por ella, desencadenando una ola de resultados positivos.

A Desiree Andrews, que tiene síndrome de Down, le gusta cantar y bailar. Muchos estudiantes de Lincoln Middle School adoraban a Desiree por su naturaleza alegre, entusiasta y amable.

“Desiree es probablemente la persona más feliz que conozco. Siempre está sonriendo cada vez que la veo”, dijo Miles Rodríguez, un estudiante de la escuela, a News Channel 5.

Cuando Desiree fue nombrada miembro del equipo de animadoras, su padre, Cliff Andrews, estaba agradecido de que su hijo fuera tan aceptado y amado.

“No tenía esperanzas de que ella tuviera esa oportunidad. Y cuando lo hizo, yo estaba a punto de estallar”, dijo Andrews.

Sin embargo, no todos fueron amables con Desiree en la escuela.

Durante un partido de baloncesto celebrado en el gimnasio de Lincoln en 2014, Rodríguez, Scooter Terrien y Chase Vázquez – “los tres mosqueteros” como algunos los llamarían- notaron que algo no estaba bien.

“Nuestro entrenador llamó al timeout y durante nuestro timeout nos dimos cuenta que la gente estaba intimidando a Desiree”, dijo Vásquez.

Después de mirar por un momento, los tres estudiantes estaban seguros que algunos de los estudiantes en las gradas estaban interrumpiendo a la porrista Desiree. Sabiendo que querían rectificar la situación, los tres abandonaron el grupo de entrenadores, cruzaron el gimnasio y se dirigieron directamente al grupo de los que no eran amistosos.

“Los niños nos miraban como,’¿Qué están haciendo? “¿Por qué se bajan del estrado? Y luego nos acercamos a ellos, y luego les dijimos que dejaran de hacer eso, eso no está bien. Y ellos simplemente se callan”, dijo Rodríguez.

Aunque el intercambio duró solo un momento, su impacto fue profundo y duradero. Los estudiantes se volvieron más protectores con Desiree.

“Las porristas y todos los que están allí ayudan a mantenerla vigilada durante todo el día”, dijo Andrews Today. “Los estudiantes de la Escuela Secundaria Lincoln han sido fenomenales”.

Un cambio significativo fue la inclusión de Desiree en la introducción de la alineación inicial. Antes  que comience un partido de baloncesto, los muchachos se acercaron a Desiree, dándole un choque de cinco o un puñetazo, según Kenosha News. Algunos estudiantes también comenzaron a llamar al gimnasio de Lincoln “Casa D”, en honor a Desiree, y en marzo de 2015, el nombre se hizo oficial.

“Ellos piensan que es dulce, amable, asombroso y asombroso”, dijo Desiree a TMJ4 acerca de la opinión de su familia sobre el cambio de nombre, que también le gustó.

Además, Desiree recibió un regalo especial de los miembros del equipo.

Imagen ilustrativa. (Crédito: tommy bebo/Unsplash)

“Firmaron una pelota de baloncesto para ella y esa es su posesión más preciada”, dijo Andrews.

Para Andrews, lo que los chicos hicieron por Desiree es algo por lo que está increíblemente agradecido y algo que nunca olvidará.

“Solo quiero que sepan, como su padre, lo mucho que lo aprecio”, dijo el padre de Desiree mientras luchaba contra las lágrimas. “Ella nunca lo olvidará, sé que ninguno de nosotros en mi familia lo olvidará”.

Después que Kenosha News informara sobre la historia, el video se volvió viral, recibiendo un promedio de 10.000 visitas por hora. Los medios de comunicación de todo el mundo mostraron interés en la historia y un informe noticioso de TMJ4 recibió más de cuatro millones de visitas. En diciembre de 2015, la acción de los niños fue reconocida a escala nacional: Rodríguez, Terrien y Vazque fueron nombrados galardonados con el Premio Musical, que celebra grandes momentos de deportividad.

“Esperamos que la gente ahora sepa que puede tomar una posición”, dijo Vázquez.

“Si fuera otra persona, aún así lo haría, porque no está bien que me intimiden”, dijo Terrien. “No es justo que se trate mal a los demás, porque todos somos iguales. Todos somos creados de la misma manera. Dios nos hizo de la misma manera”.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Niño capacidades especiales cosecha una calabaza gigante

TE RECOMENDAMOS