Niño de 8 años encuentra un mensaje en una botella enviado hace 25 años y localiza a su remitente

Por Louise Bevan
05 de Abril de 2021
Actualizado: 05 de Abril de 2021

Un mensaje escrito a mano en una botella, arrojado al mar por una niña de 14 años de Quebec, tardó un cuarto de siglo en recorrer casi 60 millas hasta la isla de Cabo Bretón, en Nueva Escocia. Allí un niño de 8 años lo encontró y quedó encantado con el sincero mensaje.

Así que le respondió.

Nyima Mitchell, de ocho años, encontró la botella de vidrio bajo un pino en su patio trasero de Chéticamp mientras jugaba con sus amigos y su hermano, Mila, en octubre de 2020.

(Cortesía de Kelly Mitchell)

“Nyima pensó que era basura y la recogió para limpiar nuestro terreno”, dijo el padre de los niños, Kelly Mitchell, a The Epoch Times. “Suelen jugar a ‘Tom y Huck’, lo que habría sido estupendo para encontrar un mensaje en una botella, pero [ellos] tenían amigos ese día y sólo estaban subiendo a los árboles”.

La madre de los niños, Britta Mitchell, sospecha que la botella fue arrastrada al cercano Petit Étang, una masa de agua que conecta con el océano Atlántico, durante un huracán hace algunos años.

“Intenté abrirla enseguida, pero no pude porque la tapa estaba bien cerrada, así que le pedí a mi madre que intentara abrirla, pero ella tampoco pudo”, dijo Nyima a Newsweek. “Tuvimos que usar el abrelatas y los alicates de nuestras navajas suizas para sacar la tapa”.

(Cortesía de Kelly Mitchell)

Veinte minutos después, el chico sacó una carta arrugada del interior del frasco de cristal. Tenía fecha del 12 de agosto de 1995. “Querido amigo, mis amigos y yo hemos decidido escribirle a alguien (…) Envío mi botella a las Islas Magdalena”, decía la carta en francés e inglés. Estaba firmada por Nellie Nadeau, que compartía su ambición de encontrar un “amigo por correspondencia” que pudiera responder.

Los Mitchell se conectaron a Internet y encontraron el nombre de Nellie en el sitio web de un hospital. En su perfil, Nellie, ahora médico de familia, relataba que había crecido junto al agua en el este de Canadá. Los Mitchell creyeron que habían encontrado a su escritora.

Nyima decidió responder a Nellie, que ya no era una adolescente sino esposa y madre de 39 años que vivía en Wasilla, Alaska. Sin embargo, su carta casi no llega, ya que Nellie había cambiado de trabajo y de domicilio después que los Mitchell obtuvieron la información.

(Cortesía de Kelly Mitchell)

“De cierto modo uno espera cuando la lanza [que alguien la reciba], pero después se da cuenta de que la probabilidad de que llegue intacta a alguien es realmente baja”, dijo Nellie a CBC. “Si lo hiciera, puede que esa persona ni siquiera esté interesada en responder”.

Cuando una carta manuscrita aterrizó por fin en su alfombra en noviembre, los recuerdos la invadieron. “Me dio escalofríos durante varios días”, dijo Nellie.

Ella y una amiga arrojaron dos botellas al mar en Havre-Aubert cuando eran adolescentes, y una de ellas cruzó el Golfo de San Lorenzo hasta caer en el patio trasero de un niño. Emocionada, Nellie respondió a Nyima, pero lamentablemente su carta fue devuelta al remitente.

(Cortesía de Kelly Mitchell)

Por su parte, los Mitchell perdían la esperanza de establecer comunicación. Afortunadamente, Nellie no se rindió y recurrió a las redes sociales.

“En ese momento, la comunidad se involucró”, explicó Kelly. “No estamos en Facebook (…) Resulta que Nellie había dirigido la carta correctamente, así que no sabemos por qué la devolvieron”.

Cuando un reportero local se enteró de la sorprendente correspondencia, que tardó 25 años en llegar, la historia de Nyima y Nellie llegó a los titulares. Ahora Nellie planea visitar a los Mitchell en su próxima visita a Nueva Escocia.

(Cortesía de Kelly Mitchell)

“Me gustaría reunirme con Nellie”, dijo Nyima a Newsweek. “Tenemos una canoa y a Nellie y a mí nos gusta el piragüismo, así que puede que vayamos en canoa”.

Siguiendo el espíritu de su épico comunicado, Nellie planea mantener correspondencia con Nyima a la antigua.

“Estamos manteniendo todo el asunto en el ámbito no electrónico para mantener el espíritu de la carta original”, dijo Kelly, esperando que la carta que Nellie prometió esté “en camino, ¡y no la devuelvan!”.

 

 

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS