Nombre de Flynn nunca se ‘encubrió’ en transcripciones de llamadas enviadas a Obama, indican registros

Por Petr Svab
14 de Mayo de 2020
Actualizado: 14 de Mayo de 2020

El nombre del Teniente General Michael Flynn no se encubrió para proteger su identidad en las transcripciones de sus llamadas con un embajador ruso, las cuales fueron distribuidas o reveladas al Presidente Barack Obama y a varios altos funcionarios de su administración, según indican documentos recientemente publicados.

La información sobre las llamadas, incluyendo el nombre de Flynn, se filtró a los medios de comunicación en pocos días, desencadenando una serie de acontecimientos que le costaron al veterano del ejército su trabajo, millones de dólares y varios años de su vida.

Además, los funcionarios de la administración de Obama hicieron docenas de solicitudes de desencubrimiento de informes de inteligencia que involucraban la identidad de Flynn entre el día de las elecciones de 2016 y los primeros días de la administración del presidente Donald Trump, mostraron los documentos (pdf).

La práctica de encubrimiento se refiere a la sustitución de los nombres de los estadounidenses en los informes de inteligencia extranjeros con nombres genéricos para proteger su identidad. Los altos funcionarios que participan en inteligencia y seguridad nacional tienen la facultad de solicitar que la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) revele los nombres que se hayan encubierto por diversas razones, cuando sea necesario para comprender la inteligencia.

Richard Grenell, director interino de inteligencia nacional, publicó el 13 de mayo una lista de funcionarios que hicieron solicitudes de desencubrimiento entre el 8 de noviembre de 2016 y el 31 de enero de 2017, que pudieron haber revelado la identidad de Flynn.

Se realizaron 49 peticiones de este tipo, pero ninguna de ellas ocurrió entre el 29 de diciembre de 2016 y el 4 de enero de 2017.

Esas fechas son importantes, porque Flynn habló por teléfono con el entonces embajador ruso Sergey Kislyak el 29 de diciembre de 2016 y le pidió a Moscú que no escalara la situación después de que Obama impusiera nuevas sanciones a Rusia.

El 4 de enero el FBI iba a cerrar su investigación de contrainteligencia sobre Flynn porque no se estableció ninguna información “despectiva” sobre él. Sin embargo, el entonces jefe de operaciones de contrainteligencia del FBI, Peter Strzok, se esforzó ese día por mantener la investigación abierta. El entonces director del FBI James Comey dijo más tarde al Comité de Inteligencia de la Cámara que la investigación se mantuvo abierta después de que el FBI obtuviera las llamadas de Flynn con Kislyak sobre las sanciones.

“Nuestra gente juzgó que era apropiado, por razones que espero sean obvias, que se desencubriera el nombre del Sr. Flynn [en las transcripciones]”, dijo (pdf).

El Teniente General Michael Flynn, exasesor de seguridad nacional del Presidente Donald Trump, sale del Palacio de Justicia de Estados Unidos E. Barrett Prettyman en Washington el 24 de junio de 2019. (Alex Wroblewski/Getty Images)

Comey dijo que las llamadas “aparecieron (…) a finales de diciembre, inicios de enero”.

El entonces Director de Inteligencia Nacional James Clapper pidió copias a Comey y luego informó a Obama, a su Vicepresidente Joe Biden y al personal superior de Obama sobre las llamadas, dijo Comey.

Clapper, durante un testimonio ante el Congreso, negó haberle informado a Obama sobre las llamadas, pero la entonces fiscal general adjunta Sally Yates dijo al FBI que Obama mencionó las llamadas durante una reunión el 5 de enero. Ella dijo que en ese momento no sabía cómo se había enterado Obama de las llamadas (pdf).

Dado que no se hizo ninguna solicitud de desencubrimiento que involucrara a Flynn entre el momento en que se realizaron las llamadas de Kislyak y el FBI ya tenía las transcripciones con el nombre de Flynn revelado, parece que su nombre nunca se encubrió para empezar.

Eso se alinearía con la afirmación de Comey de que “no difundimos esto [redactado] en alguna inteligencia concluida”.

Si no se elaboró un informe de inteligencia con base en las llamadas de Kislyak, esto sugeriría que el FBI distribuyó las intercepciones en bruto, probablemente en forma de transcripción.

Un integrante del Congreso discutió este asunto durante una entrevista el 19 de diciembre de 2017 con el entonces subdirector del FBI Andrew McCabe.

El empleado citó el testimonio anterior de Comey, “No difundimos esta información” y añadió que Comey “se refería a esos cortes técnicos específicos”.

“Creo que su descripción es precisa”, respondió McCabe en última instancia.

McCabe describió el origen de las transcripciones de la siguiente forma: “Surgieron —las encontramos con esfuerzo— sin entrar en demasiadas explicaciones —en un esfuerzo por responder a una tarea de [redacción] y los resultados de lo que encontramos se comunicaron a la Agencia, que creo que tenía el bolígrafo en esa respuesta”.

Flynn fue acusado de mentirle a los agentes del FBI durante una entrevista del 24 de enero de 2017. Él se declaró culpable, pero luego renunció a la declaración y pidió al tribunal que le permitiera retirarla. El Departamento de Justicia decidió retirar el caso el 7 de mayo, diciendo que la entrevista con el FBI no se basó en una investigación propiamente dicha y “al parecer se realizó solo para obtener esas mismas declaraciones falsas y, por lo tanto, criminalizar al Sr. Flynn”.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Cómo el comunismo corrompió el pensamiento humano

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS