Nueve razones para considerar la educación en casa

Asumir las riendas de la educación de sus hijos tiene un montón de ventajas únicas

Por Barbara Danza
26 de Agosto de 2023 11:05 PM Actualizado: 26 de Agosto de 2023 11:05 PM

La decisión de educar a los hijos en casa no suele tomarse a la ligera. Parece un camino arriesgado, una elección inusual, quizá incluso un acto de rebeldía. Cada año, a un ritmo cada vez más rápido, son más los padres que se arman de valor, dan el salto e inician este camino lleno de retos.

¿Qué impulsa a los padres a abandonar la típica ruta escolar, nadar contracorriente y asumir la enorme responsabilidad de educar a sus hijos? He aquí nueve razones habituales por las que las familias deciden educar a sus hijos en casa.

Actividades extraescolares exigentes

Si un niño tiene un talento o una habilidad extraordinarios (en deportes, artes, etc.) que exigen un compromiso importante de tiempo o de desplazamiento, los padres pueden optar por educarlo en casa para permitirle flexibilidad de horarios o de ubicación.

Necesidades especiales

Los padres pueden considerar que las dificultades de aprendizaje u otras necesidades especiales son difíciles de abordar adecuadamente en algunos entornos escolares tradicionales. Es difícil competir con las ventajas de una proporción de alumnos por profesor de uno a uno, y es posible que los alumnos con necesidades especiales no reciban la atención que necesitan cuando participan en una clase con distintas capacidades académicas y estilos de aprendizaje.

Dar prioridad a las enseñanzas religiosas o espirituales

Los padres que desean incorporar sus creencias espirituales a la educación de sus hijos pueden considerar que la educación en casa es una mejor opción.

Más tiempo en familia

Las horas de clase, junto con las actividades extraescolares, empiezan a acumularse rápidamente incluso para los niños más pequeños. Algunos padres optan por la educación en casa para reducir la separación que la escuela tradicional impone a su vida familiar.

Insatisfacción con el plan de estudios

El currículo académico prescrito en el sistema escolar tradicional lleva a algunos padres a desear algo mejor. Ahora es más fácil que nunca encontrar opciones alternativas para alumnos con distintos estilos de aprendizaje, intereses y capacidades.

Entorno social negativo en la escuela

Los padres que consideran que el entorno social o cultural al que envían a sus hijos cada día es insatisfactorio o no se ajusta a sus valores suelen buscar en la educación en casa una buena alternativa.

El niño desea ser educado en casa

Una simple petición de un hijo puede llevar a los padres a estudiar la opción de la educación en casa y considerarla viable. Los niños motivados y autodirigidos pueden encontrar asfixiantes los colegios tradicionales y anhelar la idea de una opción más desafiante o de base más amplia.

Los niños superdotados exigen más

Un niño superdotado puede encontrar pocos retos en un colegio tradicional y aburrirse o desmotivarse en un entorno así. Cuando la luz de la curiosidad parece apagarse, algunos padres recurren a la educación en casa para reavivar esa chispa interior.

Libertad

Para muchos padres, dejar de lado el camino prescrito y las numerosas obligaciones y limitaciones que conlleva supone una invitación a seguir el propio camino difícil de ignorar. Permitir a los niños la libertad de perseguir sus curiosidades hasta el final, dictar su propio horario, viajar cuando uno quiera y mucho más son las ventajas de la educación en casa con las que sueñan muchas familias.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.