“No podía quedarme quieto”: Penny habla sobre el estrangulamiento y muerte de Neely en el metro

Por alberto.peralta
12 de Junio de 2023 5:21 PM Actualizado: 12 de Junio de 2023 5:21 PM

Daniel Penny, el marine veterano acusado de matar a Jordan Neely, un vagabundo, en el metro de Nueva York, declaró que su intención no era acabar con la vida de Neely, sino proteger de él a los asustados pasajeros.

Penny fue acusado de homicidio involuntario tras ser grabado mientras asfixiaba a Neely en el suelo de un tren F en dirección norte el 1 de mayo. El forense de la ciudad dictaminó que la muerte de Neely fue un homicidio, diciendo que murió por “compresión del cuello”.

En una serie de videos difundidos por los abogados de Penny, el joven de 24 años relató lo que calificó de “situación aterradora”, diciendo que tuvo que hacer algo cuando Neely amenazó con matar a la gente del tren.

“El hombre tropezó, parecía estar drogado, las puertas se cerraron, se arrancó la chaqueta y se la tiró a la gente que estaba sentada junto a mí a mi izquierda”, dijo Penny en el video.

“Estaba escuchando música en ese momento y me quité los auriculares para oír lo que gritaba”, continuó. “Las tres amenazas principales que repetía una y otra vez eran ‘voy a matarte’, ‘estoy dispuesto a ir a la cárcel de por vida’ y ‘estoy dispuesto a morir'”.

Penny, que mide 6 pies 2 pulgadas, dijo que se sintió intimidado por Neely, que era más grande que él y gritaba en la cara de los pasajeros del metro.

“Existe la idea errónea de que los marines no se asustan. En realidad, uno de nuestros valores fundamentales es la valentía, y la valentía no es la ausencia de miedo, sino cómo se gestiona el miedo”, dijo. “Tenía miedo por mí mismo, pero miré a mi alrededor, vi mujeres y niños. Les gritaba a la cara y les profería amenazas. No podía quedarme quieto”.

El problemático pasado de Neely

Neely, un músico de 30 años que hacía de Michael Jackson en el metro, tenía un largo historial de enfermedades mentales graves. Según The New York Times, figuraba en la lista “Top 50” de la ciudad de Nueva York de personas sin hogar que más urgentemente necesitaban atención de salud mental.

En el momento de su muerte, Neely ya había sido detenido decenas de veces, incluido un intento de secuestro de una niña de 7 años en 2015, informó el New York Daily News. En noviembre de 2021, propinó un puñetazo en la cara a una mujer de 67 años que salía de una estación de metro. La mujer sufrió fracturas en la cara tras ser derribada al suelo.

“Algunas personas dicen que intentaba asfixiarlo hasta la muerte, lo que tampoco es cierto. Intentaba sujetarlo”, dijo Penny. “En el video se ve claramente cómo sube y baja el pecho, lo que indica que respira. Intento contenerlo para que no pueda llevar a cabo las amenazas”.

Penny también descartó la información de que sujetó a Neely por el cuello durante 15 minutos.

“Esto no es cierto: entre una parada y otra solo hay un par de minutos. Así que toda la interacción duró menos de 5 minutos”, explicó Penny.

El incidente no tuvo que ver con la raza

Un vídeo de tres minutos, grabado por un transeúnte con un teléfono móvil, comienza con Penny sujetando a Neely en el suelo. A los 30 segundos, Neely empezó a forcejear, lo que llevó a un tercer hombre a intervenir y ayudar a inmovilizar a Neely en el suelo.

Transcurridos más de dos minutos de la grabación, Neely empezó a desvanecerse, mientras se oía a otro hombre fuera de cámara que advertía a Penny: “Ahora lo vas a matar, se ha defecado encima”. Uno de los hombres que sujetaba el brazo de Neely dijo que se trataba de una “mancha vieja” en sus pantalones.

Penny soltó a Neely justo antes de que terminara el video, momento en el que el vagabundo no pudo responder cuando se le preguntó: “¿Puedes oírme?”.

Penny, que es blanco, dijo que su acción no tuvo nada que ver con la raza, señalando que muchos de los pasajeros del metro a los que trató de proteger ese día eran “gente de color”.

“No vi a un hombre negro amenazando a los pasajeros, vi a un hombre amenazando a los pasajeros, muchos de los cuales eran gente de color”, dijo Penny.

“Un hombre que ayudó a sujetar al señor Neely era una persona de color”, añadió. “Unos días después del incidente leí en los periódicos que una mujer de color salió y me llamó héroe. No creo que yo sea un héroe, pero ella era una de esas personas a las que intentaba proteger”.

El fiscal del distrito de Manhattan, Alvin Bragg, cuya oficina está procesando al expresidente Donald Trump, presentó un cargo de homicidio involuntario en segundo grado contra Penny. El cargo conlleva una pena máxima de 15 años de prisión.

“Jordan Neely debería seguir vivo hoy, y mis pensamientos continúan con su familia y seres queridos mientras lloran su pérdida durante este momento extremadamente doloroso”, dijo Bragg en un comunicado.

La próxima comparecencia de Penny ante la corte está prevista para el 17 de julio.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.