Novia se casa en asilo de ancianos para cumplir el sueño de su abuela de verlos jurarse amor eterno

Por Eduardo Tzompa
17 de Octubre de 2020
Actualizado: 17 de Octubre de 2020

Una pareja decidió casarse en el patio de una residencia de ancianos de Fullerton, California, para cumplir el sueño de la abuela de la novia de ser parte del feliz momento.

Steven Shoemaker y Kirsten Haigh habían planeado una gran boda en Costa Mesa con al menos 150 invitados, informó ABC7. Sin embargo, la pandemia del virus del PCCh, (Partido Comunista Chino) cambió sus planes por completo.

Haight, quien no quería que su abuela faltará a la boda, pidió permiso para casarse en el estacionamiento de Park Visa Health Center y obtuvo mucho más de lo que ella esperaba.

“Nunca había estado en ninguna [boda] como esta, pero de alguna manera han hecho un muy buen trabajo”, dijo su abuela, Jerry Goss.

Imagen Ilustrativa (Crédito: Olcay Ertem / Pixabay)

Aunque Goss hubiera deseado que la pareja tuviera la boda de sus sueños, estaba feliz al verlos declararse amor eterno.

“Tú sabes, tenemos que hacer lo mejor en la vida. No todo funciona sin problemas”, dijo Goss.

Debido a las medidas sanitarias requeridas por la pandemia, la pareja tuvo que reducir su lista de invitados e incluso el hermano del novio tuvo que oficiar la ceremonia para permitir un invitado más a la boda.

“Cada uno de ellos cuenta. Si se trae a un oficiante y de repente estamos en 14, 15 personas, eso no funciona”, dijo Shoemaker.

Haight contó que todos los invitados se tomaron la temperatura y utilizaron desinfectante de manos para cumplir con las precauciones de la residencia de ancianos.

Steven Shoemaker y Kirsten Haigh no fueron los únicos en superar los obstáculos para casarse en medio de la pandemmia.

Novia sin piernas cumple su sueño de caminar al altar el día de su boda sin silla de ruedas

Una novia sin piernas de Filipinas también tuvo dificultades para planear su boda a causa de la pandemia del virus del PCCh. Sin embargo, logró cumplir su sueño de caminar al altar vestida de blanco como cualquier otra chica.

Rosie Babor, de la ciudad de Cebu, Filipinas, quien celebró su boda este 5 de octubre después de 3 años de relación, dijo: “Quería que todo fuera perfecto en mi boda, así que sabía que tenía que “caminar” por el pasillo. Hizo que el día fuera mucho más especial, superando esa pequeña dificultad”, según Daily Mail.

Imagen de archivo. (Scott Olson/Getty Images)

Inicialmente, Rosie había planeado usar su silla de ruedas en el día más importante de su vida. Sin embargo, decidió usar la fuerza de sus caderas y mano derecha para su gran entrada.

En un video de su boda, se puede ver a Rosie sosteniendo en su mano izquierda el ramo y luciendo un vestido personalizado que le permitió moverse por el pasillo. Mientras ella camina hacia su novio, Mario Pérez, se puede escuchar a los asistentes pedirle que se detenga y sonría a la cámara.

Arvin Sumagang, uno de los amigos de la pareja de recién casados, dijo al medio de comunicación que estaba feliz de que los dos pudieran formar una familia y que Rosie hubiera cumplido “el sueño de todas las chicas”.

“Su historia es inspiradora y estoy feliz de que se hayan conocido”, dijo Sumagang y explicó que la pareja paso por muchas dificultades en sus planes de boda a causa de la pandemia del virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

Aunque la región donde vive Rosie todavía sigue en cuarentena y la asistencia fue limitada, a la ceremonia asistieron algunos familiares y amigos.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

Calma para el alma: la quietud de la madrugada de pie bajo las estrellas

TE RECOMENDAMOS