Niña mexicana muere al caerle olla con aceite hirviendo mientras jugaba con primos, dice informe

Por Julian Bertone
16 de Octubre de 2019
Actualizado: 16 de Octubre de 2019

Una niña de 2 años murió luego de que le cayera encima una olla llena de aceite hirviendo durante una celebración familiar en México.

El trágico accidente tuvo lugar en la colonia Valle de Señora, al norte de la ciudad de León, localizada en el municipio de Guanajuato, y según declaraciones de vecinos de la familia todo aconteció el sábado 12 de octubre durante la celebración de una boda.

Según testimonios locales recolectados en un informe del medio de noticias mexicano am, la pequeña de dos años y cuatro meses corría y se divertía con sus primos en la fiesta cuando chocó con la olla de aceite y esta cayó sobre ella.

Los familiares no perdieron tiempo y de inmediato trasladaron a la menor a un hospital de la ciudad, donde momentos después les anunciaron su muerte debido a las quemaduras que presentaba en el cuerpo.

El lunes 14 de octubre la familia y vecinos, sepultaron a la pequeña y le dieron el último adiós.

El accidente que al parecer ocurrió alrededor de las 6 de la tarde, hora local, no estaba en conocimiento de la Fiscalía General de la región, por lo que las autoridades hasta el momento no confirmaron lo ocurrido ni la causa de muerte.

Otros detalles sobre el caso no están claros.

En un incidente similar, unos padres de Idaho en Estados Unidos, resultaron traumatizados luego de que el contenido de una olla a presión caliente cayera encima de su hijo de 2 años.

La familia Bodily decidió regalarse una cena asada después de una tarde de duro trabajo el 9 de septiembre de 2018. Acababan de instalar puertas francesas, así que la mamá, llamada Angela, puso un trozo de carne en una olla a presión. Cuando estuvo cocida, se dispuso a retirarla de la estufa mientras se preparaba para hacer la salsa y añadirle patatas.

Imagen ilustrativa de una olla a presión. (Creative commons)

Su dulce hijo Chayse abrazó su pierna izquierda mientras trabajaba; ni la madre ni el bebé tenían idea del horror que estaba a punto de ocurrir.

Una burbuja que se había estado formando bajo la carne estalló de repente. El pequeño Chayse quedó cubierto de comida fundida y líquido hirviendo; sufrió quemaduras de segundo grado en más del 14 por ciento de su cuerpo. “Simplemente se disparó como un géiser”, exclamó Angela Bodily, según informó el Times-News. “Yo estaba en shock y vi al bebé resbalándose”.

Los aterrorizados padres llevaron al niño a un hospital cercano y desde allí fue trasladado al Centro de Quemados del Utah, sus ojos estaban hinchados y casi cerrados.

Travis, su padre, recibió un duro golpe al ver al pequeño indefenso y con dolor. “Me rompió el corazón verlo así”, dijo. Pero poco a poco, mientras el equipo médico seguía adelante, los padres de Chayse tomaron la decisión de pasar del miedo a la gratitud. Podría haber sido mucho peor.

Eventualmente el niño pudo regresar a casa, pero no se sabe si en el futuro necesitará injertos de piel, por lo que la familia abrió una cuenta en GoFundMe para recaudar fondos que ayuden a pagar las facturas médicas. Hasta agosto de 2019, la cuenta ha sumado más de 7000 dólares de una meta de 10.000.

*****

¿Sabías?

Qué es Falun Dafa y por qué se propagó por todo el mundo

TE RECOMENDAMOS